Descripcion de la foto
Por: Agustín Iguarán

‘Protalaridris Arhuaca’, la hormiga caribeña

Investigadores de la Universidad del Magdalena hallaron esta nueva especie en la Sierra Nevada.

El descubrimiento en la Sierra Nevada de Santa Marta de una nueva especie de hormiga, revoluciona la ciencia y exalta el trabajo investigativo de investigadores de la Universidad del Magdalena, que tuvieron a su cargo el hallazgo.

En Colombia, según explicaron los integrantes del grupo de investigación de Insectos Neotropicales, del centro de educación superior, solo se tenía un referente de este género denominado ‘Protalaridris Armata’, por lo que en honor a los indígenas ésta la bautizaron ‘Protalaridris Arhuaca’.

“El nombre surge para homenajear a los arhuacos, quienes han estado protegiendo toda la biodiversidad de este hábitat, y porque es en el territorio de esta etnia en donde la especie se desempeña ecológicamente”, precisó el doctor en Zoología, Roberto Guerrero Flórez, director del Grupo de Investigación de Insectos Neotropicales de la Universidad del Magdalena.

Manifestó que “a través de trabajos de campo y de un estudio exhaustivo de su morfología, y comparándola con formas similares de hormigas del mismo género recolectados en otros países, se determinó que es única y originaria de la Sierra Nevada de Santa Marta”.

Además, en la interacción con diferentes especialistas se llega a la conclusión que es la única en su especie que habita en el planeta.

La ‘Protalaridris Arhuaca’ se destaca por contar con una mandíbula particular que le sirve para cazar a su presa, además de ciertas características físicas utilizadas para su camuflaje.

Es una especie que vive en medio de la hojarasca, en donde pasa inadvertida ante sus depredadores, pues su cuerpo, además de su color natural (marrón oscuro) está prácticamente forrado por partículas de tierra.

El grupo de investigación Insectos Neotropicales, adscrito a la Facultad de Ciencias Básicas de la Universidad del Magdalena, quien ha liderado este proceso, alberga este ejemplar único en el mundo en el Centro de Colecciones Biológicas de la alma mater.