El Heraldo
Panelistas nacionales e internacionales que participarán el próximo jueves, 8 de septiembre, en el foro de periodismo científico.
Educación

Perspectivas y desafíos que la pandemia deja al periodismo

La Universidad Simón Bolívar ofrecerá el primer Foro Internacional de Periodismo Científico. Participan panelistas de Colombia, Argentina y Costa Rica.

¿Qué enseñanzas y desafíos deja la pandemia al oficio del periodismo? ¿La ciencia no merece la importancia que tienen otras fuentes que cubren los medios de comunicación? ¿Cómo y de qué manera aportaron las universidades a la búsqueda de soluciones?

Teniendo como base estos y otros interrogantes se pondrá en marcha el primer Foro Internacional de Periodismo Científico: Perspectivas y desafíos pospandemia.

Será de 2:00 a 6:00 de la tarde el próximo jueves 8 de septiembre, en la Casa de la Cultura de América Latina, ‘La Perla’, de la Universidad Simón Bolívar.

En el encuentro se plantearán reflexiones sobre las experiencias vividas en medio de los picos más altos de la pandemia del covid-19, la manera en que los directores de medios de comunicación y directivos universitarios lideraron sus grupos para continuar los procesos noticiosos y educativos, e igualmente, lo que podría depararle al periodismo y la educación superior con la virtualidad y las nuevas tecnologías.

“El periodismo científico, además de informar y divulgar los hechos relativos a la ciencia, educa a través del lenguaje común y decodificado para la fácil comprensión de toda la sociedad; esta especialidad, como rama de la actividad periodística, es pertinente e imprescindible”, afirma José Consuegra Bolívar, rector de Unisimón, organizadora del evento.

 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
El Heraldo
Economía

Puerto de Barranquilla, una plataforma logística que no se detiene

Los indicadores del terminal son positivos y prometen crecimiento.

Después de las vicisitudes que por varios años ha enfrentado el canal de acceso, es común pensar que el Puerto de Barranquilla ha cesado sus operaciones, sin embargo, este terminal sigue avanzando de forma sostenida año tras año.

Barranquilla y el Atlántico

La vocación logística de la capital atlanticense es innegable. Por la zona portuaria de Barranquilla, que genera más de 23.000 empleos y cuenta con más de 10 terminales en operación, se mueve 65% del acero, 25% del granel, 25% de los fertilizantes, 10% de la carga general y 80% del coque del país.

Además, hay que tener en cuenta que los puertos son apenas un eslabón dentro de los atributos de la ciudad y el departamento.

El Atlántico y Barranquilla son ejemplo para el país, porque son entes territoriales que han trabajado lento pero sin descanso por tener indicadores de desempleo bajos, un crecimiento sostenido, políticas  claras para la atracción de inversión y un personal preparado para asumir los retos que el territorio demanda, lo que conduce al desarrollo de Nearshoring del que tanto se habla desde la pandemia del covid- 19.

Lo anterior impulsa a seguir exigiendo condiciones óptimas de operación porque si ya hoy la zona portuaria tiene relevancia a nivel país, con las condiciones adecuadas su potencial es enorme.

 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
El Heraldo
Jeisson Gutiérrez
Barranquilla

INS entregó reconocimiento al Distrito por manejo de la pandemia

La directora del Instituto Nacional de Salud, Martha Ospina, entregó este jueves la exaltación a la administración local en la Casa de la Cultura “La Perla’. 

En el marco de la rendición de cuentas de la gestión sectorial salud 2021 en el Distrito, el Instituto Nacional de Salud (INS) reconoció a Barranquilla como uno de los entes territoriales del país que  “dio el paso”, pasando de comités de análisis a salas de análisis de riesgo, logrando consolidarse actualmente como un centro de operaciones de emergencia.

“Barranquilla tiene una característica especial y es que acá entienden muy bien el enfoque de gestión de riesgos en lo individual y colectivo. Tradujeron lineamientos nacionales a los barranquilleros también los han podido operativizar en territorio con la colaboración de públicos y privados. Eso permitió mitigar el riesgo en medio de situaciones muy complejas”, destacó Martha Ospina, directora del INS.

La funcionaria expuso que, pese a que la pandemia inició a pocos meses de la posesión de la administración actual, Barranquilla “logró reacondicionarse rápidamente”, siguiendo la línea de ruta trazada por el Gobierno nacional sobre el manejo de la pandemia.

