El Heraldo
Economía

El nuevo presupuesto de la nación: la radiografía de un país

Si hay algo que refleje la radiografía de una sociedad es precisamente el presupuesto público, que en las democracias debe ser aprobado por los congresos.

El presupuesto estima los ingresos del año venidero y decreta los gastos, fijando los mecanismos de financiación del mismo a través de la deuda pública si los gastos exceden los ingresos.

Es un documento extenso de más de 440 páginas, que casi nadie lee, y que solo se destaca en los titulares de prensa. Sin embargo, recoge un proceso minucioso que empieza en mayo de cada año, con los Comités funcionales de gasto de los ministerios y los departamentos administrativos.

Allí la burocracia central define la suerte de las regiones sin que gobernadores, parlamentarios o alcaldes se enteren. Luego de los filtros técnicos se lleva al Congreso, donde en algo se modifica, pero en esencia recoge las prioridades políticas del gobierno nacional.

El presupuesto del 2013 quedó en $ 185,5 billones, o el equivalente a unos US $103 mil millones de dólares, cifra importante si estimamos el PIB de Colombia en $330 mil millones de dólares, por lo que el peso del gasto público responde a un 30% del PIB.

El gobierno en su mensaje al Congreso sostiene que el presupuesto se atiene a lo establecido en la regla fiscal y dentro de una línea de reducción del déficit fiscal, a pesar de ser expansivo en forma importante (la inversión aumenta en un 11%), aunque uno se pregunta si será suficiente ante la desaceleración de la economía mundial.

El grueso del presupuesto se dirige a la parte social y la atención de víctimas. Pero debe destacarse el tremendo peso del servicio de la deuda ($46,6 billones) lo cual comprometerá un 25% del presupuesto. Otro rubro que pesa en grado sumo refleja el conflicto que vivimos, pues seguridad y defensa requieren $26,1 billones, suma mayor a la de educación ($24,6 billones).

Los rubros de inversión más importantes son: infraestructura de transporte: $6,3 billones; unificación POS y Fosyga: $3,6 billones; atención integral a la primera infancia: $2,3 billones; fondo de adaptación: $2 billones; subsidios eléctricos y gas: $1,9 billones; seguridad democrática: $1,7 billones; Familias en Acción: $1,5 billones; vivienda rural, atención población desplazada, incentivo forestal y otros programas del sector agro: $1,4 billones; educación: $1,4 billones y política de vivienda $1,3 billones. Las víctimas requerirán $2.6 billones.

En síntesis, el presupuesto se mueve entre el dilema de los cañones y mantequilla, pues quiere enfocarse duro en la parte social pero queda limitado por los costos del conflicto.

Por Jairo Parada
Profesor del IEEC, Uninorte.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.