Análisis Ley del Montes: Con gabinete nace la ‘oposición ...

Últimas noticias

Hospital Universitario del Caribe de Cartagena donde fue trasladada la niña de cuatro años.
18:05

Las primeras versiones señalan que el abuelo la habría...

El actor Carlos Vergara durante una de las escenas de la película.
17:56

El filme está escrito, dirigido y protagonizado por el...

17:37

Con el acto simbólico de entrega de medallas, el mandatario...

Universidad San Martín sede Puerto Colombia.
17:32

El Ministerio resolvió favorablemente el recurso de...

El general Óscar Naranjo, nuevo vicepresidente de la República.
16:50

​El exdirector de la Policía Nacional y exnegociador en los...

Durante este mes se están realizando jornadas de conciliación en las sedes de la Fiscalía.
16:12

Estos organismos intermediadores buscan ayudar con la...

Jiang Zhipeng, jugador de la selección de China y del Guangzhou R&F.
15:57

En una dramática carta dirigida al presidente de la...

Christian Daes recalcó que no tenía ningún interés en comprar las acciones de Junior.
15:56

Aseguró que aprecia a los Char y que sabe perfectamente que...

La primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, y la colombiana Natalia Ponce, galardonada este martes en Washington.
15:46

La colombiana, víctima de ataque con ácido hace tres años,...

El titulo es:Análisis Ley del Montes: Con gabinete nace la ‘oposición gobiernista’

Análisis Ley del Montes: Con gabinete nace la ‘oposición gobiernista’

El presidente Juan Manuel Santos designó nuevos ministros teniendo en cuenta la milimetría política y las cuotas regionales. ¿Quiénes ganan y quienes pierden con el nuevo reparto en el gabinete?
Clara López, excandidata presidencial del Polo Democrático fue nombrada como ministra de Trabajo y Jorge Londoño, exsenador y exgobernador de Boyacá por Alianza Verde es el nuevo ministro de Justicia.

Temas tratados

El presidente Juan Manuel Santos designó nuevos ministros teniendo en cuenta la milimetría política y las cuotas regionales. ¿Quiénes ganan y quienes pierden con el nuevo reparto en el gabinete?

El llamado por el presidente Juan Manuel Santos, “gabinete para el posconflicto”, terminó convertido en un motivo más de controversia nacional. La decisión del mandatario de darle representación a quienes no habían hecho parte de la llamada Unidad Nacional, como el Polo Democrático y el Partido Verde, llevó a congresistas de esos partidos a cuestionar no solo el ofrecimiento, sino la aceptación del cargo por parte de los nuevos funcionarios.

En efecto, tanto Clara López, nueva ministra de Trabajo, como Jorge Londoño, nuevo ministro de Justicia, recibieron duros cuestionamientos por parte de los senadores Jorge Enrique Robledo y de Claudia López, quienes consideran que los nuevos integrantes del gabinete ministerial de Santos no debieron aceptar la designación. De ellos, el más categórico fue Robledo, quien puso a la nueva ministra de Trabajo a escoger entre la Presidencia del Polo, cargo que ocupa en la actualidad, o el Ministerio. “El Polo Democrático ha sido y seguirá siendo un partido de oposición al gobierno de Santos”, afirmó Robledo.

La senadora López -por su parte- afirmó que la Alianza Verde “no hace parte del gobierno del presidente Santos. Jorge Londoño se representa a sí mismo, no a los verdes. Nuestro apoyo a la paz es gratuito, pero no vamos a apoyar a un gobierno que administra con corrupción y mermelada”.

Por los lados del Partido Conservador, que mantiene una dualidad colaboracionista con el Gobierno, la designación de Germán Arce como nuevo ministro de Minas -cartera que tradicionalmente ha sido cuota azul- también generó controversia, por cuanto varios congresistas sostienen que Arce -más que ser cuota del conservatismo- es ficha del ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas. “El nuevo ministro no le va a reportar al Partido sino directamente al Ministro”, me dijo un senador conservador con quien hablé sobre sus imprecisiones del nuevo gabinete.

