El Heraldo
¡Con la tricolor puesta! Estos dos ciudadanos votaron.
Giovanny Escudero
Política

Fiebre mundialista contagió a los electores en el área metropolitana

El triunfo de la Selección Colombia ante Grecia subió el ánimo de los atlanticenses que madrugaron a votar con la camiseta tricolor puesta. Pese a Ley seca, más de uno se pasó de tragos en Soledad.

La fiesta futbolera que vivió el día anterior el país con la victoria de Colombia sobre Grecia, siguió ayer, pero en los puestos de votación.

 

Aún con la camisetas de la tricolor puesta, miles de ciudadanos que residen en Barranquilla y los municipios del área metropolitana salieron a ejercer su derecho democrático.

En Soledad, otra vez los motocarros fueron el mejor medio de transporte de los electores para llegar a sufragar.  No hubo impedimento físico, cansancio o incluso guayabo para cumplir con su deber.

En el colegio Franciso Jose de Caldas,en las primeras horas de la jornada electoral se percibió un gran número de ciudadanos de la tercera edad que se acercaron a las urnas.

“Fijo, es porque los jóvenes aún están festejando el triunfo de la Selección”, comentó una de las jurados de votación. En el Colegio Metropolitano de Soledad 2.000, el puesto de votación más grande del municipio, con 48 mesas, el panorama era similar al resto: mucho flujo de electores antes del mediodía. “Hoy veo mucho más gente que en la primera vuelta”, anotó Gustavo Castiblanco, que pese a estar en silla de ruedas, acudió a las urnas como de costumbre lo hace en todas las elecciones.

En este sector, cerca de 30 ciudadanos, en su mayoría  empleados de empresas, tuvieron que esperar más de horas en las gradas de la cancha del colegio para que los delegados de la Registraduría les entregaran el certificado de jurado de votación.


Desde tempranas horas un gran número de ciudadanos llegaron al Colegio Francisco José de Caldas, en Soledad.

Ellos aparecían como jurados suplentes, pero como los titulares acudieron, recibieron sus certificados de asistencia, como lo señala la norma.

Según Luis Escorcia, empleado de Gecolsa, él acudió a las 7 a.m. a ese puesto de votación, y pese que ya no necesitaban más jurados, a las 11 a.m., aún no les habían entregado el certificado. En mayoría eran empleados de la Mina y de municipios como Santo Tomás y Palmar de Varela.

En Soledad, como ha ocurrido en otras jornadas, un alto porcentaje de buses y motocarros recorrían el municipio con propaganda política de ambos candidatos.

En la plaza principal, el rumor de la compra y venta de votos  también se  paseaba de un lado a otro entre quienes a esa hora del medio día y a pesar de la ley Seca, disfrutaban de varios tragos de ron.

“Allí en esa casa están comprando votos a diez mil pesos”, gritaban tres abuelos que no soltaban la botella de licor.

Pero si bien las autoridades no encontraron pruebas contundentes sobre lo asegurado por los tres borrachitos de la plaza, sí se evidenció un gran flujo de motocarros con pasajeros que llegaban al lugar.

En Malambo, el secretario del Interior del Atlántico, Jaime Berdugo, celebró la masiva presencia en las urnas en medio de total tranquilidad.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.