El Heraldo
Personas acuden a comprar a una tienda en Caracas, en plena recuperación económica.
Mundo

Venezolanos, escépticos ante el giro de EE. UU. con Maduro

Ciudadanos del vecino país consideran que la decisión de Joe Biden no fue la más acertada. Experto asegura que las medidas tienen intereses netamente económicos. 

“Algún interés tiene EE. UU. con Venezuela ante esos anuncios”. Eso fue lo primero que se le vino a la mente a Julio Romero cuando escuchó este martes que Estados Unidos levantaría algunas de las sanciones impuestas al Gobierno de Nicolás Maduro y que fueron instauradas  hace unos cinco años. 

El hombre de 50 años, residente de un sector popular de Caracas, asegura que nunca entendió muy bien de que se trataban las medidas estadounidenses sobre Venezuela, pero lo que sí sabe es que “afectaron fuertemente” su día a día.

“Recuerdo que siempre que había una cadena nacional (alocución presidencial transmitida de forma obligatoria en todos los medios de comunicación) Maduro decía que la culpa de que el país estuviese así era por culpa de las sanciones de Estados Unidos”, dice Romero, quien ve con desconfianza los recientes anuncios, pues considera que “los gringos nada lo hacen de gratis”.

El principal asesor del presidente Joe Biden para Latinoamérica, Juan González, fue el encargado de realizar los anuncios  del levantamiento de las sanciones, entre ellas la prohibición a la petrolera estadounidense Chevron de negociar con la estatal PDVSA. 

Las medidas se dieron como respuesta al pedido realizado por la oposición venezolana con vistas en reactivar el diálogo entre las partes, suspendido por el Gobierno de Maduro en octubre de 2021, tras la extradición a EE. UU. del empresario Alex Saab.

Dice Romero que en las calles de Caracas de lo único que habla es de las sanciones. “Mis vecinos y compañeros de trabajo las analizan y aunque no creen mucho en los beneficios que puedan traer, piensan que sería un paso más para el rescate de la economía del país”.  

En el exilio

Fuera de Venezuela, los migrantes también tienen sus opiniones, la mayoría de las voces son en rechazo, pues consideran que la decisión “fue un error”. 

José Antonio Colina, presidente de la organización  de venezolanos perseguidos políticos en el exilio, señaló que aliviar las sanciones y sacar de la lista de sancionados a uno de los sobrinos de Cilia Flores se interpreta como si EE. UU. “estuviera siguiendo el libreto” del gobierno de Maduro. 

“En estas circunstancias quien está mostrando debilidad y que sus estrategias  no tuvieron un efecto es Estados Unidos. El mensaje que se envía es errado, pues favorece a la tiranía y desfavorece a la sociedad venezolana quienes la interpretamos como una traición”, dijo Colina.

Entre tanto, Richard Blanco, diputado de la Asamblea Nacional de Venezuela, ex preso político y presidente del Partido Alianza al Bravo Pueblo en el exterior,  manifestó  que ha podido percibir “la indignación” de los venezolanos en el fuera de su país con los anuncios. 

“Hay que pedirle al presidente Biden que rectifique, yo lo hago como diputado a la Asamblea Nacional legítima de Venezuela, pero también como un ciudadano común, como un venezolano más de los que estamos en la diáspora, de los que hemos tenido que recibir encarcelamiento, persecuciones e inhabilitaciones”, dijo el político.  

Blanco de igual forma, rechazó  “las conversaciones” que podrían reactivarse en México, pues señala que esos representantes de la oposición venezolana no representan a ese sector del país.  

“Esto va a concluir  en un evento más como los que se han realizado,  ya van más de 20 reuniones para supuestamente llegar a acuerdos y todavía no sueltan a los presos políticos. Desde aquí nosotros rechazamos y pedidos al presidente Biden que pueda rectifique en esta decisión tan absurda que ha tomado sin tener en cuenta lo que vive nuestros hermanos venezolanos dentro y fuera del país”, apuntó el diputado. 

José Soto, venezolano residenciado en Madrid, consideró que si bien las sanciones trataron de ser una medida de asfixia para el régimen, hoy queda demostrado “que sí le hicieron daño, pero no lo suficiente”. 