Los cambios en el gabinete llevaron a los liberales -encabezados por el ex presidente César Gaviria y el senador Horacio Serpa- a mostrarles los dientes a Santos. Serpa llegó a decir que no le encontraba mucho sentido a la llamada Unidad Nacional. El inconformismo rojo tiene que ver -en realidad- con la exclusión del vicefiscal Jorge Perdomo de la terna para ser Fiscal General de la Nación. A ello se suma que -a la hora de sumar y restar- terminaron perdiendo un ministerio, por cuenta de que Santos debió repartir la torta con los nuevos invitados, el Polo y los verdes. No obstante, al liberalismo le fue muy bien con la designación de varios viceministros.

El Partido de La U ganó perdiendo. Veamos: mantiene su cuota de cuatro ministerios -aunque sus dirigentes aspiraban a tener más- pero su carta principal -el ex presidente del partido, Sergio Diazgranados- quedó por fuera de gabinete. Lograron quitarle a Cambio Radical el ministerio de Transporte, pero perdieron la cartera de Ambiente.

Mientras que Cambio Radical perdió el Ministerio de Transporte, pero ganó Ambiente. El retiro de Luis Felipe Henao -el ministro mejor calificado del anterior gabinete- significa un duro golpe para el partido del vicepresidente, Germán Vargas Lleras. No obstante, a esa cartera llega la exalcaldesa de Barranquilla, Elsa Noguera, exfórmula vicepresidencial de Vargas Lleras, una de las mejores calificadas del país.

El nuevo gabinete es, pues, una mezcla de milimetría política y regional, que incluyó a la casi totalidad de los partidos y movimientos que tienen representación en el Congreso de la República, con la excepción del Centro Democrático, que orienta el ex presidente y actual senador, Álvaro Uribe Vélez. “En plata blanca, ello significa que el único partido opositor a Santos es el Centro Democrático y ello nos hace sentir orgullosos”, me dijo un senador de ese partido. ¿Qué significa el nacimiento de la “oposición gobiernista” del Polo Democrático y de los verdes? ¿Que hay detrás de la rebeldía liberal? ¿Gabinete histórico o pura milimetría partidista?

La “oposición gobiernista” del Polo y los verdes
Para que una democracia se fortalezca se requiere de una oposición fortalecida. Punto. La democracia se fortalece desde la oposición, que debe contar con plenas garantías para el desempeño de sus funciones, especialmente aquellas que tienen que ver con el control político. En Colombia -sin embargo- los gobiernos prefieren cooptar a los opositores en lugar de brindarles garantías. Pasó con el liberalismo hace algunos años y está pasando ahora con el Polo Democrático y el Partido Verde, que ven como dos de sus líderes más connotados -Clara López y Jorge Londoño- sucumbieron ante los ofrecimientos presidenciales. Aunque senadores de ambos partidos, como Jorge Enrique Robledo y Claudia López, cuestionaron duramente el ofrecimiento y la aceptación del cargo, lo cierto es que tanto el Polo como los verdes ya hacen parte del Gobierno. Mucho más si se tiene en cuenta que ni López ni Londoño, renunciaron o fueron expulsados de sus partidos. Es decir, en Colombia acaba de nacer una figura bastante exótica para una democracia: la oposición gobiernista, que permite ser opositor del Gobierno, pero hacer parte del mismo.  Hizo mal Santos en ofrecer los cargos, pero también se equivocaron López y Londoño en aceptarlos, pues a la postre el único que se debilita es el sistema democrático.

