Últimas noticias

El exboxeador estadounidense Mike Tyson autografió la camiseta de Junior y se la puso.
11:13

El legendario excampeón mundial de los pesos pesados es...

11:00

El director de Asoportuaria, Alfredo Carbonell, manifestó...

10:28

El hecho se presentó durante la mañana de este viernes en...

09:37

El certamen, de entrada libre, se realiza hasta este...

09:17

A propósito del Día del Alzehimer, desarrollar tratamientos...

Un empleado de la gasolinera le muestra el datáfono a un cliente que acaba de tanquear su vehículo.
08:35

El sistema contempla además un aumento del precio y limita...

Esquina de la calle 68 con carrera 26C donde ocurrieron los hechos.
08:12

Los testigos narraron que la víctima de 26 años había...

Visitantes en el museo de Pablo Escobar en Medellín.
07:46

El viceministerio de Turismo y la Alcaldía sellaron el...

07:18

El gobernador indígena de este pueblo se refirió al fallo...

06:55

No se han hallado más supervivientes desde que se...

El titulo es:Caso ‘Santrich’ ¿Qué pasará con el acuerdo de paz?

Caso ‘Santrich’ ¿Qué pasará con el acuerdo de paz?

Posibles malos manejos en los recursos del posconflicto, choques entre la JEP y la justicia ordinaria y el futuro de la base exguerrillera, entre los temas que animan el debate nacional. 

Archivo
Archivo
Archivo

Temas tratados

Farc -

Posibles malos manejos en los recursos del posconflicto, choques entre la JEP y la justicia ordinaria y el futuro de la base exguerrillera, entre los temas que animan el debate nacional. 

La captura el pasado lunes de Seuxis Hernández Solarte –más conocido como ‘Jesús Santrich’–, ex negociador de las Farc en La Habana y representante del Atlántico por el partido que surgió de la desmovilización, sacudió esta semana al mundo político del país. 

El hecho sirvió no solo para prender la campaña presidencial, pues los sectores opositores y afines a la firma del Acuerdo sacaron pecho y recalcaron sus respectivas posiciones –unos, alegando que ya se había advertido sobre la “impunidad”; los otros, argumentando que el acuerdo había quedado bien hecho–, sino que además puso sobre la mesa varios interrogantes sobre el futuro de la implementación de lo pactado, y la forma como este se viene desarrollando.

A nivel jurídico, por ejemplo, la captura dejó abierta la discusión sobre la competencia de la Justicia Especial para la Paz (JEP) –que fue la jurisdicción que creó  el Acuerdo para juzgar a exguerrilleros y militares envueltos en el conflicto– y el choque que se habría dado con la de la justicia ordinaria.

Mientras la Fiscalía General de la Nación alegó la “contundencia” de las pruebas contra el exguerrillero,  y por tanto la urgencia de su captura para que no se fugara, varios juristas han expresado que el ente investigador violó el procedimiento establecido, que era haber consultado a la JEP para luego sí proceder con la detención.

A esto se sumó las declaraciones de la Farc, que aseguró que detrás de la captura de su copartidario había un plan “orquestado por el gobierno de Estados Unidos con el concurso de la fiscalía colombiana”, lo cual puso la discusión en un plano más político.

“El proceso de paz se encuentra en su punto más crítico y amenaza con ser un verdadero fracaso (...). Por cuenta de la perversa actuación de la Fiscalía, se iniciará el desmonte de la JEP”, señaló el ahora grupo político en un comunicado. Las diferentes interpretaciones siguen dándose.

Otro de los aspectos que ha dejado entrever el episodio ‘Santrich’, es el posible mal manejo de los  recursos destinados para los diferentes proyectos que tienen como objetivo la consolidación del posconflicto.

En este punto, la figura de Marlon Marín, sobrino de Luciano Marín Arango, más conocido como ‘Iván Márquez’, es la pieza clave. De acuerdo con la Fiscalía,  Marín sería la cabeza de una red de intermediaros que estarían interesados en la adjudicación irregular de proyectos dirigidos a los reinsertados de las Farc.

Por último, una de las grandes dudas que quedó entre el tintero  fue la forma como la base de exguerrilleros, que hoy por hoy se encuentra en las diferentes zonas de capacitación y reinserción, está asumiendo el hecho de la captura de quien otrora fuera uno de sus principales comandantes.

El lunes en la noche, luego de que se había producido la captura de Seuxis Hernández por parte del CTI, el presidente Juan Manuel Santos dio una declaración junto al fiscal general, Néstor Humberto Martínez, indicando que este último le había informado de la existencia de pruebas “contundentes y concluyentes” en la implicación de ‘Santrich’  para el envío de 10 toneladas de cocaína a Estados Unidos.

Captura y extradición, el lío jurídico

Santos, aunque dijo que se respetaría el debido proceso, advirtió que quien hubiera cometido un delito después de la firma del Acuerdo, sería sometido a la justicia ordinaria.

Martínez, por su parte, se limitó a anunciar la existencia de una circular roja con fines de extradición emitida por la Interpol a solicitud del Departamento de Justicia de Estados Unidos, a raíz de una acusación que, en efecto, había emitido un juzgado de Nueva York con la que se le endilgó a Santrich conspiración para exportar esa cantidad de droga.

Las discusiones jurídicas que se empezaron a desarrollar desde ahí, apuntaban a resolver, precisamente, el lío jurídico que implicaban la captura y extradición por una orden internacional de un líder exguerrillero vinculado a la JEP. Las normas que se derivaron del Acuerdo no dejaron claridad sobre ello y las interpretaciones no se dieron a la espera.