“Por eso entregamos un reconocimiento especial, destacando la innovación de la ciudad y la capacidad de respuesta, ofreciendo apoyo a todo el país y llegando a muchos territorios. De verdad, los felicito”, expuso Ospina, desde la Casa de la Cultura de América Latina, “La Perla”, ubicada en el barrio El Prado.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
El Heraldo
Opinión

El riesgo de ser infectólogos

Saber que algunos de nuestros colegas se fueron durante la pandemia, y que los trabajadores de la salud no han recibido un verdadero reconocimiento, nos deja inconformes e impulsados a recomendar cuidar, proteger al gremio de la salud, mejorando sus condiciones laborales y de vida. Además, se deben dar las mejores condiciones de protección en el trabajo para evitar los contagios institucionales.

“Sabes que, creo que tengo la misma enfermedad que estamos estudiando, no parece una simple gripa”, esto dijo el Dr. Carlo Urbani, a otro colega de la OMS. Se había dado cuenta que su enfermedad se estaba empeorando. El Dr. Urbani hacía parte de un grupo de investigadores de la Red Mundial de Alerta y respuesta de brotes, y falleció de esta enfermedad el 23 de marzo de 2003, como un mártir de la Medicina, uno más de los especialistas en el control de las enfermedades infecciosas ( copia de mi publicación en El Heraldo).  Este brote de coronavirus se diseminó inicialmente desde Vietnam, no llegó a Colombia pero, sí a otros países. Veintitrés años después, el Sars reapareció nuevamente, falleciendo hasta el momento alrededor de 15 millones de personas en el mundo durante alrededor de tres años OMS. 

En años anteriores hemos enfrentado con otros colegas la epidemia de Fiebre amarilla, 1979, en el piedemonte de la Sierra Nevada de Santa Marta (Biomédica Vol. 1 Núm. 4 (1981), evitando su diseminación en la zona urbana, y la de la hepatitis delta en 1980, que con la vacuna contra la hepatitis B, pudo ser controlada. Hemos apoyado al control de múltiples brotes, epidemias e hiperendémicas de dengue, Leptospirosis, tuberculosis, zika, chikungunya y otros.

En medio de los altos riesgos de contagio, atendemos las enfermedades infecciosas endémicas o propias de la región como la influenza, la salmonelosis, el tétanos, el sarampión, las encefalitis, miocarditis, las infecciones de las vías digestivas, gastroenteritis, infecciones de la piel, de los huesos, del sistema nervioso, el Sida, infecciones parasitarias, y virales, todas con mayor o menor riesgo de contagiosidad, de las cuales hemos podido sobrevivir.

Pero con la Covid-19, según la OPS, Organización Panamericana de la Salud, cerca de 570.000 trabajadores de la salud se infectaron y 2.500 han muerto por Covid-19 en las Américas en el 2020. 

Aunque en los últimos 14 días (28 de mayo a junio 7), no hay registros de fallecimientos después de unos 300 contagios por semana, (CSSE) en Johns Hopkins University. La Covid-19 permanece entre nosotros, por lo que no debemos olvidar que continuamos con la posibilidad de infectarnos, aún con el privilegio de haber cumplido con las tres vacunas y en algunos casos un refuerzo.

La profesión médica y mayormente los que lidiamos todos los días con el paciente infectado, tenemos una mayor posibilidad de contagio por lo que debemos cumplir en forma estricta con las normas que disminuyen los riesgos.  Aún cuando las estadísticas actuales no son exactas, en Colombia, sabemos que una de las poblaciones más afectadas, los trabajadores de la salud han registrado más de 100 defunciones.

