El Heraldo
Shutterstock
Mascotas

¿Cómo entender el lenguaje corporal de su mascota?

A través de las orejas, la cola y la postura los animales manifiestan sentimientos y emociones. Según los expertos, hay señales que los cuidadores deben aprender a leer a diario.

A la hora de convivir e interactuar con las mascotas es importante conocer algunas de sus señales y conductas para llevar un vínculo sano. Independientemente de la raza, el tamaño o la edad, las mascotas, sean perros o gatos, manejan un lenguaje corporal que hace parte de su naturaleza y su libre desarrollo.

Los cuidadores deben observar cada detalle de su comportamiento y movimiento físico para entenderlos. Así lo manifestó a EL HERALDO Javier Rivas, médico veterinario de la Universidad de la Salle.

Los perros tienen un lenguaje corporal muy diferente al de los gatos.

Lea aquí: Estos son algunos de los mejores papeles que interpretó Edgardo Román

“Los gatos al ser mucho más independientes su lenguaje puede contener signos no muy evidentes”, dijo el experto.

Cuando los perros mueven la cola es sinónimo de que está feliz en la mayoría de los casos, mientras que los felinos demuestran este sentimiento cuando ronronean.

Cuando los animales tienen las orejas hacia arriba están en un estado de alerta, de atención, y sienten que algo está pasando. Por el contrario cuando las  agachan o las ponen hacia atrás, es un signo de que están en alerta y con una conducta que tiende a la defensiva.

Lea también: Luto en la televisión colombiana, falleció el actor Edgardo Román

En ese estado de nerviosismo tal vez tendrá el cuerpo encorvado o agachado por si debe huir.

También lamerá su nariz o mostrará la parte blanca de sus ojos.

Cuando un perro persigue su cola es porque está buscando llamar la atención de su amo. No obstante, en ocasiones este comportamiento puede ser una señal de que esté sufriendo algún tipo de dolencia o que un parásito le está molestando.

Lo que los dueños deben saber

No solo el lenguaje corporal ayuda a entenderlos, sino también los sonidos. Son signos de defensa o ataque inminente los gruñidos del perro o los bufidos del gato. En el caso de los caninos, los ladridos no siempre significan lo mismo.

Por increíble que parezca, cuando está feliz tiene un tono agudo, pero cuando está a la defensiva cambia y su actitud también.

Los gatos cuando están a gusto ronronean y marcan territorio con sus propietarios, y cuando por el contrario están incómodos pueden llegar a bostezar.

Si lo que escucha son gemidos es porque el animal tiene algún dolor que lo aqueja. En este caso, lo mejor que puede hacer es llevarlo a su médico veterinario.

Como lo explica Rivas, hay signos que son clínicos, por ejemplo, cuando los animales comienzan a recostar la cabeza contra las paredes es una manifestación de un problema neurológico.

La cola metida entre las patas es señal de miedo o angustia, y hacia abajo es alerta.

“A veces ellos están con otros perros y se tiran con las patas para arriba es la manera de presentarse para que se olfateen y se acerquen, pero eso depende del temperamento del animal”, señaló el médico veterinario que a su vez  recuerda que todas las mascotas comparten los mismos principios pero no se comunican exactamente de la misma manera.

La postura es importante

Cuando vea a la mascota con sus patas delanteras estiradas pegadas al suelo y el rabo elevado en movimiento, quiere jugar.

 Lo mismo que cuando da vueltas sobre sí mismo.

Caminar sin rumbo por los pasillos de la casa es una señal de que están aburridos o estresados y lo mejor será sacarlos a pasear.

Cuando las mascotas quieren que las acaricien lo harán saber moviendo su cola suavemente. Estarán tranquilos y relajados, se acostarán en el suelo y mostrarán su barriguita para que lo rasques.

La hora de la comida es la favorita de todos, y la de las mascotas también.

“Los perros siempre están comiendo y si se les acostumbra a ciertas horas, cuando no tienen la comida empiezan a avisar, ladran, caminan y te buscan. Con los gatos es diferente porque ellos no comen porciones, sino que van comiendo poco a poco durante el día”.

“Cuando uno convive con un animal se aprende a interpretar sus comportamientos, cuando hay cambios debe ser un impulso para ver qué sucede”; concluyó Rivas.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.