“No entro a valorar si es una decisión válida o no por parte de Estados Unidos, porque sigo pensando que la solución a la problemática depende más de la presión interna que de la externa”, señaló Soto, al tiempo que indicó que las negociaciones entre el gobierno y la oposición en Venezuela, “deben retomarse”. 

“Todos los procesos dictatoriales, bélicos o no, tienen entrelíneas una negociación, en la mayoría de los casos. En los últimos años se ha negociado y si no ha habido éxito es porque el gobierno nunca ha cumplido los acuerdos, pero debemos seguir intentándolo”, insistió el venezolano.

Jorge Rodríguez y Gerardo Blyde, respectivamente, informaron de una reunión de trabajo entre ambos.
Unos intereses

Gabriel Orozco Restrepo, internacionalista y director del doctorado Sociedad y Cultura Caribe de la Universidad Simón Bolívar, expresó que este era un escenario pronosticado ya que se venía mostrando signos de relajamiento de las sanciones con respecto a Venezuela. 

“La administración de Biden en estos momentos enfrenta problemas inflacionarios de alto costo sobre todo por cuenta del aumento de los combustibles y por obviamente razones de crisis logísticas en materia de distribución de hidrocarburos; si bien es cierto que Rusia no es el principal productor mundial de petróleo sí juega un papel central en la geopolítica de los combustibles y en ese sentido Rusia ha llevado a que haya una mayor crisis energética a nivel global”, explica Orozco Restrepo. 

En ese orden de ideas, para el analista,  Estados Unidos está buscando mercados alternos y obviamente al ser Venezuela el país con mayores reservas de petróleo del mundo y uno de los potenciales exportadores de mayor insumo de petróleo crudo que pueden refinar en Estados Unidos, este país pues sería “un muy buen socio”. 

Las sanciones contra Venezuela fueron impuestas a mediados de 2017 por el Gobierno de Donad Trump, tras las protestas realizadas en ese país. Las medidas fueron directamente contra PDVSA y al Banco Central de Venezuela para que no se siguiera vendiendo petróleo al principal comprador que era Estados Unidos, con la finalidad de cortar el flujo de dólares al gobierno de Maduro y presionar su salida del poder.   

El Gobierno de Biden dejó que el anuncio no supone un cambio en las políticas de Estados Unidos respecto a Venezuela, y que Washington está dispuesto a endurecer las sanciones contra el país si ve motivos para ello. *Con datos de Efe

Un barbero atiende a un cliente en una barbería callejera en el centro de Caracas, Venezuela.
Gobierno exige a Saab como parte del diálogo; México se dispone a albergar las reuniones

El Gobierno de Venezuela reiteró su exigencia de que el empresario colombiano Alex Saab, presunto testaferro del presidente Nicolás Maduro extraditado a Estados Unidos el pasado octubre, participe en la negociación que sostienen con la oposición en México, informó este martes el jefe de la delegación oficialista, Jorge Rodríguez.

“Nuestro hermano Alex Saab, secuestrado desde hace 704 días, es miembro pleno de la delegación de Venezuela y es nuestro delegado ante la mesa social que estamos discutiendo. En ese sentido, Venezuela ha exigido, exige y exigirá la participación de Alex Saab en cualquiera de las iniciativas de trabajo que eventualmente se acuerden”, dijo Rodríguez en un mensaje en su cuenta en Twitter.

Las conversaciones que la oposición venezolana y el Gobierno de Maduro estaban teniendo en Ciudad de México iniciaron en agosto pasado y se suspendieron en octubre, por decisión del oficialismo, tras la extradición de Saab.

Entre tanto, el Gobierno mexicano ofreció su “disposición” para albergar de nuevo los diálogos de paz entre el Gobierno de Venezuela y la opositora Plataforma Unitaria de Venezuela.
“México dispuesto y listo para recibirles y contribuir a que sean todo un éxito. ¡Enhorabuena!”, manifestó el secretario mexicano de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, en sus redes sociales.
El canciller de México reaccionó a las “conversaciones formales” que este martes iniciaron el Gobierno de Maduro y la oposición venezolana para la “reactivación” del diálogo. EFE

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.