Mujer E Igualdad | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Ángela Ponce representó a España en Miss Universo 2018. Fue la primera mujer trans en el certamen.
Mujer e Igualdad

Reinados y belleza, una polémica entre el género y la discriminación

Organizaciones de Derechos Lgbti opinan que el género es “más que biología”.

Miss Universe Colombia, la franquicia que escogerá a la candidata que representará al país en Miss Universo y fue adquirida hace poco por la exseñorita Atlántico Natalie Ackermann para que tuviera como sede Barranquilla, desató una polémica en los últimos días al publicar los requisitos de las aspirantes.

Uno de los puntos, el número 13 del reglamento, causó malestar entre miembros de colectivos Lgbti por considerarlo “discriminatorio” hacia las mujeres trans: ser mujer y no haber cambiado de sexo.

La medida que, hasta el momento, restringe el concurso solo a mujeres que hayan nacido siendo mujeres ha sido criticada por continuar con las mismas reglas “conservadoras” del Concurso Nacional de la Belleza, un certamen a menudo tildado de “obsoleto” y “anacrónico” por no ir a tono con los cambios de la mujer en la sociedad.

Ángela Ponce, primera candidata trans en Miss Universo, que en 2018 representó a España, fue una de las figuras que criticó la medida en una publicación que hizo a través de su cuenta de Instagram.

La modelo dijo sentir “una enorme tristeza” por “las cadenas mentales” del concurso.

“Lo único que hacen es quitarles a ellos mismos como organización la oportunidad de que mujeres maravillosas engrandezcan y enorgullezcan a ese maravilloso país. La decisión tomada por la organización de Miss Universe Colombia es un reflejo de su propia ignorancia”, posteó Ponce.

Se aceptarán “más adelante”. Miss Universe Colombia dijo mediante un comunicado publicado el pasado miércoles que no se cierra a la participación de mujeres trans en un futuro, pero que en la actualidad se encuentran en un proceso de “transición” del antiguo reglamento a uno que vaya en sintonía con las reglas de Miss Universo.

“Nosotros en este momento estamos en una transición importante entre lo que era un antiguo reglamento, por cierto muy exitoso durante muchos años. Vamos a respetar parte de la tradición y vamos a hacer una transición hacia unos nuevos reglamentos donde, de manera paulatina, terminaremos ya con el mismo reglamento de Miss Universe Internacional. Miss Universe Colombia no se cierra a la posibilidad de incluir mujeres transgénero en un futuro”, cita la publicación.

En una entrevista con EL HERALDO, la presidenta de la organización, Natalie Ackermann, que representó a Alemania en Miss Universo de 2016, señaló que en tiempos anteriores ni siquiera había existido el debate porque las organizaciones encargadas daban “un no rotundo” a la participación de mujeres trans, posibilidad que ellos no descartan.

“Oportunidad para un cambio”. Para la activista trans Clarissa Rugeles, el concurso tiene “una oportunidad de oro para llevarle al mundo un mensaje de igualdad”.

“Miss Universo empieza a mostrar avances que se han venido gestando en materia de igualdad, el rechazo en estos concursos a la participación de mujeres trans va en contravía de eso que ellos han intentado visibilizar: más respeto, más diversidad, menos homogeneización de las mujeres en general”, apunta.

Sophie Salas, mujer transgénero de 33 años, dice que a pesar de las críticas que tienen los reinados de belleza en la sociedad, a lo largo de los años estos espacios se han constituido como elementos de integración para las mujeres trans, quienes han tenido muy limitada su circulación.

“Algunas han podido, a través de estos escenarios, dar a conocer sus talentos. Pienso que en esta época de cambios sociales pequeñas acciones inclusivas pueden dar un gran mensaje”.

Para Wilson Castañeda, director de la Corporación Caribe Afirmativo, los grupos feministas y defensores de Derechos Humanos han realizado críticas sistemáticas a este tipo de eventos por considerar que “cosifican a las mujeres”.

“Entendemos que son espacios libres que no obligan a nadie a participar, pero lamentamos que se inviertan tantos recursos, en ocasiones recursos estatales, para eventos que terminan mirando a la mujer como un objeto para generar un espectáculo”.

Más que biología. Castañeda afirma que si bien estos espacios tienen el derecho de existir y algunos han ido cambiando el chip al reivindicar derechos y “democratizar el concepto de belleza”, decir (o insinuar) que una mujer trans no es una mujer “es discriminación y es tan reprochable que se haga tanto en lo público como en lo privado”.

“La discusión del género va más allá del cuerpo, ser hombre o ser mujer no está dado por la biología o la anatomía porque no solo somos seres animados que nos movemos, sino seres pensantes que construimos realidades. Ser mujer o ser hombre no es solo poseer un cuerpo, sino construirse en él”.

Explica, además, que las personas trans han sido reconocidas por los estados, la comunidad internacional y la población civil, respetándose el género en el cual se quieran enunciar. Esto ha sido ratificado en innumerables ocasiones en políticas públicas, leyes y mandatos internacionales. Por lo cual, resalta Castañeda, una organización, “así sea privada, no puede insinuar que las mujeres trans no son mujeres debido a su construcción biológica”.

“Estas organizaciones al ser privadas dicen que ponen sus estatutos, pero es que la discriminación no da lugar a derechos. Una persona no puede decir ‘en mi bar me reservo el derecho de admisión y como es mi propiedad no entran personas afro’: sí, es su bar, su propiedad, pero cuando su normatividad incita a la discriminación usted viola un principio superior que son los derechos humanos y no está por encima su interés privado al bienestar público. Las personas tienen derecho a su identidad de género”.

Castañeda concluye que este tipo de situaciones generan violencia y “en pleno siglo XXI” se debe reconocer que el género es una construcción social, no un asunto biológico ni anatómico.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más noticias de:

  • Comunidad LGBTI
  • Miss Universo
  • mujer trans
  • reinado de belleza
  • Señorita Colombia
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web