Últimas noticias

Colombia logró el año pasado la cifra de incautación récord de 378 toneladas de cocaína frente a 253 en 2015.
15:47

El presidente estadounidense, Donald Trump, firmó en...

El senador Arturo Char.
15:45

Lo que han propuesto, hasta ahora, al respecto del tema...

15:13

La aerolínea dijo que el plan de contingencia sigue activo...

15:07

El mandatario aseguró que hay algunos intereses corrompidos...

Los pequeños fueron atendidos en la urgencia del hospital San José de Tierralta.
14:58

Las directivas del plantel solicitan la intervención de las...

Antonio Ledezma.
14:49

Horas antes no aclaró si iría a Europa. “La brújula mía...

Cámara de representantes. Imagen de referencia.
14:47

La plenaria del Senado dispuso que no podrán ser...

Jairo Zapa Pérez.
14:11

La entidad solo suministró nombres y cédulas, pero olvidó...

Gaspare Totulo, exmafioso italiano
14:08

Antes de traicionar a uno de los más sanguinarios jefes de...

El evento de reintegración tuvo lugar en el auditorio de la Cámara de Comercio de Montería.
14:03

Otros 1.381 ex combatientes de distintos grupos registran...

El titulo es:El deporte como escuela de gestión empresarial

El deporte como escuela de gestión empresarial

Tres casos de exdeportistas en Barranquilla que, después de una carrera en el alto rendimiento, los valores adquiridos en su disciplina han permitido aplicarlos a sus iniciativas empresariales y negocios.

El Heraldo
El Heraldo
Gustavo Paternina, Judith Rincón y José Amaya, exdeportistas y hoy emprendedores. El Heraldo
X

Te leo

Es un servicio exclusivo para usuarios registrados en nuestro portal.Te invitamos a crear una cuenta. Si ya la tienes, por favor inicia sesión para comenzar a usar este servicio.
Iniciar sesión

Tres casos de exdeportistas en Barranquilla que, después de una carrera en el alto rendimiento, los valores adquiridos en su disciplina han permitido aplicarlos a sus iniciativas empresariales y negocios.

José Amaya, Judith Rincón y Gustavo Paternina aprendieron en el deporte la disciplina, el esfuerzo y el trabajo en equipo. Los tres valores están vigentes en sus profesiones y son fundamentales para la gestión de sus organizaciones y emprendimientos. Carlos Vargas Olarte, doctor en Ciencias del Deporte, destaca que en la historia hay casos de exdeportistas, emprendedores y líderes que continuaron sus éxitos en el mundo empresarial. “Lo importante es que estos valores no sean solo competitivos y económicos, también que generen un impacto social”, manifestó.

EN EL CAMPO EMPRENDEDOR. Dos años después de su retiro del fútbol profesional, José Amaya Pardo (Barranquilla 1980) tocó la puerta para entrar al campo empresarial. Hoy tiene una llave de emprendedor a través de dos iniciativas: una pastelería, junto a su esposa, y una escuela de fútbol. Las dos son producto de los ingresos generados durante 19 años en las canchas de Colombia y de Ecuador.

José Amaya fue un mediocampista disciplinado, competitivo, guerrero y con carácter. A pesar de los orígenes en el fútbol, como delantero, se transformó en eje y organizador de sus equipos. Desde un pase o un robo de balón, el ‘Ringo’ ayudó a ganar partidos y títulos con Junior (2), Atlético Nacional (3) y Barcelona de Ecuador (1). La característica de “muy disciplinado”, que cuentan sus familiares, se manifestó desde que era un niño en el Loperena de Valledupar, donde estudió y se destacó por ser buen alumno y deportista.

“Se exigía demasiado, al punto en el que se molestaba si no hacía sus tareas. Fue demasiado responsable para cumplirlas”, evoca su hermano Armando Amaya. La pastelería, llamada ‘Kiss Lips’, abrió hace tres años en el norte de Barranquilla, con una propuesta que hace énfasis en lo artesanal. Hoy genera tres empleos directos y tiene la proyección de expandirse a otras ciudades.

 

José Amaya, exjugador y empresario.
José Amaya, exjugador y empresario. Orlando Amador

“Montamos el negocio y fue de mucha alegría porque es un sueño que quería cumplir. La idea fue de mi esposa y mía. Ella está al frente de los productos y de la preparación. Yo me encargo de las cuentas”, precisa José Amaya, quien solo estudió tres semestres de Administración de Empresas. Esta es una de las asignaturas pendientes y asegura que reactivará los estudios. “Hay que tomar riesgos, porque uno no sabe qué pueda pasar. Dios nos llevó a este proyecto y estamos arriesgando, pero sabiendo que entregamos un producto muy bueno. Queremos crecer y expandirnos con la pastelería y con la escuela de fútbol”.

PERSEVERANCIA Y PASIÓN. Judith Rincón Ventura nació con la danza, pasó por el deporte y hoy en su etapa adulta es una emprendedora cultural con vigencia. Durante 20 años ha tallado su marca personal a través de la academia ‘Just Dance’, que dirige en el barrio Bellavista de Barranquilla.

