Recordando a Nury Borrás, la voz de ‘Las cuatro fiestas’ el himno de las velitas

“Mi mamá grabó otras canciones, sobre todo boleros, pero ninguna tuvo la aceptación y la difusión de Las cuatro fiestas”, rememora su hija Omaira Pájaro Borrás.

Más contenidos
Barranquilla

“Mi mamá grabó otras canciones, sobre todo boleros, pero ninguna tuvo la aceptación y la difusión de Las cuatro fiestas”, rememora su hija Omaira Pájaro Borrás.

Como si hubiera sido una premonición divina instada por su gran oído musical, con la letra de la canción ‘Las cuatro fiestas’ en la mano y el cantante Elías Paz frente al micrófono atento al ‘un, dos, tres’ para empezar a grabar, a Ángel Monsalvo –director del extinto Cuarteto del Mónaco– se le ocurrió la maravillosa idea de que fuera Nury Borrás (q.e.p.d) la que interpretara esa pieza en vez de Paz.

“Por la voz tan bella que tenía Nury, le dije a Elías que era ella quien debía cantar ese tema”, recordó el maestro Monsalvo hace algunos años en una entrevista con el musicólogo Aníbal Cotes.

Su intuición no falló porque cuatro décadas después de haber sido grabada, esa canción entonada por la cadenciosa y armoniosa voz de Borrás sigue siendo el himno de las festividades decembrinas, en especial la del Día de Las Velitas, aunque en ella se invite a gozar también de la Navidad, el año nuevo y los Carnavales.

Qué linda la fiesta es, en un 8 de diciembre (bis). Al sonar del traqui-traqui, qué sabroso amanecer. Con ese ambiente prendido me dan ganas de beber...
Una decisión acertada

“A veces suceden esas cosas mágicas. Mi mamá grabó otras canciones, sobre todo boleros, pero ninguna tuvo la aceptación y la difusión de ‘Las cuatro fiestas’. Y paradójicamente esa canción la han grabados muchos otros artistas, pero ninguna de esas versiones han calado tanto como la de mi mamá”.

La que sugiere que ‘Las cuatro fiestas’ y Nury Borrás nacieron la una para la otra, es la hija de la cantante, Omaira Pájaro Borrás, quien sentada en la fresca sala de su casa en el barrio La Concepción de Barranquilla, en la víspera a la celebración de la Virgen de la Inmaculada, recuerda cómo su progenitora llegó a grabar esa emblemática pieza musical.

“A mi mamá siempre le gustó cantar boleros y lo hacía en el colegio. Pero eso lo tenía como un pasatiempo, lo alternaba con su otra gran pasión que era la docencia. A finales de la década de los 50 y principios de los 60, no recuerdo exactamente la fecha, ella participó en un concurso de radio que hizo el periodista Marcos Pérez en La Voz de la Patria, que se llamaba ‘Estrellas y estrellados de la canción’, y ganó”, recuerda Omaira, quien heredó la vena artística de su madre. Para ese entonces en Barranquilla había un reconocido y concurrido sitio que se llamaba Heladería Mónaco, que funcionó en la carrera 54 con calle 72, frente al hotel El Prado. Allí actuaba un conjunto de planta que luego fue bautizado con el nombre del local: Cuarteto del Mónaco. Estaba integrado Ángel Monsalvo, el ‘Nene’ García, el bongoncero Carlos Guardo y Andrés García, hermano del ‘Nene’.

Ellos escucharon cantar a Nury en aquel concurso y la invitaron a que hiciera parte de la agrupación. Estando Nury con ellos, el maestro Adolfo Echeverría le propuso a Monsalvo que su cuarteto le grabara un tema que había compuesto, se trataba de ‘Las cuatro fiestas’.

“La canción estaba compuesta para ser interpretada por un hombre, pero la grabó mi mamá. Fue en un estudio que estaba estrenando, era del capitán William Molina. Estaba la letra y fue improvisado en una sola sesión. Ángel Monsalvo propuso que lo hicieran con el ritmo de maestranza, el clarinete fue una improvisación”, dice Omaira.

Monsalvo confesaría tiempo después que invitó a esa grabación a Alex ‘El Muñecón’ Acosta, para introducir el clarinete y saxofón a cambio de una botella de ron. ¿El resultado? Ya todos lo conocen, el himno de estas festividades.

Conservó su humildad

El éxito de la canción no cambió la forma de ser de Nury, según cuenta su hija. Ella siguió con la humildad que la caracterizaba, aunque los diciembres posteriores tuvieron otras connotaciones. “Una vez iba en un bus y sonaba la canción. Ella trató de esconderse, pero alguien la reconoció y dijo: ‘Esta es la mujer que canta esa canción’. Todos empezaron a saludarla y aplaudirla, hasta el chofer”, cuenta Omaira. No le gustaba la fama ni cantaba por dinero, solo lo hacía porque le gustaba. Después de su muerte ha sido inevitable que su familia la recuerde cada fin de año, cuando retumba con insistencia la canción que la sacó del anonimato en el que prefería estar. “Yo la recuerdo con alegría, aunque mis hermanos (4 en total) se ponen tristes y nostálgicos cada vez que la escuchan”.
 

Has disfrutado de todos los contenidos gratuitos del mes que ofrecemos a nuestros visitantes

Te invitamos a registrarte en EL HERALDO

¿Ya tienes una cuenta?

Disfruta de los siguientes beneficios:

Acceso ilimitado
creer-en-la-costa

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN Barranquilla
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un numero

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web