Mundial Fútbol | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
El mediocampista alemán Mesut Özil durante un entrenamiento de su selección.
AFP
Mundial Fútbol

La pesadilla de Ozil y Gundogan por sus raíces

Los mediocampistas de Alemania han recibido duras críticas y han sido señalados de traidores a la patria.

¿Hijos de inmigrantes no integrados o víctimas de racismo?: Mesut Özil e Ilkay Gündogan, internacionales alemanes de origen turco, arrastran semanas de polémica, que ha marcado su preparación para este Mundial de Rusia, donde el equipo defensor del título debuta el domingo ante México.

Todo empezó a mediados de mayo, cuando Özil y Gündogan, jugadores del Arsenal y del Manchester City, fueron fotografiados en Londres mientras entregaban camisetas dedicadas al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, que estaba en plena campaña electoral.

‘‘Para mi presidente”, había escrito Gündogan en su propia camiseta.

El viernes, en el último partido en suelo alemán de la selección antes de viajar a Rusia, una parte del público de Leverkusen abucheó sonoramente a Gündogan durante la victoria 2-1 ante Arabia Saudí. 

El jugador acabó llorando en el vestuario al final del partido, según la prensa alemana. Özil, con una pequeña lesión, era baja para ese partido.

Un día después de la controvertida foto con Erdogan, el presidente de la Federación Alemana de Fútbol (DFB), Reinhard Grindel, había reprendido a los jugadores, aludiendo al “respeto de los valores alemanes”.

La extrema derecha parlamentaria entró de lleno en la polémica y solicitó que, si los jugadores reconocían a Erdogan como su presidente, entonces debían jugar con Turquía y no con Alemania. El exinterancional Stefan Effenberg, una voz respetada en su país, llegó incluso a solicitar su exclusión del equipo nacional, algo que el seleccionador Joachim Löw dice no haberse planteado ni por un segundo.

Gündogan decidió hablar con la prensa la pasada semana, pero no pidió disculpas, aunque admitió que las críticas le habían afectado.

“Me quedé muy sorprendido al escuchar decir que no estábamos integrados y que no queríamos vivir de manera conforme a los valores alemanes”, afirmó, asegurando que sí están plenamente comprometidos con la sociedad alemana y lo que representa.

En cuanto a Özil, su opción ha sido la del silencio, llegando incluso a decidir que no hablará con los periodistas en todo el Mundial. “Si no quiere responder a las entrevistas, que lo haga en el campo”, afirmó el miércoles el presidente de la Federación Alemana.

A tres días del primer partido mundialista y después de las dudas generadas en los últimos amistosos, esta polémica ha marcado en parte el día a día del equipo.

Özil, con sus 90 partidos como internacional (23 goles, 39 asistencias) es uno de los jugadores de referencia para Löw, que ve en él una encarnación del fútbol ofensivo, inspirado y elegante que trata de inculcar en la Mannschaft desde hace 12 años.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más noticias de:

  • Copa del Mundo Rusia 2018
  • Mesut Özil
  • Selección Alemania
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web