Mujer e Igualdad

“Sobreviví al cáncer de mama”: tres relatos que inspiran

En el Día Mundial de la lucha contra esta enfermedad, EL HERALDO visibiliza la resiliencia que Patricia, Milena y Eloísa tuvieron en esta etapa de vida. 

“Me voy a morir”. Este fue el primer pensamiento que le llegó a Patricia, Milena y Eloísa al enterarse de que tenían cáncer de seno. Las tres mujeres coincidieron en la reacción de tristeza y dolor, pero al mismo tiempo en la capacidad de adaptación a una situación adversa que tuvo un desenlace positivo en sus vidas.

En el marco del Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer de Mama, que se celebra este martes, EL HERALDO visibiliza las historias de vida de este tridente de victoriosas. Sus relatos hoy sirven de inspiración para muchas otras mujeres que están pasando por la misma enfermedad.

Enmarcado también en la conmemoración de la fecha, la Liga Contra el Cáncer - Seccional Atlántico promueve una campaña titulada “Sincronizarte con tu cuerpo es escucharlo”,  que busca hacer un llamado a la prevención a través del autoexamen, el control médico y la mamografía a todas las barranquilleras y atlanticenses.

Lea aquí: Hábitos saludables para prevenir la diabetes

“El cáncer de mama continúa siendo el de mayor frecuencia en Colombia y el que ocasiona el mayor número de muertes. Este tipo de cáncer es curable si se detecta y se trata oportunamente”, dijo a EL HERALDO Mylene Sánchez de Forero, presidenta de la Liga contra el Cáncer – Seccional Atlántico.

La líder detalla que este año, a diferencia del 2019 y 2020, la patología tuvo un crecimiento exponencial en el Atlántico porque, “debido a la pandemia, las mujeres no siguieron sus tratamientos y otras no fueron a chequeos de rutina anuales”.

Resalta, además, que el papel de los hombres es fundamental en el proceso de prevención, y por eso en su campaña integraron como “hombre representativo de la ciudad” al ingeniero Andrés Yabrudy, presidente de Gecelca S. A. “Lo que se quiere es que él como imagen les haga un llamado a los hombres para que sean los vigilantes de la salud de las mujeres en su hogar: mamá, suegra, esposa, hijas, nueras y nietas”, puntualizó Sánchez.

Lea también: Diabetes y covid, enfermedades que podrían causarle dolores neuropáticos

Otras personalidades, como Valeria Charris, reina del Carnaval de Barranquilla 2022, también se sumaron a “Sincronizarte con tu cuerpo es escucharlo”, ya que solamente unidos se podrá derrotar al cáncer.

“La fe y la actitud lo son todo en esta condición”

Patricia Hernández Thimiam es de Alemania, pero hace 30 años vive en Venezuela. Llegó a Colombia en 2020 porque su hija, quien reside en el país, iba a tener su bebé. Fue en suelo colombiano donde empezó a escribir la historia más dura de su vida hasta el momento.

Aquí, en medio del nacimiento de su nieto y atravesando la pandemia de la covid-19, descubrió que tenía cáncer de mama. Una bolita en su seno derecho la alarmó y recurrió a un médico. El 16 de octubre de 2020 fue diagnosticada.

“Cuando me sentí la bolita pensé que era un golpe, pero cuando supe que era cáncer lloré por días hasta más no poder. Después me sequé las lágrimas, cambié de actitud y fui completamente positiva. La gente que me rodeó me ayudó muchísimo”, contó a esta casa editorial.

Para la mujer de 53 años lo más difícil de vivir este proceso no fue la caída del cabello, ni los síntomas provocados por las quimioterapias, sino la angustia por el panorama económico. Por ser extranjera, según afirma, no pudo encontrar una EPS que la afiliara al sistema de salud colombiano.

“Cada sesión me salía acá en Barranquilla en $8 millones, y eran 22 sesiones. Sin embargo, mi hija empezó a publicar mi caso en las redes y desde Valledupar me llamó una señora que me dijo que allá me podían atender”.

Así fue, un médico se apiadó de su situación y decidió atenderla con un plan de pago “asequible” a su bolsillo. El 23 de mayo de 2021, precisamente el día de su cumpleaños, recibió el mejor regalo: la noticia de que ya su cuerpo no tenía cáncer.

“La fe y la actitud lo son todo en esta condición. Finalmente, de la crisis vino la calma y de esta situación nació un emprendimiento que se convirtió en nuestra tarea del día”.

