El Heraldo
Cortesía
Mascotas

“No hay que ocultar el dolor por la muerte de las mascotas”

El escritor valduparense Alonso Sánchez Baute, en su nuevo libro ‘La mirada de Humilda’ aborda el estrecho lazo afectivo que se crea entre humanos y animales.

Alonso Sánchez Baute es un escritor oriundo de Valledupar que se ha dedicado a escribir textos sobre el conflicto armado, tales como Libranos del mal, en el que cuenta las vidas de Ricardo Palmera, alias Simón Trinidad, comandante del Bloque Caribe de las Farc, y de Rodrigo Tovar Pupo, alias Jorge 40, comandante del Bloque Norte de las AUC.

También ha escrito sobre juglares como Leandro Díaz, y de otros temas que le apasionan, pero hace dos meses publicó La mirada de Humilda, libro dedicado a contar aspectos cotidianos de sus 14 años de vida junto a su perra, una pequeña west highland white terrier.

Esta es una temática casi que inédita en nuestro país, a la que el valduparense le sacó un buen filón, ya que en su relato logra que los lectores se conecten con muchos de los sentimientos que despiertan los animales.

El libro publicado por el sello Seix Barral, que contiene 207 páginas, cuenta la historia de Humilda en orden cronológico: desde el momento en que él y su pareja de entonces la adoptaron en casa de unos amigos, hasta los últimos momentos que compartió a su lado.

“La adopté cuando tenía apenas tres semanas de nacida. Humilda nació el 3 de abril de 2007 y coincidencialmente murió el 3 de abril del 2021. Como estaba tan cachorra yo la seguí amamantando con un biberón, y eso quizás creó un vínculo mucho más estrecho del que normalmente existe entre una mascota y su dueño”.

Además de hacer referencia a los 14 años que vivió al lado de Humilda, la obra se cruza con un ensayo extenso que comienza con la autodomesticación del lobo –ancestro del perro–, hace 30 mil años, hasta lo que ocurre hoy cuando muchas personas tratan de “humanizar” a los perros, algo con lo que el autor no está de acuerdo.

Sánchez Baute sostiene que luego de sumergirse en el mar de recuerdos que le dejó su mascota, llegó a la conclusión de que “el animal no tiene nada que aprender del hombre, pero en cambio el hombre si tiene que aprender mucho del animal”.

Sobre esta premisa se detiene particularmente en el valor de la lealtad y la carencia de rencores.

“Los perros no sienten rencor y en eso se diferencian mucho de nosotros, especialmente en este país tan polarizado. Yo hablo mucho del amor en este libro, y no me refiero al amor romántico ni erótico, sino de la capacidad de atender y entender al otro, en este caso el perro. En Colombia tenemos tanta dificultad para entender al otro, y creo que en este libro hay unos buenos consejos para lograrlo”.

En sinergia con los lectores

El también periodista cesarense en diálogo con EL HERALDO contó que ha comenzado a recibir mucha correspondencia a través de sus redes sociales sobre el duelo que se genera tras perder a una mascota.

Esto debido a que en palabras del autor hay un tabú social frente a este tema. 

“La sociedad establece que el hombre debe de sentir determinados sentimiento ante determinadas cosas, pero eso es algo absurdo, el hombre tiene que ser capaz de aceptar los sentimientos que tiene, así sea por un animal. Cuando se murió Humilda me cuestioné mucho el porqué me dolía tanto esa muerte, entonces las personas que me han escrito me comentan que ellas también han tenido que callar su dolor en público debido a los prejuicios existentes, así que este libro está ayudando a que la gente sea capaz de hablar en público del dolor que le causó la muerte de su mascota. Eso es un gran error, insisto no hay que ocultar el dolor ante la muerte de nuestras mascotas”.

Desde la mirada de Humilda

Un elemento curioso del libro es que cada uno de sus 15 capítulos -con la excepción del último- termina con un par de páginas escritas desde el punto de vista de Humilda. Es un gesto empático con el que Sánchez Baute decide darle una voz, como diciéndole a los lectores que juntos escribieron el libro.

“Lo más bonito que me dijo fue que conmigo aprendió a recibir, porque nunca alguien le había dado tanto” afirma.

En la medida que avanza el libro, la voz de Humilda se transforma en el corazón de la obra, sobre todo por la fuerza de sus últimos monólogos.

Alonso sostiene que la escritura de este libro de algún modo fue terapéutica.

“El hecho de escribir me ha ayudado a superar algún momento de mi vida, pero esa no es mi búsqueda como escritor. En este caso, cuando murió Humilda, viví su duelo los primeros meses. Después cuando fue pasando y me tranquilicé, pude encontrar un tono para escribir, y eso se debió a que la herida estaba cicatrizada, y eso permitió que la historia fluyera”.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.