Lo primero que se cuestionó fue si la captura de la Fiscalía había sido la correcta o no. Néstor Humberto Martínez, fiscal general, expresó que las pruebas contra Santrich eran concluyentes, y que por tanto la captura se hacía con el objetivo de que el acusado no se fugara.

“Hay pruebas electrónicas, pruebas documentales, videos que dan cuenta de la intervención de Santrich en actividades de narcotráfico. La circular de Interpol menciona que los hechos ocurrieron a partir del mes de junio de 2017 –seis meses luego de la firma del Acuerdo–”, dijo Martínez.

Sus contradictores, no obstante,  alegaron que en el Acto Legislativo 01 de 2017 – el cual le dio vida jurídica a la Justicia Especial de Paz– se estableció que sería la Sección de Revisión del Tribunal para la Paz la que evaluaría, previa investigación, si el caso del acusado debía ser asumido por esa jurisdicción alternativa o por la ordinaria.

La defensa de Santrich ha dicho, justamente, que además de demandar penalmente a Martínez Neira, la captura por parte dela Fiscalía no fue válida porque se violó el debido proceso.

La segunda discusión, entre tanto –y en la que no obstante parece haber más consenso–, giró alrededor de qué jurisdicción debía asumir la decisión de si Santrich era o no enviado en Estados Unidos en extradición. Si bien la JEP aparece como la que debe entrar a determinar si la acusación contra el exguerrillero corresponde a hechos cometidos con posterioridad al primero de diciembre de 2016, todavía falta que la Fiscalía haga el traspaso del expediente a esta jurisdicción.

La ausencia de una Ley de Procedimiento, que está a la espera de que el Congreso la tramite, podría demorar ese paso del archivo de la justicia ordinaria a la especial. Así las cosas, las discusiones jurídicas siguen en pie.

¿Qué pasa con los dineros del posconflicto?

De acuerdo con la Fiscalía, el caso Santrich se destapó porque desde hace un tiempo se venía investigando a uno de los implicados en otro escándalo –el del mal manejo de los dineros del posconflicto– que resultó ser, además, el supuesto enlace del líder de la Farc con el cartel de Sinaloa.

Marlon Marín, a quien  el ente investigador interceptó telefónicamente, estaría al frente de una red de intermediarios que tendría el interés de entregar a dedo contratos relacionados con los proyectos productivos del posconflicto.

La apertura de indagatoria por parte de la Fiscalía a Marín y a otras ocho personas –María Elvira Valencia Gómez, José Domingo Ardilla Neira, María Isabel Rueda Rueda, Yéssica Gómez, Nayib Vergara, Viviana Arias Garzón, Sonia Velosa Mogollón y Aldemar Cuello– fue la gota que rebozó la copa en el eco de rumores sobre el mal manejo de esos recursos que se venía escuchando desde un tiempo atrás.

La salida, primero, de Marcela Huertas de la Unidad Técnica Consultiva del Fondo Colombia Sostenible, y posteriormente la de Gloria Ospina del Fondo Colombia en Paz (el primero apéndice del segundo) ya habían marcado señales de que algo estaba sucediendo.

Estos presuntos líos en la administración de los recursos para el posconflicto, podrían ser parte de la explicación en la demora de la puesta en marcha de los proyectos productivos que están previstos para los exguerilleros.

¿Qué pasa en los territorios?

Con la captura de Santrich, otra de las grandes preguntas que quedaban en el aire era la forma como iba a responder la base exguerrillera que hoy por hoy ya puede moverse por fuera de las zonas de capacitación y reinserción, pero que se concentra allí para poner en marcha los proyectos productivos que el Acuerdo le prometió.

Para los expertos, si bien en este sector se mantiene la percepción de que se trata de un montaje judicial, es baja la probabilidad de que se presente una desbandada hacia las disidencias, con contadas excepciones de algunos mandos medios que podrían ver en riesgo su futuro judicial.

“La captura de Santrich tiene sin duda un impacto en la base. Para ellos, más allá de si esto es cierto o no, esto es más o menos una traición, un montaje. Con esto, lo que realmente preocupa es la situación de los mandos medios. Por eso lo que se debe garantizar es el debido proceso y la transparencia del mismo. Sobre si habrá desbandada o no, habrá que esperar.

Las Farc emitieron, tras la detención de Santrich, un comunicado serio que llamó a la calma”, indicó en diálogo con EL HERALDO Ariel Ávila, subdirector de la Fundación Paz y Reconcilaición.

Opinión similar tuvo Luis Fernando Trejos, docente e investigador del Departamento de Ciencia Política de la Uninorte, quien señaló que la desbanda no sería tan posible en las bases, sino “en los mandos medios que durante la guerra estuvieron más vinculados a las rentas ilícitas”.

En efecto, luego de la captura, Rodrigo Londoño, ‘Timochenko’, y el presidente Juan Manel Santos mantuvieron el miércoles una reunión, en la que se acordó la creación de una comisión especial para que la implementación del Acuerdo de impulsara. Un claro mensaje para la base.

Luego del suceso, la Farc también emitió un comunicado con el que dejó entrever que las responsabilidades eran individuales, y que ellos, como organización política, se mantenían firmen con el cumplimiento de lo pactado.

Temas tratados

Farc -

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN Política
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
¡Hola!

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales:

Inicia Sesión
Regístrate
¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
sssssss
La sesión ha sido cerrada con exito
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
#Rusia2018 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí
¿Quieres asistir a la inauguración? Compra tus entradas aquí
¡Estamos listos! marcadores en cero, inicia la segunda fase. Haz tus predicciones AQUÍ
Continuar al sitio
Noticias más leídas del 2017 1