El Heraldo
Anna Kalinskaya y Nick Kyrgios viendo un juego de la NBA cuando eran novios. Cortesía
Deportes

La ex novia de Nick Kyrgios jugará el W60 de Barranquilla

La rusa será la mejor preclasificada del certamen.

El torneo W60 que se celebrará en el parque de Raquetas de Barranquilla, del 30 de octubre al 6 de noviembre, tendrá varias caras conocidas del circuito mundial.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Deportes

El australiano Nick Kyrgios se corona en Washington por segunda vez

El reconocido tenista se impuso con sets de 6-4 y 6-3 ante el japonés Yoshihito Nishioka.

El australiano Nick Kyrgios conquistó este domingo el torneo ATP 500 de Washington por segunda vez en su carrera, al imponerse por 6-4 y 6-3 al japonés Yoshihito Nishioka.

Kyrgios, reciente finalista en Wimbledon, cuando perdió ante el serbio Novak Djokovic, no dio opción a Nishioka y le doblegó por cuarta vez en cuatro enfrentamientos entre ambos.

El australiano, número 63 del ránking mundial, también había superado a Nishioka en la tercera ronda de este mismo torneo en 2019, camino del título.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
El Heraldo
Nick Kyrgios posa con el trofeo de subcampeón de Wimbledon. EFE
Deportes

Kyrgios cierra Wimbledon con una multa de 3.000 dólares

El tenista australiano recibió la sanción por usar un "lenguaje obsceno" en la gran final ante Djokovic.

El australiano Nick Kyrgios cerró su participación en Wimbledon con una multa de 3.000 dólares (2.900 euros) por la advertencia que se llevó en la final contra Novak Djokovic por "lenguaje obsceno".

El tenista acumuló un total de 17.000 dólares (16.700 euros) en multas en todo el torneo.

Kyrgios, por alcanzar la primera final de Grand Slam en su carrera deportiva, se ha embolsado algo más de un millón de libras, es decir 1,18 millones de euros.

Esto eleva el total de premios de su carrera a 11 millones de dólares (10,8 millones de euros).

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
El Heraldo
Novak Djokovic bromeando con el australiano Nick Kyrgios. EFE
Deportes

“Nunca pensé que diría algo bueno sobre ti”, le dijo Djokovic a Kyrgios

El serbio y el australiano no tenían una buena relación, pero las cosas han cambiado y después de la final estaban bromeando.

Novak Djokovic, siete veces campeón en Wimbledon, le dijo al australiano Nick Kyrgios que volverá a una final de Wimbledon y que esto es el comienzo de una “bonita amistad”.

El serbio le dedicó unas bonitas palabras al australiano tras batirle en la final de este domingo.

“Nick, volverás”, aseguró el de Belgrado. “Sé que no es fácil hacer caso a las palabras de consolación tras perder una final, pero has demostrado por qué mereces estar entre los mejores del mundo. Te respeto mucho, tienes un gran talento. Ahora estás poniendo todas tus piezas juntas”, añadió.

“Nunca pensé que diría algo bueno sobre ti”, dijo Djokovic entre risas, sobre la complicada relación que mantuvieron en el pasado y que se arregló a partir del pasado Abierto de Australia, cuando Kyrgios apoyó públicamente a Djokovic tras su deportación.

“Es oficialmente un ‘bromance’. Ojalá esto sea el comienzo de una bonita amistad”.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

El Heraldo
Novak Djokovic con el trofeo de campeón de Wimbledon. EFE
Deportes

Novak Djokovic vence a Kyrgios y se corona campeón de Wimbledon

El serbio se impuso con parciales de 4-6, 6-3, 6-4, 7-6 (3).

Entre monólogos externos, reproches a su banquillo y locuras de Nick Kyrgios, Novak Djokovic, en un papel secundario en el show del australiano, inmortalizó su séptimo Wimbledon (4-6, 6-3, 6-4 y 7-6 (3)) y coloca su cuenta de Grand Slams en 21, a uno de Rafael Nadal y uno por encima de Roger Federer.

El serbio, que no se dejó enredar por un Kyrgios al que le duró el tenis set y medio, iguala los registros en el All England Club de William Renshaw y Pete Sampras, con siete títulos, y se queda a uno de Federer y a dos de Martina Navratilova.

Sin una final de brillo, sin necesitar su mejor tenis en ninguna etapa del torneo, Djokovic, gran favorito hace catorce días, consolida su liderazgo en la superficie y suma 27 encuentros sin perder en Wimbledon, más de cinco años sin probar la derrota.

KYRGIOS, RIVAL DURANTE UN SET

El champán, los gorros para protegerse del sol, los príncipes en la grada... Todo estaba preparado para una sesión de cohetes en la Catedral del tenis, una exhibición entre el jugador que todo el mundo esperaba que estuviera en este partido y la gran sorpresa del torneo.