¿Ministros a “título personal” o manoseo de los partidos?
Los ministros representan a los partidos y movimientos políticos, que son quienes los respaldan en los momentos de dificultad. Nadie es ministro “a título personal”, como ocurre con los médicos de cabecera. Un ministro representa a un partido o movimiento político, no se representa a sí mismo. Clara López, por ejemplo, ha sido candidata vicepresidencial y  presidencial, candidata a la Alcaldía de Bogotá y alcaldesa encargada a nombre del Polo Democrático, que la ha respaldado. No han sido “candidaturas personales”, como no puede ser personal el ofrecimiento del Ministerio de Trabajo como tampoco su aceptación del cargo. Ocurre lo mismo con Jorge Londoño, quien ha sido gobernador de Boyacá y senador a nombre del Partido Verde. Ahora pretende ser ministro de Justicia “a título personal”. De esta forma los partidos políticos terminan manoseados y utilizados por quienes hacen valer sus ambiciones personales por encima de los intereses de sus partidos. Con toda razón hay en estos momentos militantes del Polo y del Partido Verde que se preguntan, ¿somos o no opositores de Santos? Y en ese sentido el discurso según el cual el Polo y los verdes respaldan la paz con las Farc, pero no a Santos, carece de coherencia, pues tanto el Presidente como el Gobierno son uno solo. El Presidente que negocia con las Farc es el mismo que toma las decisiones que no les gustan a los del Polo y a los verdes.

La inconformidad de Gaviria y Serpa con Santos
“Si la rabia de Gaviria y de Serpa con Santos es porque les quitó un ministerio, ese problema es muy fácil de resolver: les nombra otro ministro y se acaba el problema”, me dijo un representante a la Cámara de Cambio Radical, al indagarle por la inconformidad en las toldas rojas con Santos. Y es que en el remezón ministerial, el liberalismo perdió la cartera de Justicia, pues Yesid Reyes salió del gabinete para darle paso a Jorge Londoño. Reyes hace parte de la terna para ser Fiscal General. La pataleta de Gaviria y Serpa sorprendió porque el liberalismo ha sido consentido por Santos, desde su primer mandato. De hecho, mantuvo las carteras del Interior con Juan Fernando Cristo, Relaciones Exteriores con María Ángela Holguín, Defensa con Luis Carlos Villegas, TIC con David Luna y Salud con Alejandro Gaviria. Además, Rafael Pardo, ministro del posconflicto, queda encargado del Ministerio de la Presidencia. También mantiene la nómina de Planeación Nacional, en cabeza de Simón Gaviria, hijo del ex presidente César Gaviria. No hubo, pues, tal poda liberal. Pero, además, al perder Cambio Radical el ministerio de Transporte, los liberales respiraron tranquilos porque dicha cartera le permitía protagonismo y chequera al vicepresidente Germán Vargas Lleras, cuya candidatura presidencial en 2018 es una de las preocupaciones de Gaviria y Serpa.

Minhacienda, ¿con ministro propio?
El Partido Conservador mantuvo uno de los ministerios estrella: el de Hacienda, en cabeza de Mauricio Cárdenas. Aunque no hacen parte de la Unidad Nacional formalmente, sus congresistas tampoco son opositores radicales al Gobierno, como ocurre con el Centro Democrático o con el mismo Polo Democrático. La inconformidad con Santos radica en que el nuevo ministro de Minas, Germán Arce, es cuota de Cárdenas más que los conservadores. En otras palabras: hay un sector del Partido que considera que el jefe de Arce es Cárdenas y no ellos. Para varios congresistas azules, la realidad es que los conservadores tienen un ministro (Cárdenas) y Cárdenas, a su vez, tiene otro ministro (Arce). Al igual que sucede con los liberales, los azules también aspiran a tener candidato o candidata presidencial en 2018. Ocurre, sin embargo, que quien podría ponerse esa camiseta es Marta Lucía Ramírez, quien no es partidaria de la participación del conservatismo en el gobierno de Santos. El ala gobiernista del Partido, en cabeza del senador Efraín Cepeda, mantiene profundas diferencias no sólo con Ramírez, sino con otros voceros autorizados de la colectividad, como el senador David Barguil. Por lo pronto, los gobiernistas ganan el pulso.

Temas tratados

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN Política
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
¡Hola!