Sentir el coronavirus en carne propia nos lleva a participar del concepto, de que al final muy pocos, sino ninguno, se escapa de este enemigo. Se sufren cambios en el estado general, alteraciones en la temperatura, escalofríos o susceptibilidad al frío, calenturas, sentimiento de calor interno, sin aumento de la marcación de la temperatura, o fiebre, dolores osteomusculares, dolor de garganta y manifestaciones nasales, estornudadera, aumento del moco, obstrucción de las fosas nasales, debilidad y en algunos casos diarrea, fatiga o cansancio fácil. Con la presencia de estos síntomas, parecidos a una gripe o un resfriado común, hay que pensar en la infección por el coronavirus actual. En este momento el aislamiento de los infectados es clave, para disminuir los contagios y la diseminación del virus. El diagnóstico debe ser confirmado con las pruebas sencillas que ya conocemos de antígeno o PCR, para lo cual las EPS no deberían negarle en el manejo todavía de una pandemia, la atención y el apoyo de diagnóstico y seguimiento a estos casos que ocasionalmente se complican, tampoco deben dejar por fuera los laboratorios de exclusión de actividad protrombótica, los ahorros en hacer esto, son cobrados por las complicaciones de los pacientes.

Saber que algunos de nuestros colegas se fueron durante la pandemia, y que los trabajadores de la salud no han recibido un verdadero reconocimiento, nos deja inconformes e impulsados a recomendar cuidar, proteger al gremio de la salud, mejorando sus condiciones laborales y de vida. Además, se deben dar las mejores condiciones de protección en el trabajo para evitar los contagios institucionales. Aprender en carne propia la enfermedad, corriendo el riesgo de complicaciones graves, no está de ninguna manera justificado.  Para aquellos que hemos salido adelante, será siempre una lección que aunque dura, nos lleva a considerar más el manejo cuidadoso de nuestros pacientes. Paz en la tumba, de quienes se sacrificaron en la atención de sus enfermos.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Indalecio Dangond

2022, un año turbulento

Se metió diciembre, el último mes de un año marcado por muchas turbulencias en lo político y económico.

En lo político, el balance es bastante decepcionante. Después de tantos escándalos de corrupción en la clase política del p

Leer
El Heraldo
Iván Cancino G.

Sorpresas en Qatar

Aunque mucho se criticó que el mundial de este año fuera en Qatar por sus límites en libertades para algunos miembros de la población, no obstante, este ha sido un encuentro futbolístico fuera de lo normal y para nada negativo.

Fue

Leer
El Heraldo
Hernán Baquero Bracho

“Monche” Dávila

El génesis del administrador de empresas de la Universidad del Norte – de las primeras promociones y facultad insigne de los brillantes empresarios barranquilleros – y gerente general de la exitosa empresa Gases del Caribe, Ramón Dávila Mar

Leer
El Heraldo
Enrique Dávila

Frío, batalla, bluyines

Leí en un diario: “Clima en Kiev: habrá un frío infernal con temperaturas por debajo de cero grados”. ¿Si es frío puede ser infernal? Blas Carrillo, B/quilla

Puede serlo. Esta es una de esas frases que aparen

Leer
Ver más Columnas de Opinión
El Heraldo
Opinión

Verdades y mentiras de la pandemia

Es el momento que las sociedades científicas alcen la voz para pedir respeto por la forma como se hace la información irresponsable, el Ministerio de Salud y los servicios oficiales de salud deben corregir los grandes defectos de información, además, hacer una vigilancia de los efectos postcovid, y de los manejos de los pacientes, informando lo que ha pasado con la evaluación de una epidemia, que el mundo ha cargado de mentiras y que debemos ya conocer la realidad.

La forma del ejercicio profesional ha cambiado con la práctica de la Medicina de personas que no han hecho ninguna clase de estudios, algunos discípulos del Dr. Google. Pero también personajes importantes son participantes en las noticias, presidentes, empresarios, poetas, filósofos y hasta como decía mi amigo Roque, hay locos que tratan de convencer a la humanidad con sus mentiras, entre los que se incluyen reconocidos personajes de la ciencia, de la investigación, y en todas las casas no falta un profeta de lo que pasó, pudo pasar, o está pasando. Mientras los pobres trabajadores de la salud se han muerto en los hospitales, por muchas veces no tener elementos de protección, acosados por la demanda de pacientes. Muchos de ellos sin conocimiento de la verdad verdadera, encubierta bajo los sesgos de la ignorancia, de la mala información, de la debilidad de los sistemas de salud, de la falta de vacunas y del desconocimiento de los procedimientos y del manejo de los pacientes.

