Últimas noticias

Fachada de las oficinas de Electricaribe, ubicadas en el norte de Barranquilla.
00:35

El Gobierno propuso un capítulo especial dentro del PND,...

La valla del partido Centro Democrático.
00:14

“Víctimas: No JEP/Victimarios: JEP”, se lee en la del CD....

Antes de la práctica, los 23 jugadores y Queiroz posaron para el lente de la FCF.
00:10

El extremo del Junior podría ser una de las novedades en el...

Aspecto de las audiencias preliminares contra Brayan Rivera Hernández.
00:10

Brayan Rivera Hernández, capturado el domingo en la mañana...

Un barco transporta una plataforma exploratoria costa afuera.
00:06

El presidente de la ANH dice que la Costa Caribe recibirá...

Armando José Figueroa Moreno.
00:06

A sus 82 años, Armando José Figueroa aún sigue teniendo...

00:05

Investigaciones, acuerdos globales y metas nacionales hacen...

Gafur Rakhimov anunció el viernes su dimisión como presidente de la AIBA.
00:05

El polémico empresario uzbeco Gafur Rahimov dimitió como...

Yerry Mina ante Japón.
00:05

El central espera que la Amarilla vuelva a verse compacta...

A partir de los 20 años, las personas empiezan a perder coenzima Q10 y colágeno, esto repercute en el área del párpado inferior.
00:05

La pigmentación oscura alrededor de los ojos es ocasionada...

El titulo es:San José de Saco, piloto para acabar pobreza extrema

San José de Saco, piloto para acabar pobreza extrema

Luis RodríguezEl desbordamiento del arroyo en San José de Saco dejó 45 familias afectadas.

Los 1.490 habitantes del corregimiento de San José de Saco, en Juan de Acosta, nunca pensaron que la pobreza extrema en la que han vivido durante generaciones serviría para desarrollar un programa piloto en el país.

Los saqueros son los más pobres entre los habitantes que forman el cinturón de miseria del departamento del Atlántico. El 83% de su población es pobre y el 93% se ubica en la pobreza extrema.

El corregimiento fue escogido por la Agencia Nacional para la Superación de la Pobreza Extrema, que dirige Samuel Azout, para desarrollar el primer proyecto de innovación social en el país, que busca llegar a la comunidad y trabajar con ella para cocrear, es decir, ver el desarrollo no impuesto desde el escritorio sino desde el territorio.

La idea -dijo Azout- es trabajar en talleres con la comunidad, en los que la gente se involucre y participe activamente en las soluciones de los problemas relacionados con sus privaciones. “Privaciones en protección ante los riesgos ambientales, en nutrición, en vivienda, en generación de ingresos, en dinámica familiar, en justicia, en identificación, o sea que ellos mismos sean gestores de su propio desarrollo”, indicó.

Según explicó Azout, las condiciones de pobreza e indigencia en la población son altísimas, además San José de Saco ha sido afectado por la ola invernal , un arroyo se desbordó y afectó muchas viviendas. “Es una comunidad pobre donde a primera vista pareciera que no hubiera oportunidades para la gente, pero cuando nos acercamos a la comunidad y hacemos un mapa, la misma comunidad se da cuenta que hay oportunidades, si trabajan en forma creativa, diferente, buscando cocrear e impactar de diferente forma, realmente se presentan oportunidades para superar esas privaciones y que pueda llegar la prosperidad y el bienestar a la población”.

El esfuerzo –dijo- “está en desarrollar temas alrededor de la habitabilidad, por ejemplo manejo de basuras, agua, vivienda, hacinamiento, vivienda en piso de tierra, los temas relacionados con la dinámica entre las familias, con el consumo de sustancias psicoactivas, trabajando con la misma población para buscarle solución a toda esta problemática”.

“Adicional a eso le hemos ofrecido al alcalde de Juan De Acosta, apoyo en estructurar proyectos ante las diferentes instancias del gobierno nacional para que también pueda llegar inversión social, pero no queremos que el diseño se haga desde Bogotá, sino que lo haga la misma comunidad. El Centro de Innovación Social está haciendo el primer proyecto de innovación social radical en San José de Saco y este va a ser un experimento y un ejemplo para todo el país”, expresó Azout.

El proyecto es a mediano plazo y está estimado realizarse entre tres y cinco años. El propósito es atacar las causas de la pobreza, no los síntomas, y empoderar a la comunidad, hacer que cambie su modelo mental y empiece a ver las cosas de manera diferente y en esa actividad de creatividad, de talleres de innovación, han salido grandes ideas de cómo la comunidad encuentra sus propias soluciones.

Abelardo Padilla, alcalde de Juan de Acosta, manifestó que el programa tiene unas implicaciones muy importantes para el municipio, ya que San José de Saco es el corregimiento más grande y ha sido bastante olvidado por las administraciones anteriores. “La que va a ganar es la comunidad porque se va a trabajar para generar empleo, que es uno de los mayores problemas, la gente no sabe cómo ganarse el pan de cada día.

Vamos a acabar con la pobreza extrema que ha golpeado a San José de Saco por muchos años”, expresó el mandatario.

Aseguró que antes de que fuera golpeada por la ola invernal el año pasado, San José de Saco ya había sido escogido como Centro Piloto de Innovacción Social en el país y lamentablemente ocurrió el hecho invernal que le ha dado unos indicativos diferentes a este proyecto. “Ahora estamos mirando un programa de vivienda que estaba siendo adelantado por la Administración anterior en la urbanización Los Corales para sacarlo adelante, pero no le daremos a los habitantes solo unas casas con cuatro paredes, sino que le daremos vivienda diga y calidad de vida”, puntualizó Padilla.

Por Leonor De la Cruz
leonor.delacruz@elheraldo.com.co

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN Barranquilla
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
¡Hola!
Ya soy suscriptor web