Mascotas | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Hay que asegurarse de que el perro, si permanece en un patio la mayor parte del tiempo, tenga un lugar donde se refugie del calor.
Shutterstock
Mascotas

¿Cómo ayudar a tu mejor amigo a combatir el calor?

Expertos comparten algunas pautas para identificar la hipertermia y darles mejor calidad de vida.

Desde hace varias semanas la temperatura en Barranquilla viene en aumento, y así como sentimos las consecuencias de este fenómeno también lo hacen nuestros animales.

La hipertermia o golpe de calor en gatos y en perros es causada por la exposición frecuente a altas temperaturas ambientales. Por ello, es importante analizar sus rutinas para evitar que se vean afectados de cualquier manera mientras los paseamos o incluso desde casa. Cabe resaltar que los canes y felinos cuentan con muy pocas glándulas sudoríparas en la nariz y en la superficie de las patas, las cuales disipan el calor por medio del jadeo, también por las orejas. Esto es un proceso muy lento.

Los síntomas más comunes del golpe de calor son la aceleración del ritmo cardiaco, jadeos, salivación excesiva, respiración rápida y nerviosa, dificultad para caminar, desorientación, tonalidad azulada en mucosas y encías debido a la falta de oxigenación en sangre, temblores, debilidad muscular y falta de equilibrio con posible vómito y diarrea a causa de una disminución de azúcar y sales en su cuerpo. Además, una temperatura corporal mayor de 39°C.

En caso de detectar que la mascota está padeciendo  un golpe de calor, la ida al veterinario es inminente. Mientras tanto, se pueden aplicar algunas medidas de primeros auxilios en casa para que disminuya su temperatura corporal. Entre ellas, mojarla con agua al clima (ni helada, ni caliente), evite cubrirla con toallas; también puede intentar que el animal beba agua fresca para que vaya hidratándose. Una vez en el veterinario es importante describir el episodio con la mayor cantidad de detalles posibles.

Para evitar exponer a los perros o gatos, expertos recomiendan tener mucho cuidado y no pasearlos a horas donde el sol pegue fuerte y haga mucho calor, pues su temperatura corporal puede superar los 37.5°C y esto les impediría autorregularla, como consecuencia empezarían a perder algunas funciones.

Por lo anterior, se debe procurar tenerles siempre agua disponible, pasearlos por lugares donde les dé sombra y evitar que hagan mucho ejercicio en horas pico de calor. También, se les debe cepillar para eliminar los pelos muertos que bloquean la expulsión del calor.

Nunca se les debe dejar en un carro solos con los vidrios arriba y si se sale con ellos en el auto, evadir que les dé el sol directamente y encender el aire acondicionado. Si el perro vive en un patio o en el jardín, hay que asegurarse de que tengan un espacio que disponga de sombra para resguardarse. Si se va a la playa con ellos, alternar los momentos de baño con los de descanso en la sombra.

Casos puntuales

En el caso de los cachorros, hay que prestarles especial cuidado porque a esa edad no autorregulan bien su temperatura corporal al igual que los perros mayores.

Los perros chatos como los pug, bulldog o bóxer están más expuestos a desarrollar mayores complicaciones ante un golpe de calor,  pues ellos necesitan jadear para disipar el calor, pero les cuesta hacerlo en el clima de la capital del Atlántico.

A un husky siberiano, por ejemplo, le cuesta mucho disipar calor en Barranquilla puesto que esta raza está adaptada al frío.

Por otro lado, a pesar de que mucha gente suela hacerlo, el veterinario Miguel Mendoza no recomienda rapar a los perros porque los que tienen el pelaje en capas generan allí una especie de cámaras de aire que ayudan a que estén más frescos y si no lo tienen pueden llegar a quemarse la piel.

En conclusión, agua abundante, mucha sombra, no pasear en horas calientes para evitar que se quemen con el asfalto y que la temperatura corporal suba; y en casa mantenerlos en espacios con ventilación, son algunas medidas que podemos tomar para que los perros y gatos se sientan más frescos y se adapten mejor al calor de la ciudad.

Pensar en las Aves

En Barranquilla hay muchos animales que viven en la calle, entre ellos hay muchas aves que surcan los cielos de la ciudad e incluso nos deleitan con su canto en las mañanas.

Las aves son muy sensibles a las altas temperaturas, especialmente los periquitos o canarios, especies que empiezan a presentar dificultades cuando el ambiente supera los 20°C.

Estos animales usan su plumaje para autorregular la temperatura corporal, pero no pueden soportar las temperaturas extremas por mucho tiempo porque no tienen glándulas sudoríparas.

Entonces, si vivimos en una zona donde pasan muchos pájaros, una manera de ayudarlos es dejándoles un recipiente de fácil acceso, preferiblemente de barro, en donde tengan agua para beber y darse un baño refrescante.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más noticias de:

  • animales
  • Cuidado de mascotas
  • gatos
  • Ola de calor
  • Perros
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web