El Heraldo
Los jugadores de Colombia entrenando en el Kazán Arena, escenario del partido de hoy. AFP
Mundial Fútbol

Partido para conservar la esperanza

Colombia se enfrenta a Polonia, hoy a partir de la 1 p.m., con la necesidad de sumar para mantenerse con vida en el Mundial.

Robert Lewandowski tiene pensativo a José Pékerman. Adam Nawalka planea cómo anular a James y Falcao. El Colombia-Polonia de hoy en Kazán, por la segunda fecha del Grupo H, es la guerra por la supervivencia en Rusia-2018.

Sorprendida por Japón, Colombia llega a la batalla a orillas del Volga sacudida por la inesperada derrota 2-1 en el debut, el mismo resultado con el que los leones senegaleses desplumaron a unas mansas ‘Águilas Blancas’.

El Mundial comenzó de espaldas para amarillos y blanquirrojos, los considerados favoritos de la llave.

En Saransk, los ‘Samuráis Azules’ se cobraron venganza del baile (4-1) que Colombia les dio en Brasil-2014 y sacaron provecho del hombre de más en la cancha tras la expulsión de ‘la Roca’Carlos Sánchez a los 3 minutos de juego.

Senegal, por su parte, dispuso todos los controles para aislar a Lewandowski y anular al creativo Piotr Zielinski, un dispositivo perfecto que no le deparó problemas para saborear en Moscú una victoria ante el cabeza de serie de la llave.

Rezando por James

A los errores que Colombia cometió ante Japón, se sumó la ausencia del astro James Rodríguez desde el inicio, afectado por una fatiga muscular en el gemelo izquierdo que apenas lo dejó jugar desde los 60 minutos y cuando el equipo perdía.

“El domingo hay que ganar como sea”, resumió en pocas palabras Falcao. “Son ellos o nosotros”, sentenció el capitán colombiano.

“El simple hecho de estar con vida y posibilidades en un Mundial nos da el envión anímico que necesitamos para estos dos partidos que nos quedan”, destacó el ‘9’ del AS Mónaco y debutante en Copas del Mundo tras su ausencia en Brasil.

Pékerman realizará varios cambios en el once, como el ingreso de los defensores Cristian Zapata y Yerry Mina como centrales, y de Wílmar Barrios, Abel Aguilar y Mateus Uribe en la primera línea de volantes.

James movería los hilos desde el arranque, y estaría acompañado en el medio ofensivo por Juan Guillermo Cuadrado, sacrificado ante los japoneses a los 30 minutos, además de su flojo partido, y Luis Fernando Muriel o Uribe.

Lewandependientes

La estructura de juego de Polonia está armada para rodear a Lewandowski.

El bombardero del Bayern Múnich no vio la luz ante los senegaleses, y en muchas ocasiones se le vio aislado y molesto por la falta de precisión y de ‘timing’ de sus compañeros a la hora de leer sus desmarques.

El tres veces máximo goleador de la Bundesliga se fue frustrado del Spartak Stadium de Moscú, pero su voraz apetito de gol está intacto. Colombia tiene que fortalecerse y evitar la fragilidad que mostró defensivamente ante Japón si no quiere que el ‘9’ encuentre tierra fértil para marcar.

Lewandowski se encontrará con James, su nuevo socio la pasada temporada en la disciplina bávara, un duelo con un condimento especial desde el mismo día en que Colombia y Polonia quedaron sembradas en la llave.

“Hola mi hermano James. Recuerdo bastante tus goles en el pasado Mundial. Espero que esta vez recuerdes los míos en Rusia 2018”, tuiteó en diciembre el artillero polaco.

El partido, previsto a las 1 p.m. (hora colombiana) en el Kazán Arena, será arbitrado por el mexicano César Ramos.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.