Pasaron meses, hasta cuando avezados médicos italianos realizaron las primeras autopsias, en principio prohibidas por la Organización Mundial de la Salud, que también se equivocó al prohibir los tapabocas, y el cierre urgente de los primeros países afectados, lo cual determinó la diseminación de la pandemia. Las necropsias mostraron los daños vasculares, los fenómenos trombóticos, las severas alteraciones pulmonares, los daños del corazón, y en general el compromiso en todos los órganos en el caso de la enfermedad complicada.  Mientras tanto, los países en desarrollo han discutido los resultados externos, no realizando estudios anatomopatológicos, (en cadáveres), dependiendo como muchas veces de la información de los países desarrollados.
Salió a relucir la teoría de la zoonosis o enfermedad transmitida por murciélagos y otros animales, sobre el origen del Sars-Cov-2, lo cual no se ha podido validar, igual que su fabricación en laboratorio.  

Vacunas invencibles, o para toda la vida no hay, duran un promedio de seis meses y se necesitan tres dosis para que sean efectivas, con sus subsiguientes refuerzos. Pendientes de continuar su evaluación, las vacunas y la misma enfermedad han cambiado su evolución, y sus complicaciones, en medio de una gran cantidad de contagios a través de los cuales también se han adquirido anticuerpos, sin saber cuántos han estado asintomáticos. El resultado, imposible de medir en la práctica, lo cierto es que, aunque el virus no ha desaparecido, las nuevas variantes no producen daños tan graves como las anteriores. Pero, todavía siguen cerrándose grandes ciudades como Shanghái, aunque en mucho menor porcentaje algunos pacientes requieren hospitalización, y una menor cantidad, fallecen.

Es el momento que las sociedades científicas alcen la voz para pedir respeto por la forma como se hace la información irresponsable, el Ministerio de Salud y los servicios oficiales de salud deben corregir los grandes defectos de información, además, hacer una vigilancia de los efectos postcovid, y de los manejos de los pacientes, informando lo que ha pasado con la evaluación de una epidemia, que el mundo ha cargado de mentiras y que debemos ya conocer la realidad.

A nivel mundial, la gran cantidad de publicaciones equivocadas, sin una buena revisión ha traído en el mundo científico graves errores, difíciles de corregir.

Recientemente otro personaje, el primer Ministro británico, Boris Johnson, ha reconocido que su Gobierno ha cometido errores durante la gestión de la pandemia de coronavirus en el país. Principalmente tratando de tomar decisiones adelantadas como la suspensión del uso del tapabocas, confirmándose en la última semana unos 760 nuevos casos y 61 fallecidos por la enfermedad. Si esto pasa en Inglaterra y en China, deberíamos ser muy cautelosos en Colombia con nuestras decisiones basados en informaciones poco rigurosas.

 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Indalecio Dangond

2022, un año turbulento

Se metió diciembre, el último mes de un año marcado por muchas turbulencias en lo político y económico.

En lo político, el balance es bastante decepcionante. Después de tantos escándalos de corrupción en la clase política del p

Leer
El Heraldo
Iván Cancino G.

Sorpresas en Qatar

Aunque mucho se criticó que el mundial de este año fuera en Qatar por sus límites en libertades para algunos miembros de la población, no obstante, este ha sido un encuentro futbolístico fuera de lo normal y para nada negativo.

Fue

Leer
El Heraldo
Hernán Baquero Bracho

“Monche” Dávila

El génesis del administrador de empresas de la Universidad del Norte – de las primeras promociones y facultad insigne de los brillantes empresarios barranquilleros – y gerente general de la exitosa empresa Gases del Caribe, Ramón Dávila Mar

Leer
El Heraldo
Enrique Dávila

Frío, batalla, bluyines

Leí en un diario: “Clima en Kiev: habrá un frío infernal con temperaturas por debajo de cero grados”. ¿Si es frío puede ser infernal? Blas Carrillo, B/quilla

Puede serlo. Esta es una de esas frases que aparen

Leer
Ver más Columnas de Opinión
El Heraldo
EL HERALDO
Colombia

Eliminar el uso del tapabocas, un debate que se ‘respira’ en Colombia

EL HERALDO habló con el epidemiólogo Diego Rosselli sobre la viabilidad de desistir de esta herramienta de protección contra la covid-19. En Barranquilla, por el momento no se contempla la idea, según Secretaría de Salud.

En el país se abrió el debate sobre la probabilidad de eliminar el uso del tapabocas, en ciertos casos, luego de la declaración que hizo el precandidato presidencial de Coalición Centro Esperanza, Alejandro Gaviria.

