El alto comisionado de Acnur, Antonio Guterres, visitó la frontera norte de Ecuador.

Una mayor colaboración de parte de la comunidad internacional para mejorar la calidad de vida de los refugiados colombianos en Ecuador, pidió ayer el titular del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Acnur, António Guterres.

Durante la visita que efectuó Guterres a la frontera norte de Ecuador, la ciudad de Esmeraldas, para analizar la situación de los refugiados en esta zona, señaló que “este es un mensaje de solidaridad antes de Navidad y, de paso, quiero apelar a la comunidad internacional para que dé más apoyo para mejorar la vida de vosotros”.

El alto comisionado se trasladó a una comunidad del pueblo Embera, que llegó a Ecuador hace por lo menos 50 años.

Los indígenas solicitaron a Guterres la mejora de los servicios de salud y educación para sus habitantes. Por ejemplo, el líder Wilson Pairama, explicó que su pueblo ha mantenido un proceso de “resistencia” tras escapar de Colombia y sus problemas de violencia.

Pairama comentó que “aún hay mucho desplazamiento, muchos líderes indígenas son amenazados y tienen que refugiarse en Ecuador, pero cada vez tenemos menos espacio” y agregó que piden “más preocupación del Gobierno” ya que, según dijo, los habitantes de su pueblo tienen muchas necesidades en materia de salud y educación.

Guterres, por lo tanto, se comprometió a trasmitir las inquietudes al presidente ecuatoriano, Rafael Correa, con quien se reunirá hoy en Quito.

El comisionado también mantuvo un encuentro con representantes de refugiados colombianos en la fronteriza San Lorenzo, quienes pidieron más garantías en Ecuador como acceso al trabajo y a una vivienda “digna”. De hecho, uno de los refugiados explicó a Guterres que sus compatriotas han llegado a Ecuador “para trabajar y no para robar ni hacer cosas malas como muchos creen”.

Hay 8 mil refugiados más

Según datos del Acnur, desde 2001 hasta junio de 2010, más de 15.500 personas solicitaron asilo en la provincia, al tiempo que se estima que unas 8.000 han sido reconocidas como refugiadas, de las cuales el 60 por ciento se declara afrocolombiano, aunque se estima que esa cifra es superior.

Una mayor afluencia de colombianos con necesidad de protección internacional se registró desde 2005, en coincidencia “con el traslado de los cultivos de coca de Putumayo a Nariño”.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.