El Heraldo
Aspecto de cómo quedó el bus de servicio público que se incineró en Fundación.
Magdalena

Ocho años de una tragedia vial que se cobró 33 vidas

Hoy, a partir de las 7:30 a. m., en el monumento a Los Ángeles, se realizará un homenaje a los 33 niños que murieron calcinados en el 2014.

Con el dolor intacto y la resignación como refugio de las penas, los familiares de los 33 niños que murieron calcinados en el interior de una buseta que se movilizaba por el barrio Altamira, de Fundación, conmemoran hoy 8 años de ese trágico acontecimiento, considerado por muchos como la tragedia vial más grande de Colombia.

Era la 1:10 de la tarde del domingo 18 de mayo de 2014 cuando la tranquilidad que reinaba en Fundación, Magdalena, se alteró luego de que la buseta de servicio especial de placas UVS-556 se incendiara con 48 niños y un adulto en su interior. Todos regresaban a sus casas después de un domingo evangelizador en la Iglesia Pentecostal Unida de Colombia.

El funesto episodio cobró la vida de 33 niños, entre los 6 y 12 años, mientras que otros 15 sobrevivieron. Una adulta también falleció.

Jaime Gutiérrez Ospino, conductor, y Manuel Ibarra, líder de la iglesia evangélica, quien contrató el bus para el eventual viaje, fueron señalados como responsables. Este último falleció el 7 de mayo del 2021 a causa del covid. 

Ambos fueron condenados a 11 años de cárcel por el delito de homicidio culposo.

Asimismo, las pesquisas revelaron que el vehículo no presentaba el Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (SOAT) y tampoco tenía vigente la revisión técnico mecánica.

 

Dolor de padre

Heliberto Pabón, padre del pequeño Antonio José, que para la época del siniestro vial tenía 7 años, reconoció que la tristeza es su fiel compañera desde hace 8 años, porque los recuerdos no se han ido, e insiste en que “los hijos son el mejor tesoro que Dios nos ha dado y debemos cuidarlos”.

Fue precisamente el de Antonio José el primer sepelio que hubo en Fundación de las víctimas del bus, porque las otras debieron esperar varios días por el estado de calcinamiento en que quedaron sus cuerpos.

Heliberto recuerda que el día de la tragedia estaba de descanso y permitió que su hijo se fuera a la Iglesia Pentecostal Unida de Colombia con su vecina. 

“Él estudiaba en un colegio católico, pero no podía decirle que no fuera porque todo lo que tenía relación con Dios le gustaba, así fuera otra religión”, comentó.

Afirma que cuando le avisaron de lo ocurrido quedó asombrado e incrédulo. Llegó al sitio y vio el bus en llamas. Él es brigadista de los bomberos y justamente por su experencia resignó sus posibilidades de hacer algo.

A su turno, Johny Barón sostiene que desde el día de la muerte de su hijo —bautizado con su mismo nombre— perdió la alegría. “Mi corazón no ha vuelto a ser el mismo. Mi vida cambió”, admitió.

“Cuando nos sentamos a comer y nos vamos a dormir, es mucho el vacío. Es que esto nunca se olvida”, agregó. 

Asimismo, el hombre lamentó que su hijo fuera ese día a la iglesia.

“Fue la peor decisión de mi vida. Yo había dicho que no al permiso y en esa posición me mantenía, pero me dejé convencer”, explicó Barón, quien manifestó que fue un error dejar ir a su hijo de apenas 6 años con una persona ajena a la familia.

Según datos entregados por la Liga contra la Violencia Vial, en la última década han muerto al menos 2.957 niños en accidentes de tránsito.

Homenaje

Hoy, a partir de las 7:30 de la mañana, la Liga Contra la Violencia Vial conmemorará los ocho años de la tragedia en Fundación con un evento en el monumento a Los Ángeles.

Cabe recordar que la organización llevó a cabo en la noche de este martes una vigilia.

“Hoy (ayer) prendemos una luz por cada una de las vidas de los 33 niños que dejamos perder hace 8 años en un mal llamado accidente de tránsito. Que la memoria de ellos y de cada uno de los niños y niñas que han muerto en las vías nos recuerden que esto tiene que parar”, manifestaron en sus redes sociales.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.