Descripcion de la foto
Por: Jesus Blanquicet

“Cónsul dijo que iba a traernos buñuelos en Navidad”: colombiano preso en Caracas

Juan Colorado Correa visitó en horas de la mañana de este jueves el centro de reclusión, ubicado en La Yaguara, suroeste de la capital venezolana.

Una visita poco común recibieron este jueves los 58 colombianos detenidos en Caracas. Juan Colorado Correa, cónsul colombiano en esa ciudad venezolana, les informó que permanecerán detenidos durante las fiestas decembrinas, por lo que estaban preparando la logística para llevarles “buñuelos en Navidad”.

Edelberto Ramos Terán, uno de los 53 costeños que hacen parte del grupo, le manifestó a EL HERALDO que la visita se presentó en la mañana del jueves, y aseguró que hasta el centro de reclusión, ubicado en La Yaguara, suroeste de Caracas “llegó el cónsul y dos funcionarios más”, para convocar a una reunión a la que “tres de nosotros fuimos llevados para transmitirnos el mensaje”.

“No vinieron a traernos una voz de esperanza, vinieron fue a humillarnos. Nos dijeron que no nos preocupáramos porque en Navidad nos iban a traer buñuelos y empanadas. Nosotros no estamos para eso. Queremos que nos ayuden a salir de acá”, explicó Ramos Terán, nacido en Cartagena.

El encuentro, según el detenido, no demoró más de media hora.

“Nunca dicen nada en concreto. Nos preguntaron qué estaba haciendo el abogado por nosotros. Eso no es preocuparse por nosotros, eso es evadir su responsabilidad como funcionario público dispuesto para la atención de los colombianos fuera del país”, señaló.

Por su parte, Enoc Montemiranda, aseguró que la visita “fue una burla”, toda vez que las autoridades colombianas “nunca van a verlos con regularidad” y solo lo hacen “para humillarnos y jugar con nuestra libertad y los sentimientos de nuestras familias”.

“En la reunión el cónsul nos dijo que estaban haciendo lo posible para ayudarnos. ¿Yo quiero saber qué es lo posible que están haciendo?”, agregó Montemiranda, quien dijo que el funcionario les manifestó que ellos estaban allí “porque Maduro así lo decidió”.

“Ellos (consulado) saben de nuestra situación, la han visto. Saben que comemos todos los días a las tres de la tarde una ración de comida y que los domingos no nos dan nada. Saben que nuestra salud física y mental corre riesgo acá”, aseveró Montemiranda, quien es de Barranquilla.

Cabe recordar que el grupo permanece detenido en Caracas, luego de que el presidente Nicolás Maduro, anunciara el primero de septiembre de 2016 que había desmantelado un grupo de paramilitares.

Este medio intentó obtener información oficial por parte de la Cancillería y del Cónsul en Caracas, pero no fue suministrada.

La Procuraduría General de la Nación estableció un lapso de cinco días hábiles que inició el pasado primero de diciembre, para que la Cancillería “estableciera un plan jurídico” en procura de lograr la libertad de los 58 connacionales detenidos desde hace un año y tres meses.