Kyrgios, con su andar pasivo, impertérrito ante el partido más importante de su vida. "Dale a un hombre una máscara y te mostrará su verdadero ser", tiene escrito el australiano en una pierna. Su máscara, la de finalista de Wimbledon, su ser, el del tenista que apareció en el primer set del partido por el título. Un Kyrgios tranquilo, sin emociones, con un servicio en el que los primeros volaban a 219 kilómetros por hora y los segundos a 125.

Un tenista capaz de apresar en seis juegos saques con cuchara, dejadas, voleas, golpes por debajo de las piernas y cortados a ras de suelo. Durante media hora, el mejor Kyrgios de su carrera estuvo sobre el tapete de Wimbledon. Le valió para superar a Djokovic y ganar un set.

La incógnita era si podría mantener el nivel y, sobre todo, si Djokovic no elevaría el suyo. La respuesta era sencilla y no tardó en llegar. A Kyrgios se le borró el repertorio, dejó de hacer todo lo que hace bien, es decir, lo más inesperado, y entró en el juego de intercambios de Djokovic, en el que no tenía nada que ganar.

Perdió terreno, convirtió el encuentro en algo anodino y comenzó una batalla consigo mismo y con su banquillo. Empezaron los diálogos internos, los gritos a su palco y las miradas incómodas del príncipe Guillermo y su hijo George, espectadores de lujo del volcán a punto de explotar.

Djokovic, sin un nivel acorde a su tenis, neutralizó la sorpresa y salvó cuatro bolas de 'break' cuando sirvió para poner el 1-1 en el marcador. Hasta en siete finales de Grand Slam ha remontado un set en contra. Aquí buscaba la octava.

LLEGÓ EL CIRCO

Cuando más igualado estaba el partido, más proclive era Kyrgios a comenzar el espectáculo. Para mediados del tercer set, su cafetera ya estaba a punto de explotar. Le cayó la primera advertencia por maldecir al público al cometer una doble falta, después de un grito de una aficionada entre el primer y el segundo servicio. "Es la que parece que se ha bebido 700 copas", le dijo al juez.

Las conversaciones con su gente pasaron a ser también con el árbitro. Su locura se iba extendiendo poco a poco a cada vez más elementos de la pista, focalizando toda la atención y dejando a Djokovic en un segundo plano.

Él era el actor protagonista y absorbía todos los papeles de la película. Con 4-4 en el tercero, al australiano se le escapó un 40-0, levantado magistralmente por Djokovic. Pero ninguna cámara apuntaba al serbio; todas estaban con Kyrgios, enfrentado con su banquillo, al que felicitó tras una doble falta y un revés a la red con el que entregó el parcial.

Como en el segundo set, cuando desperdició un 0-40, Kyrgios tiraba ahora un 40-0 que le costaba otro parcial y, de alguna forma, el partido.

Con 2-1 ya a favor y la final bajo control, Djokovic se fue al baño diez minutos y dejó solo a Kyrgios hablando en su silla. Un monólogo que le sirvió para tranquilizarse, para recuperar su servicio y para estabilizar el encuentro.

El cuarto set, sin oportunidades con los servicios, se encaminó al 'tie break'. Una doble falta de Kyrgios, nada más empezar, allanó el camino de Djokovic, que puso el 2-0 con una volea sencilla, pero estrelló una derecha a media pista en la red que devolvió la vida al australiano.

Pero él solo se la quitó. Cuatro errores seguidos colocaron el 6-1 a favor de un Djokovic de perfil bajo, que aprovechó su tercer punto de partido y selló su séptimo título en Londres. Se agachó a la hierba y probó su sabor, ese que tan bien conoce ya.

El de Belgrado suma 27 victorias consecutivas en Wimbledon, cuatro trofeos seguidos, los mismos que logró Pete Sampras y a uno de los cinco de Federer y Bjorn Borg. Números que le colocan como uno de los mejores de la historia de esta superficie.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

El Heraldo
Novak Djokovic de Serbia es felicitado por Cameron Norrie de Gran Bretaña. EFE
Deportes

“Estoy encantado de que Kyrgios esté en la final”: Djokovic

El australiano y el serbio se medirán este domingo en otra edición de una final de Gram Slam.

Novak Djokovic, que jugará este domingo su octava final de Wimbledon, aseguró que, como aficionado al tenis, está "encantado" de que Nick Kyrgios esté en una final de Grand Slam.

El serbio venció al británico Cameron Norrie este viernes para alcanzar su final de Grand Slam número 32, en la que se enfrentará al australiano Kyrgios.