“Ya va siendo hora de decirle adiós al tapabocas. Propongo al gobierno la eliminación de su uso obligatorio al menos en espacios abiertos. El tapabocas es ya un costo innecesario para la gente y el medio ambiente”, señaló el aspirante presidencial en su cuenta de Twitter.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
El Heraldo
Opinión

Clases presenciales: sí, pero no así

Producto de esta pandemia, uno de cada dos jóvenes está atravesando procesos psicológicos delicados que afectan sus deseos de estudiar y su rendimiento. Las instituciones educativas deben volver a enamorar a los alumnos sobre el valor del aprendizaje.

Debido a la pandemia de la covid-19, no sabemos qué impacto produjo en niños y jóvenes más de 20 meses de cierre de colegios y universidades. Sorpresivamente tuvimos que transitar de la presencialidad a la virtualidad; y el teléfono inteligente se transformó en la herramienta esencial para el aprendizaje escolar. 

El Banco Interamericano realizó un estudio para conocer el impacto de la no presencialidad en América Latina. Concluyeron que aproximadamente la mitad de los estudiantes de la región estuvieron desconectados del aprendizaje durante la mayor parte del cierre de colegios.

Hoy, cuando se reinician las clases presenciales, los colegios deben considerar muchos desafíos, porque no es llegar y reabrir las aulas como si no hubiese pasado nada. Por esto, muy brevemente quisiera enumerar algunas inquietudes para tener en cuenta en este retorno.

El primer gran problema será el ausentismo y la deserción especialmente en la educación pública. Los colegios tendrán que hacer un inmenso esfuerzo para que niños y jóvenes vuelvan a las aulas. Sería importante se creara un sistema de información y un sistema de alerta temprana que identifiquen a los estudiantes en riesgo. Realizar campañas comunicacionales sobre el valor de la asistencia a clases. Crear o fortalecer las páginas web dirigidas a los apoderados y garantizar las medidas sanitarias.

Un segundo aspecto a tener en cuenta, es que los niños y los jóvenes antes de que se iniciara la pandemia son distintos a quienes van a volver al colegio. Un sondeo realizado por Unicef en jóvenes entre 13 y 25 años en países de América Latina y el Caribe presentó datos preocupantes en salud mental: el 27% de los jóvenes presentaron ansiedad y un 15% depresión. Además, se encontraron datos como ataques de pánico, uno de cada dos jóvenes siente menos deseos de realizar actividades que antes disfrutaban, y el 41% sienten pesimismo ante el futuro. 

Producto de esta pandemia, uno de cada dos jóvenes está atravesando procesos psicológicos delicados que afectan sus deseos de estudiar y su rendimiento. Las instituciones educativas deben volver a enamorar a los alumnos sobre el valor del aprendizaje.

Un tercer aspecto a considerar es el hecho de que volver a la presencialidad no debe significar abandonar la virtualidad. Todo lo que aprendimos durante estos dos años de virtualidad es una experiencia valiosa. Debemos incorporar estas herramientas digitales dentro de los salones de clase: varios países ya están digitalizando los textos escolares. Así, en la medida que avance la digitalización del país habría más acceso a los textos a más bajo costo.

Por último, poco sabemos científicamente qué ha pasado con los menores de 0 a 6 años que estuvieron privados de contacto con sus iguales. Muchos convivieron sólo con adultos y hermanos mayores. Hay que estudiar cuánto les ha afectado y cómo poder recuperar ese mundo social que ellos han perdido en el enclaustramiento. 

Hay otras ideas, pero el espacio se agota. Ojalá el ministerio de educación prepare una completa hoja de ruta para los colegios, porque abrir las aulas como si no hubiera pasado nada, sería muy perjudicial.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Indalecio Dangond

2022, un año turbulento

Se metió diciembre, el último mes de un año marcado por muchas turbulencias en lo político y económico.

En lo político, el balance es bastante decepcionante. Después de tantos escándalos de corrupción en la clase política del p

Leer
El Heraldo
Iván Cancino G.

Sorpresas en Qatar

Aunque mucho se criticó que el mundial de este año fuera en Qatar por sus límites en libertades para algunos miembros de la población, no obstante, este ha sido un encuentro futbolístico fuera de lo normal y para nada negativo.