En su escuela, instalada en el segundo piso de una casa patrimonial, cuelgan cuadros y afiches que repasan toda la trayectoria, experiencia y reconocimiento como asesora de comparsas y montajes para clubes sociales de Barranquilla, Cartagena, Santa Marta y Montería. “Siempre he dicho que el que persevera alcanza y el perseverar es estar presente y dirigiendo”, afirma Judith Rincón, de 62 años.

Los retos que ha enfrentado esta licenciada en Educación Física de la CUC han tenido los escudos de valores que aprendió en la competencia deportiva. Aunque advierte que primero fue la danza. Con 7 años de edad y animada por su padre, Judith Rincón inició su discipulado con la maestra Gloria Peña, a quien acompañó por más de 30 años. Aprendió bajo su sombra y fidelidad a una decana de la danza en el Caribe colombiano. Entre su infancia y juventud, el deporte apareció como complemento cuando era estudiante del colegio Pestalozzi. Fue atleta de velocidad, jugó baloncesto, que era el deporte que le gustaba, pero el entrenador de selecciones departamentales Óscar Smalbach la llevó al voleibol de coliseo en los años 70.

 

Judith Rincón, en la sede de su escuela en el barrio Bellavista de Barranquilla.
Judith Rincón, en la sede de su escuela en el barrio Bellavista de Barranquilla. Luis Felipe De la Hoz

Con el uniforme de Atlántico compitió en los Juegos Intercolegiados y en torneos de selecciones nacionales, y “se exhibió como una voleibolista de manos finas y de gran salto, a pesar de su baja estatura”, recuerda su amigo Ricardo De León. El patriotismo, la defensa de los colores de la ciudad y el trabajo en equipo los lleva presentes en su trabajo artístico. “Es algo que nació en mí y que ha crecido siempre. No solamente en el deporte, sino en todo lo que yo hago”.

TRABAJO EN EQUIPO. Gustavo Paternina (Baranoa, Atlántico 1972) no olvida su primera experiencia como gerente de un almacén de cadena de supermercados nacional. Ese día se presentó como contador, con experiencia en auditoría, control interno y especialista en comercio exterior. Antes de hacerlo le sugirió a su jefe que en la presentación ante sus nuevos compañeros no dijera que había sido futbolista. Quería que lo conocieran más por su profesión. Pero su jefe lo sorprendió y dijo: “como saben en nuestra empresa se juega un torneo interno de fútbol y quiero informar que esta sección ya tiene arquero”.

 

Gustavo Paternina, ex arquero del Junior, hoy gerente del Viva Barranquilla.
Gustavo Paternina, ex arquero del Junior, hoy gerente del Viva Barranquilla. Luis Felipe de la Hoz

Paternina recuerda que no podía evitar su pasado. Contó que fue una etapa “muy bonita en su vida”, que fue portero, que jugó en el Junior de Barranquilla, Once Caldas de Manizales en primera división, en Bello y en Risaralda Ferro Club en la Primera B. “Ahora estoy en mi nuevo rol, desde donde aportaré mis conocimientos para que todos crezcamos”. Esas palabras fueron una invitación para que lo acompañarán a trabajar en equipo. Lo dijo hace 7 años. Hoy, Paternina sigue escalando dentro de la organización con la que inició en 2005. Primero con el Vivero, y desde 2007 cuando el grupo Éxito adquirió la cadena barranquillera y los supermercados Carulla. El grupo Casino es el propietario de la cadena Éxito, en la que Paternina labora como gerente de uno de los supermercados de la firma, ubicado en el centro comercial Viva Barranquilla. “Un exdeportista tiene una ventaja trabajando en una compañía, y más si practicó una disciplina de conjunto: que puede movilizar un grupo de personas para obtener logros. Y si se alcanza no es un mérito individual, es del equipo”, afirma.  

Con el Junior en 2001 recibí 40 horas de coaching y eso me potencializó para trabajar en equipo .

Estas enseñanzas refuerzan el concepto y la gestión empresarial que proponen investigadores que los empresarios igualmente pueden aprender de los deportistas. Carlos Vargas Olarte subraya en que esa enseñanza se aplica en “la importancia de la planeación sistemática, las metodologías de ejercitación y entrenamiento; asumir los planes estratégicos y tácticos con recursos, disciplina, dedicación, esfuerzo, pasión,  trabajo en equipo, liderazgo colectivo, motivación, buena comunicación, la valoración y el respeto por las normas, el conocimiento, las capacidades del rival, el público, la buena relación con  los medios de comunión y la opinión pública. Y finalmente: el saber sobreponerse a las adversidades". (lesiones) y derrotas. 

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN Más negocio...
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
¡Hola!

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales:

Inicia Sesión
Regístrate
¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
Continuar al sitio
Regístrate

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales:

Inicia Sesión
La sesión ha sido cerrada con exito
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
Ya soy suscriptor web