"Es un jugador de grandes partidos", dijo Djokovic del australiano. "Su mejor tenis lo ha hecho contra los mejores. Sabemos lo que puede hacer".

"Es un poco sorpresa, sí (que Kyrgios esté en una final). Seguramente mucha gente no le daba muchas oportunidades, pero nosotros sabemos lo peligroso que es en esta superficie. Parece que mentalmente está mejor que hace unos años. Como aficionado del tenis estoy encantado de que esté aquí. Tiene que estar en estos partidos y se lo merece", añadió.

Djokovic y Kyrgios tuvieron desencuentros en el pasado, pero el de Canberra comentó en rueda de prensa que su relación ha mejorado desde que le apoyó en enero, cuando el serbio fue deportado de Australia. Djokovic lo confirmó.

"No sé si se le puede llamar 'bromance' aún. Tenemos mejor relación que antes de enero de este año. Él fue de los pocos que habló públicamente, que me apoyó. Fue un gesto que aprecio mucho. Le respeto por eso mucho".

Sobre la final en sí, Djokovic afirmó que puede que jugar contra alguien que nunca ha estado en una final de Grand Slam le puede dar una "pequeña ventaja", pero también admitió que Kyrgios es un tenista acostumbrado a lidiar con la presión y al que no le afectan demasiado esta clase de detalles.

Al serbio se le ha visto estos días absorber una especie de gas de una botella, pero no quiso entrar en detalles sobre lo que es.

"Es una poción mágica", bromeó. "No puedo comentar aún lo que es", añadió el de Belgrado.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
El Heraldo
El serbio Novak Djokovic celebra su victoria frente a Cameron Norrie en la semifinal del torneo de Wimbledon. EFE
Deportes

Novak Djokovic pasa a la final y buscará conquistar Wimbledon

El histórico tenista se medirá este domingo al australiano Nick Kyrgios en la máxima cita de la competencia.

El serbio, que acumula 27 partidos seguidos sin perder en Wimbledon, ya es el hombre con más finales de Grand Slam en la historia (32), una más que el suizo Roger Federer y que el español Rafael Nadal, que no pudo seguir su estela al bajarse de la semifinal contra Nick Kyrgios por una lesión abdominal.

Djokovic no pierde en estas pistas desde los cuartos de final de 2017 y está a un partido de sumar su cuarto título consecutivo en el All England Club, una hazaña a la altura de Bjorn Borg y Federer, que lograron cinco, y Pete Sampras, que se quedó en cuatro.

El encuentro ante Norrie parecía poco más que un trámite para el ganador de 20 'major', porque el británico es un novato en estos partidos y porque hasta hace no mucho era impensable que disputara unas semifinales en Wimbledon y mucho más que tuviera opciones de ganar.

Su choque previo, en las Finales ATP, con un Djokovic que solo se dejó tres juegos, fue el más claro ejemplo de la brecha tenística que existe entre los dos, pero el británico, con un público enfervorecido a su favor, se creyó que podía dar guerra.

Los gritos de los ingleses cada vez que Norrie ganaba un punto eran fiel reflejo de aquella final que Djokovic le levantó a Federer en 2019. Se podían contar los adeptos del serbio con los dedos de una mano, mientras que a Norrie le saltaban seguidores a borbotones.

Con esa atmósfera, Norrie, con la cara llena de crema solar, se aprovechó de un Djokovic desconcertado por el sol y los casi 30 grados de la capital británica.

Tras un primer set catastrófico, con doce errores no forzados y tres saques cedidos, Djokovic, avistando una debacle histórica, se puso la gorra. Gesto a priori anecdótico, pero con el que cambió el encuentro.

Redujo la sangría de errores no forzados (cometió solo 9 en los dos siguientes sets) y se merendó a Norrie, que cumplió los pronósticos y no pudo derribar al seis veces campeón en la Catedral.

No estaba aún así cómodo el de Belgrado, que se quejó en numerosas ocasiones a su banquillo, pero tampoco necesitó su nivel más excelso para impulsarse ante el inglés. Con un parcial de 18 a 9 le quitó cualquier opción que pudiera tener y ahogó los gritos del público británico, que confió en su chico hasta niveles insospechados.

Con el triunfo, Djokovic aspirará este domingo a su Grand Slam número 21, a uno de Nadal y uno por delante de Federer. Sería su séptimo Wimbledon, empatando a Pete Sampras, a uno del suizo y a dos del récord total de Martina Navratilova.

Su rival será el australiano Nick Kyrgios, con el que solo se ha enfrentado dos veces, en 2017, ambas con triunfo para el de Camberra.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
El Heraldo
EFE
Deportes

“No ha tenido que ser fácil para Nadal”: Kyrgios

El tenista australiano que disputará su primera final de Grand Slam se solidarizó con el histórico español.

