El titulo es:Una reforma que entra a prueba

Últimas noticias

12:20

Las autoridades informaron que los victimarios, que se...

José Quintana tuvo una tarde para el olvido.
00:00

El arjonero no pudo maniatar la ofensiva de los Rojos.

El jardinero colombiano Óscar Mercado sigue destacando en cada juego de los Indios de Cleveland.
00:00

El jardinero cartagenero logró sacar la pelota del parque...

Los jóvenes de los barrios Rebolo, La Chinita, La Luz y Las Nieves compartieron en total tranquilidad durante el evento.
00:00

Un clásico entre los equipos de estos barrios, le puso...

Un avión de Avianca estacionado en el aeropuerto Ernesto Cortissoz que sirve a Barranquilla.
00:00

Este viernes en Barranquilla se realizará la asamblea...

Una mujer observa a un bebé que nació recientemente en el hospital Niño Jesús, en Barranquilla.
00:00

Sumadas las atenciones de la red hospitalaria de...

Dos socorristas se ponen los implementos para salir a atender una eventualidad con las lluvias.
00:00

Eventualidades por las lluvias de los últimos días, el...

Exposición en la UNAM.
00:00

La exposición de la UNAM exhibe obras de 24 artistas.

Hombre fotografía la obra de Renèe Cox, artista que se autorretrata como Raje.
00:00

 ‘Beyond the Cape’ es el nombre de la muestra que se...

Al fondo, una mujer intenta salir de su casa al tiempo que vecinos la observan.
00:00

Gestión del Riesgo del Distrito ayudará a verificar el...

Editoriales
Actualizado hace 6 años

Una reforma que entra a prueba

Tras pasar por las etapas reglamentarias de Senado y Cámara y afrontar toda serie de debates y dificultades, ha pasado la reforma a la salud con la aprobación de la ley estatutaria para el sector; viene ahora la revisión de esta normativa en la Corte Constitucional, y el trámite de la ley ordinaria para implementar la de jerarquía estatutaria.

El origen de este cambio constitucional y legal es la crisis del sector salud de los últimos años por cuenta de las EPS, que no solo convirtieron la medicina en una actividad lucrativa, sin mayores reparos éticos, sino en un servicio muy deficiente que desencadenó problemas como el paseo de la muerte y como la negativa a atender a los enfermos con graves dolencias, lo que derivó en un sinnúmero de apremiantes tutelas.

Es decir, y a pesar de que algunos ponderan la universalización de los servicios de salud con la famosa Ley 100, lo cierto es que este sector cayó en manos de una ‘oligarquía’ de negociantes y de un estado de corrupción que alcanzó niveles insoportables. Ya, por tanto, era una urgencia ‘ingresar’ a la salud al ‘quirófano’ de una drástica reforma para mejorarla y ponerla al servicio de la gente.

Un buen paso es que se haya declarado como derecho fundamental autónomo, es decir, que no se le podrá escamotear a ningún colombiano. Pero como somos un país santanderista, lleno de magníficas leyes que no se cumplen o se cumplen a medias, habrá que ver si tanta belleza constitucional es verdad.

Para ello, el Estado, que lo primero que ve es la sostenibilidad fiscal, es decir, de dónde va a salir la plata para financiar la salud, debe asegurar los recursos, que no alcanzan para cosas fundamentales como la salud del pueblo colombiano, porque destinamos más presupuesto a los militares y a la guerra, o sencillamente la despilfarramos en cosas no esenciales o se van a las alcantarillas de la corrupción.

Bien que se haya preservado la tutela como mecanismo para hacer respetar el derecho fundamental a la salud. Habría sido un contrasentido que se eliminara, mientras se le daba a la salud ese rango, y el Congreso hubiese quedado muy mal parado en imagen ante los colombianos. Afortunadamente, tuvieron la lucidez para entenderlo.

El control a los precios de los medicamentos es otro componente interesante. Vamos a ver si esto se da en la práctica. Colombia es uno de los países donde más se abusa del valor de las medicinas. Y el ‘tatequieto’ lo pedían los usuarios a gritos, pero ahora vendrá la vigilancia, el seguimiento y el control de las autoridades a los especuladores, y ahí es donde siempre la puerca tuerce el rabo. Pero confiemos. Tengamos la esperanza puesta en que el Estado cumpla esta nueva disposición.

El POS, el célebre Plan Obligatorio de Salud, ha sido reemplazado por un Plan de Beneficios. Lo importante, en suma, es que esta reforma no sea una simple cosa cosmética. No es la panacea ni la solución a todos los problemas de la salud, pero estos cambios deben contribuir a mejorar el sector.

Los críticos más radicales dicen que esta es una caricatura de reforma, pues las EPS, por ejemplo, no desaparecen sino que mutarán hacia la figura de los gestores de salud.

De todos modos, el gobierno de Juan Manuel Santos se juega la imagen positiva que le queda ante los colombianos con esta reforma. También el ministro Alejandro Gaviria, de tan alto prestigio académico e intelectual, se la juega en esta apuesta. Esperamos que resulte. La salud tiene que cambiar.

No puede seguir siendo una fuente de enriquecimiento de unos cuantos, mientras a los colombianos en los hospitales los tratan como les da la gana. Dignidad y respeto es lo único que pide la gente.

Imagen de Anónimo
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO. Aquí puedes conocer más sobre tu cuenta, además de ver y editar su información personal.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. Los usuarios registrados tienen acceso a:

Acceso Ilimitado

Accede a EL HERALDO

Bienvenido, por favor ingresa con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales.

Conéctate con tu cuenta de Facebook o Google
¿Tienes problemas para ingresar? Escríbenos a soporteweb@elheraldo.co

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. Los usuarios registrados tienen:

Acceso Ilimitado

¿Tienes problemas para registrarte? Escribenos a soporteweb@elheraldo.co
x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, para enviarte el enlace para reestablecer tu contraseña.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web