Milena Tuirán. Luis Rodríguez Lezama
Amor propio, clave en este proceso

El día en el que se sintió una pequeña masa en la parte superior del seno iba en camino a pintarse el cabello. Verse bien siempre ha sido algo fundamental en la vida de Milena Tuirán. El cuidado personal, según cuenta, era asunto primordial para ella.

Aunque nunca pensó que sería cáncer, la idea de tener algo en su organismo la inquietaba. Así que, en medio de su día de belleza en la peluquería, llamó a un médico amigo para que le diera una cita.

Después de unos días de varios exámenes, su esposo fue el primero en enterarse de que esa masita era un tumor maligno. “El diagnóstico me lo dieron el 20 de diciembre de 2018. Por mi mente pasó: -me voy a morir, ¿por qué yo?-. Golpeaba el carro, le decía a Dios que por qué me tocaba a mí, si yo había sido buena. Sin embargo, ya después de llorar, me calmé y organicé la cita con el oncólogo”, recordó Milena.

Lea aquí: Rabia, enfermedad que cobra 60 mil vidas humanas al año

Empezó un duro capítulo en la vida de esta barranquillera de 51 años. Llegaron los tratamientos, las quimioterapias, el cansancio corporal, y la caída del cabello.

“Me preocupaba mi aspecto físico, que me fuera a ver diferente, pensaba que me vería horrible, pero cuando empecé a usar los turbantes y las pañoletas comencé a disfrutar el momento”.

Mientras el pelo caía a montones, su autoestima subía. Milena entendía que eso era efecto del tratamiento que le salvaría la vida. Afirma que el amor propio en esta etapa, además del apoyo de los seres queridos, es de suma importancia para salir victoriosa.

“Ahora valoro mucho más la vida, no me quejo, de hacerle la vida más agradable a las otras personas, trato de no desesperarme con las cosas, a sobrellevar mejor las situaciones y a creer mucho más en mí”.

Lea también: Hormiga carnívora de Brasil ataca a animales en Sucre

Eloísa Orozco Luis Rodríguez Lezama
“Sin senos sí hay paraíso”

Lo que para otra mujer quizás sea una situación de extremo dolor, para ella fue motivo de alegría. Saber que uno de sus senos sería totalmente extirpado en una mastectomía significó para Eloísa Orozco “lo mejor”.

“Hay que pensar más en la salud que en la vanidad. Es más, tampoco quiero hacerme reconstrucción porque he visto que unas compañeras ya han pasado por cirugía varias veces. Además, pienso que si Dios me dio una segunda oportunidad de vida, voy a vivirla como Él me la mandó”.

La barranquillera de 58 años recibió la noticia de la enfermedad en 2012. Decidió ir a chequeo médico luego de verse “muy hundido” el pezón derecho. Su diagnóstico de cáncer de mama en etapa tres le provocó mucha tristeza y dolor. Lloró y lloró, pero luego supo que debía seguir adelante.

Orozco pasó por la caída del cabello, de pestañas y cejas, vómitos, entre otros síntomas. Nada de lo anterior fue lo más difícil para ella. “A mí eso no me importó, nunca usé peluca porque yo pensaba que si Dios me había mandado esa prueba era también para que la luciera. Salía con mi cabeza pelada para todos lados. Lo más duro para mí fue no volver a jugar softbol”.

Esta jugadora cambió de escenario y aunque ya no batea la pelota, logró ponchar a la muerte. Ahora se encarga de dictar conferencias y servirle de apoyo a más mujeres que pasan por el cáncer.

“A las mujeres que están por eso que ya yo pasé les digo que sin senos sí hay paraíso, así me siento regia. También que se tomen las cosas con buena actitud. El cáncer no es sinónimo de muerte, es sinónimo de vida porque uno lucha por estar viva”.

Así se hace el autoexamen

La Liga de la Lucha contra el Cáncer de Mama - Seccional Atlántico recomienda a las mujeres desde los 18 años en adelante hacerse el autoexamen de seno una vez al mes.

Lo ideal es poner la mano derecha por detrás de la cabeza. Con los dedos del medio de la mano izquierda presione suave, pero con firmeza haciendo movimientos pequeños para examinar toda la mama derecha.

Luego, estando sentada o de pie, palpe la axila, ya que el tejido mamario se extiende hasta esta zona. Luego repetir el proceso con el otro lado.

“Es importante estar desnuda frente al espejo para ver si tienen alguna anomalía en sus senos, en la forma de la aureola, en el pezón, o algún cambio de color y tamaño. También, verificar si las tonalidades en la piel han cambiado o si hay algún enrojecimiento”, explicó Mylena Sánchez de Forero.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.