Nick Kyrgios, que pasó a la final de Wimbledon, su primera de Grand Slam, por la baja de Rafael Nadal, aseguró que no ha podido hablar con el español, que se enteró de su baja mientras cenaba y que le duele no poder jugar la semifinal.

"No he hablado con él", dijo Kyrgios este viernes en rueda de prensa. "Me enteré mientras estaba cenando. Sinceramente, lo primero que sentí fue decepción. Estaba totalmente concentrado en jugar contra él y tenía la táctica ya preparada para salir ahí fuera, las emociones de saltar a la pista...".

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
El Heraldo
Rafael Nadal hizo el anuncio por medio de una rueda de prensa. EFE
Deportes

“No tenía sentido intentarlo”: Nadal

El balear tuvo que retirarse de la competencia debido a una rotura abdominal que presentó en su juego de los cuartos de final de Wimbledon.

El español Rafael Nadal anunció este jueves que no disputará las semifinales de Wimbledon contra el australiano Nick Kyrgios por la lesión que sufre en el músculo abdominal.

Nadal, que se entrenó por la mañana en el All England Club, confirmó que estuvo todo el día pensando qué hacer y que finalmente decidió que no tenía sentido intentarlo porque la lesión iría a peor.

"Tengo una rotura en el abdominal, en el músculo, y tengo un riesgo importante de empeorarlo. Llevo todo el día y casi toda la noche de ayer dando vueltas a la situación. Llego a la conclusión de que aquí solo me vale ganar, el resto no me sirve de mucho. Es prácticamente imposible pensar en ganar dos partidos de este nivel con un abdominal roto. Pensaba durante todo el día qué decisión tomar, pero no tiene sentido intentarlo. Si sigo, la lesión va a ser peor. Estoy muy triste", dijo el español en rueda de prensa.

"No puedo sacar a la velocidad de siempre, pero no es sólo eso, no puedo hacer un movimiento normal para sacar. Pensar en mí ganando dos partidos... Por respeto a mí mismo, no quiero salir ahí fuera sin poder estar competitivo al nivel que tengo que estar para conseguir mi objetivo", añadió.

Nadal confirmó que estará apartado de la competición tres o cuatro semanas y que espera que en una pueda estar jugando desde el fondo de pista.

"Estaba el riesgo de estar fuera dos o tres meses", aseguró.

"Jugando mañana, en el caso improbable de ganar... ¿Cómo se llegaría al domingo?. La lógica y después de hablar mucho con el equipo, me lleva a tomar una decisión que me ha costado un montón. Es lo que siento y creo que tomo la decisión correcta", explicó.

"No me han tenido que convencer (mi familia). Al final, como siempre, he intentado escuchar a todos. Escuchar sus opiniones", dijo.

"Como muchas veces hemos jugado bajo circunstancias difíciles, siempre se mantiene la esperanza de que esto puede ser una de ellas. Es una decisión personal, de analizar todo y el momento particular en el que estoy", agregó.

"Una vez que el pie está un pelín mejor, que era lo más preocupante para poder continuar con mi carrera... Parece que el pie está más controlado y me está permitiendo disfrutar de poder jugar al tenis. Poner en riesgo una lesión que me pueda llevar un tiempo importante sin jugar.... Intento priorizar lo que es mi felicidad personal más allá que cualquier título o éxito personal", aseguró.

"Cuando juego haciendo ciertas cosas, la gente puede pensar que es por ambición, pero es porque hago lo que siento y lo hago con la convicción de que estoy haciendo lo correcto, sin poner en riesgo mi futuro mi salud", insistió.

Nadal aclaró que su objetivo ahora es estar en el Masters 1.000 de Montreal, que comenzará el 7 de agosto.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
El Heraldo
Nick Kyrgios en su anterior partido de cuartos de final de Wimbledon. EFE
Deportes

Nick Kyrgios disputará su primera final de Grand Slam

Ante el retiro de Rafael Nadal, el australiano pasará directamente a la gran cita de Wimbledon.

El australiano Nick Kyrgios disputará este domingo su primera final de Wimbledon tras la baja de Rafael Nadal por una lesión en el abdominal.

Kyrgios, que hasta este Wimbledon no había pasado nunca de cuartos de final en un Grand Slam, alcanzó aquí sus primeras semifinales, al derrotar en cuartos al chileno Cristian Garín; y pasó a la final por la baja de Nadal, que anunció este jueves su baja en el torneo.

Kyrgios, a sus 27 años, disputará su primera final de un Grande tras treinta intentos fallidos.

En dobles sí que ha conseguido levantar un 'major'. Lo logró el pasado enero en el Abierto de Australia, junto a su amigo Thanasi Kokkinakis.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Páginas

DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.