Fue

Leer
El Heraldo
Hernán Baquero Bracho

“Monche” Dávila

El génesis del administrador de empresas de la Universidad del Norte – de las primeras promociones y facultad insigne de los brillantes empresarios barranquilleros – y gerente general de la exitosa empresa Gases del Caribe, Ramón Dávila Mar

Leer
El Heraldo
Enrique Dávila

Frío, batalla, bluyines

Leí en un diario: “Clima en Kiev: habrá un frío infernal con temperaturas por debajo de cero grados”. ¿Si es frío puede ser infernal? Blas Carrillo, B/quilla

Puede serlo. Esta es una de esas frases que aparen

Leer
Ver más Columnas de Opinión
El Heraldo
Un grupo de ciudadanos hace fila a las afuera de uno de los puntos de pruebas. Hansel Vásquez
Barranquilla

Toma de muestras aumenta en los distintos puntos de Barranquilla

Autoridades recomiendan un diagnóstico temprano ante cualquier aparición de síntomas respiratorios. En la ciudad se han procesado 1.224.908 pruebas.

Con el inicio del año, la afluencia de personas se ha incrementado en los distintos puntos habilitados para la toma de muestras diagnósticas para covid-19 en la ciudad de Barranquilla.

La presencia de la variante ómicron en la ciudad, sumado a las reuniones familiares que se realizaron durante los últimos días, han sido algunos de los motivos que ha expresado la ciudadanía para asistir hasta los parques y otros espacios habilitados para esta labor (ver infografía).

Un equipo periodístico de EL HERALDO realizó un recorrido por los distintos puntos  en que se están llevando a cabo las jornadas de tamizaje y pudo constatar la alta afluencia de ciudadanos.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

El Heraldo
Opinión

Avances en el control de la covid-19

Sin embargo, ningún medicamento supera el comportamiento ciudadano, para cumplir con el distanciamiento, el uso de las mascarillas, el autocuidado, el lavado de manos, o alcohol antiséptico, y la no asistencia a sitios cerrados, sin manejo de los aforos, control de vacunados y uso de mascarilla, promovidos en forma irresponsable. 

Todos sabemos que el nuevo año no va a ser fácil, una de las complicaciones del siglo más destructoras es la presencia del Sars-Cov-2, el virus no respeta a nadie, cualquiera puede ser víctima de él, afortunadamente en formas que van desde el estado asintomático, a una forma leve o moderada, y la peor, con manifestaciones graves que necesitan apoyo hospitalario, atención en cuidados intensivos, con una alta mortalidad. 

El virus ha aumentado, y disminuido, por brotes, y estamos ya en el cuarto pico en Colombia, con crecimiento importante por regiones. 

Hemos contado para controlar el virus, un ejército de trabajadores de la salud, mientras otros trabajan con la violencia y usan armas de destrucción,  lucha entre hermanos, que no han podido usar el diálogo y la conciliación y no quieren abandonar el poder de las armas. 

De los avances que se han logrado para combatir la covid-19, el principal, la vacunación, pero su mayor efecto no se ha logrado del todo, al permanecer una población que no se ha vacunado, o con vacunación incompleta, que ya se ha aceptado de al menos tres dosis, esto debido a la necesidad de convencer a los incrédulos, y a las dificultades para conseguir las vacunas, que afortunadamente pueden ser combinadas, con buenos resultados con cualquiera de ellas.

En la atención de casos clínicos los hospitales, las salas de cuidados intensivos y la atención ambulatoria han tenido un efecto significativo para mejorar los resultados en la evolución de los pacientes. El heroísmo del grupo médico, aunque desafortunadamente con muchas pérdidas de profesionales, expuestos permanentemente a la muerte, debería ser urgentemente reconocido en forma real, para beneficio efectivo de este gremio. 

Dentro de los medicamentos contra la covid-19, se destacan los estudios que confirman la efectividad de la ivermectina como un inhibidor del crecimiento del virus, inhibidor de proteasa, enzima que impulsa la multiplicación del virus. Su utilización podría tener también efectos de prevención, igual con algunos enjuagues orales que disminuyen la cantidad de virus o carga viral en la saliva. Su utilización podría ser importante, con posibilidades de uso preventivo, en los próximos días, se esperan más estudios.

