El Heraldo
Opinión

El poder es servir

En una suave y resplandeciente mañana romana, el Papa Francisco pronunció la solemne misa que dio inicio a su pontificado, y volvió a sorprender al mundo con un mensaje en el que dijo: “Quisiera pedir, por favor, a todos los que ocupan puestos de responsabilidad en el ámbito económico, político o social, a todos los hombres y mujeres de buena voluntad: seamos custodios de la Creación, del designio de Dios inscrito en la naturaleza, guardianes del otro, del medio ambiente; no dejemos que los signos de la destrucción y de muerte acompañen nuestro camino de este mundo nuestro”.

Este jesuita argentino de 76 años, cultor de Jorge Luis Borges y ferviente hincha del San Lorenzo de Almagro, ha empezado a cambiar la imagen de la Iglesia con su sencillez, con su manera de comunicarse con los feligreses. Frente a un Ratzinger más intelectual, encerrado en sí mismo, misterioso y más anciano, Bergoglio, pese a su edad, luce más ágil, dinámico, y sin las rigideces protocolarias del pontificado. Es el pastor indicado para dirigir a la Iglesia y sacarla de la crisis en la que ha caído por cuenta de sus vanidades y sus escándalos de pederastia.

Lo que ha empezado a suceder en el catolicismo concede razón a quienes creyeron, en el Colegio Cardenalicio y por fuera de él, que la Iglesia ganaría con un prelado no europeo.

No es que la llegada de Francisco asegure cambios doctrinales de fondo. Pero lo que sí habrá, y ya se está viendo, es un giro en el estilo. El mensaje papal de que la Iglesia debe ser pobre y para los más pobres se ha considerado muy congruente con lo que ha sido su obra pastoral y social. Lo que ha caracterizado la trayectoria del papa Francisco ha sido su brega al lado de los pobres, su compromiso con los débiles, aunque se le ha sindicado de colaborar con la dictadura argentina que imperó entre 1976 y 1983. Sin embargo, hay testimonios, como el del Nobel de Paz Adolfo Pérez Esquivel, que desmienten tales afirmaciones.

Bergoglio ganó el pontificado venciendo, sorpresivamente, al favorito cardenal italiano Angelo Scola. Tiene este hombre que se hizo clérigo a los 33 años y proviene de una modesta familia italiana, la fama bien ganada de ser muy directo y transparente en sus pronunciamientos. De hecho, con los esposos Kirchner tuvo sus encontronazos por las críticas que Bergoglio les formuló, al igual que a mandatarios anteriores; la retaliación fue que la presidenta Cristina Fernández negó al entonces arzobispo de Buenos Aires varias audiencias, pero este ahora, en condición de papa, en un gesto de grandeza, la ha recibido y compartió cordialmente con la mandataria. Y esta, hábilmente, le ha pedido a Francisco que interceda ante Inglaterra por el tema de Las Malvinas, asunto de soberanía que, por supuesto, es más del resorte del Estado que de la Iglesia Católica.

El mensaje del papa dirigido a quienes ejercen poder en el mundo plantea una vieja reflexión sobre la naturaleza de este. En un universo donde el poder suele derivar en despotismo, en usufructo personal o de grupo, en asociaciones mafiosas para delinquir, en detonante de guerras, de odios, de venganzas, menos en un medio para servir al bien común, caen muy bien estas palabras del papa que definen el poder como lo que debe ser: como sinónimo de servicio a los demás, sobre todo a los pobres, que han sido y son la fundamental preocupación de este prelado latinoamericano que se ha propuesto renovar la iglesia de Jesucristo en el siglo XXI. Confiamos en que lo logre. Tiene el carisma, la lucidez y las ganas para emprender esta difícil misión.

Ahora disponible en: Spotify
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Editoriales

El Heraldo
Editorial

PAE a cuentagotas

Justo cuando comienza el cuarto mes del año en curso y dos meses después del inicio del calendario académico, de los siete departamentos de la región Caribe tres no han comenzado aún a ejecutar el Programa de Alimentación Escolar al que est

Leer
El Heraldo
Editorial

Inflación sin control

La decisión de la Junta Directiva del Banco de la República de subir las tasas de interés al 5 %, en un nuevo intento para contener la galopante inflación en el país, podría quedarse corta o ser insuficiente ante el alza de los precios que,

Leer
Ver más Editoriales
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.