Descripcion de la foto
Por: Agustín Iguarán

Dos familias samarias lloraron muerto ajeno por confusión de cadáveres

Los féretros fueron llevados a funerarias diferentes. Culpan a la clínica de la confusión.

En un insólito y curioso hecho, los cadáveres de dos mujeres fueron llevados a funerarias diferentes de Santa Marta, luego de ser entregados por la clínica en donde habían fallecido. “Increíble, estábamos llorando muerto ajeno”, dijo uno de los dolientes afectados.

Un cuerpo fue trasladado a la funeraria Los Olivos y el otro a la de Puertos de Colombia. El que llegó a la primera fue el de una mujer que había fallecido en urgencias a las 8 de la noche del martes y el que condujeron a la segunda, falleció cuatro horas después en UCI.

Esneider Noriega, dijo haberse dado cuenta de la lamentable confusión, luego que hoy, al llegar el féretro a la sala No 2 de las funerario Los Olivos, al abrir la tapa, se diera cuenta que quien estaba allí no era su suegra, sino una mujer distinta, desconocida y de más edad.

De inmediato se trasladaron a la Clínica Mar Caribe para que le dieran una explicación y se encontraron con los verdaderos familiares de la difunta que ellos velaban. Éstos, también confundidos, les dijeron que la muerta que estaban buscando era la que ellos lloraban en la funeraria de Puertos de Colombia.

“La clínica es la directamente culpable de lo sucedido, pues fueron ellos quienes entregaron a los funerarios los cadáveres para llevarlos a las respectivas salas de velación.

La denuncia del caso fue instaurada por ambas familias en contra del centro asistencial ante la Unidad de reacción Inmediata de la Fiscalía.