Existen otros medicamentos como el Remdesivir, el Molnupinavir, de uso hospitalario, y recientemente el Paxlovid, que contiene Nirmatrelvir y Ritonavir con presentación en tabletas, medicamentos que no están en Colombia, aunque ya son usados en otros países como el Molnupinavir, los cuales en los estudios iniciales muestran disminución tanto de los eventos  graves como en la duración de la hospitalización en un grupo de pacientes estudiados. En algunos casos, se les puede administrar los medicamentos Tocilizumab o Baricitinib con Dexametasona a las personas hospitalizadas que estén utilizando ventilación mecánica o que necesiten administración de oxígeno suplementario. De todas estas, la de mayor importancia es indudablemente la Dexametasona, con mayor respaldo en las investigaciones.

Sin embargo, ningún medicamento supera el comportamiento ciudadano, para cumplir con el distanciamiento, el uso de las mascarillas, el autocuidado, el lavado de manos, o alcohol antiséptico, y la no asistencia a sitios cerrados, sin manejo de los aforos, control de vacunados y uso de mascarilla, promovidos en forma irresponsable. No es lógico permitir los desbordes de personas para impulsar la vacunación, como vemos diariamente, no estamos para juegos, las reglas se deben seguir cumpliendo para todos. 

No hay enemigo pequeño, el virus sigue cambiando para subsistir, aunque los últimos casos se comporten más benignos, tal vez por la vacunación. Si queremos tener un mejor año, nuestro buen comportamiento, será el mejor avance para salir de la pandemia. 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Indalecio Dangond

2022, un año turbulento

Se metió diciembre, el último mes de un año marcado por muchas turbulencias en lo político y económico.

En lo político, el balance es bastante decepcionante. Después de tantos escándalos de corrupción en la clase política del p

Leer
El Heraldo
Iván Cancino G.

Sorpresas en Qatar

Aunque mucho se criticó que el mundial de este año fuera en Qatar por sus límites en libertades para algunos miembros de la población, no obstante, este ha sido un encuentro futbolístico fuera de lo normal y para nada negativo.

Fue

Leer
El Heraldo
Hernán Baquero Bracho

“Monche” Dávila

El génesis del administrador de empresas de la Universidad del Norte – de las primeras promociones y facultad insigne de los brillantes empresarios barranquilleros – y gerente general de la exitosa empresa Gases del Caribe, Ramón Dávila Mar

Leer
El Heraldo
Enrique Dávila

Frío, batalla, bluyines

Leí en un diario: “Clima en Kiev: habrá un frío infernal con temperaturas por debajo de cero grados”. ¿Si es frío puede ser infernal? Blas Carrillo, B/quilla

Puede serlo. Esta es una de esas frases que aparen

Leer
Ver más Columnas de Opinión
El Heraldo
La reina Isabel II durante su alocución de Navidad de este 25 de diciembre. Cortesía
Famosos

El nostálgico discurso de Navidad de Isabell II

La monarca británica manifestó “que las navidades pueden ser duras para aquellos que han perdido a alguien querido”, refiriéndose a su fallecido esposo, el duque de Edimburgo.

 

Vestida de rojo. Una foto con su esposo a un lado de la mesa y un árbol de Navidad al fondo. Así apareció Isabel II ante los británicos para dar su tradicional mensaje navideño. Dicen los conocedores, que esta ha sido una de las alocuciones más personales de su largo reinado. 

En sus primeras fiestas sin el duque de Edimburgo, fallecido en abril, rememoró a su esposo y empatizó con las familias que han perdido a un ser querido.

Con 95 años, la soberana británica grabó hace varios días en su residencia del castillo de Windsor el discurso emitido en la tarde de este sábado por las principales cadenas del Reino Unido. 
La monarca agradeció la “calidez y el afecto” que ha recibido en los últimos meses.

“A pesar de que este es un momento de gran felicidad y alegría para muchos, las navidades pueden ser duras para aquellos que han perdido a alguien querido. Este año, especialmente, entiendo por qué”, esgrimió la jefa de Estado británica.

“La vida, desde luego, está hecha tanto de partidas finales como de primeros encuentros”, reflexionó.

Al mismo tiempo, expresó optimismo por el futuro y resaltó su deseo de celebrar en febrero el Jubileo de Platino, que marcará sus 70 años en el trono.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Páginas

DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.