Aleidys CollVíctor Danilo Pacheco. Futbolista atlanticense"

Ese habilidoso jugador, que se formó en la cantera del Junior, se resiste a permitir que el pueblo que lo vio nacer quede convertido en un espejo de agua por el desbordamiento del río Magdalena. Para ello desde Barranquilla hace contactos con amigos para llevar ayuda no sólo a su Suan del alma, sino también a Bohórquez, Santa Lucía, Manatí y Campo de la Cruz, las poblaciones más afectadas por el desbordamiento del Canal del Dique.Para quienes no diferencian un pueblo de otro, hay que recordar que Suan es especial por varias razones. Su cobertura educativa es la mejor del Departamento, cuenta con un acueducto artesanal que es modelo a nivel regional, el centro del pueblo tiene un parque tan arborizado que se convierte en el más hermoso del Atlántico, el muro de contención ha sido construido ‘a pulso’ por la comunidad y los hombres decidieron quedarse para seguir luchando contra el caudal del Río para evitar la inundación.

La cultura y el sentido de pertenencia pesan y se sienten en Suan. Cada mañana un grupo de mujeres llamadas “las aguateras” golpean las puertas de las casas de sus vecinos para cobrar los 200 pesos diarios que cuesta el servicio de agua potable. Nadie deja de pagar, por ello, de cristalizarse el sueño del acueducto regional del Sur, Suan debe poder jugar un papel fundamental ya que es líder en programas de servicios públicos eficientes. Ese amor profundo por su terruño, revestido de un inmenso compromiso ciudadano, ha permitido que Suan siga a flote manteniendo ‘a raya’ la amenaza del Magdalena.

Es por todas estas cosas, que Víctor Danilo Pacheco se siente orgulloso: por ello sufre, llora… y reza por su Suan del alma.  

J.C ¿Qué te parece lo que ocurre en el Sur del Atlántico. Estás visitando a tu gente?

D.P He ido. La verdad es una cosa verlo por televisión, por la prensa y es otra cosa verlo en vivo y en directo, es lamentable lo que está pasando por el Sur de nuestro Departamento, lo que se está viviendo en Bohórquez, en Campo, Santa Lucía, Candelaria, el mismo Suán que está en zona de emergencia, la verdad es que a uno le causa mucha tristeza vivir lo que está pasando mi gente.

J.C En el año 84 cuando se produjo la primera inundación,¿qué edad tenías?

D.P: Tenía como cinco, seis años más o menos.

J.C ¿Recuerdas algo de lo que pasó en el año 84, con esa primera inundación?

D.P Lo recuerdo muy bien pero la verdad es que no es ni la mitad de lo que se está viviendo este año, no fue tan desastroso, como ahora y la verdad que es algo que uno le duele mucho.

J.C ¿Hay familiares tuyos en Suán?

D.P Sí hay, la gente mía esta allá, estamos aferrados a Dios, estamos con el pueblo, con el Alcalde, con la gente de Campo de la Cruz, Santa Lucía,  Candelaria, Bohórquez y estamos en la lucha de que con el favor de Dios en el pueblo no pase nada.

J.C Ahora, entiendo que el  estadero “Mi hermano y yo” que está a la orilla de la carretera es tuyo y se ha convertido en el lugar de reunión de gobernadores  y ministros, es la Sala de Crisis en el Sur del Atlántico.

D.P Sí, así lo podemos decir, es el centro de atención de las reuniones que se están haciendo, las decisiones que se están tomando para encontrar las soluciones a estos momentos tan difíciles. Esperemos que esto pase lo más pronto posible. Es lo que queremos todos

J.C ¿Tú tienes una finca allá, alguna propiedad rural cerca del pueblo?

D.P No, no, tengo ese negocio, mi casa, el resto de gente amiga, familiares sí tienen su finca,  sus cosas y han perdido todo eso.

J.C Hablemos un poquito de lo que fue tu infancia en Suan, ¿cómo se vivía ese momento en medio de ese pueblo, que es entre otras cosas uno de los más organizados del Departamento?

D.P Afortunadamente encontramos un Alcalde que está haciendo cosas importantes, y bueno la infancia mía aunque fue difícil, en lo general fue muy lindo porque uno es del pueblo, nació allá, se crió allá y sabe que las costumbres que uno tuvo.  Uno siempre está pendiente y quiere mucho al pueblo y más que todo ahora que lo que se está viviendo es muy difícil y uno siente más el amor por su terruño.

J.C ¿A qué edad dejaste Suán?

D.P Yo de Suán salí a los doce, trece años que me vine a jugar a Barranquilla, pero nunca he dejado de visitarlo.

J.C ¿Tú siempre vas allá, tienes tu corazón allá?

D.P Mi corazón es suanero, nunca he dejado de ir y es un pueblo del que estoy pendiente siempre, de mi gente, de mi familia y ahora más que nunca estoy en contacto siempre con mi gente, con mi familia, con el alcalde que es primo hermano mío que está haciendo un esfuerzo inmenso por mantener el pueblo alejado de la inundación.

J.C ¿Qué estás haciendo desde Barranquilla para llevar ayudas a los amigos de Suán?

D.P Hablando con gente amiga, que me están colaborando, ya fui lleve mercaditos, vamos a ver si en estos días recojo más y llevo, no solamente para la gente de Suán  sino para la gente de Bohórquez, de Campo y los alrededores.  En Suán hay gente albergada de los pueblos vecinos y hay que estar pendiente de ellos.

J.C ¿Cuál es el pueblo más afectado por la emergencia en el Sur?

D.P Difícil decirlo, yo creo que todos, uno pasa por Bohórquez, Campo de la Cruz, Candelaria y Santa Lucia y sabiendo que uno tienen gente amiga, gente conocida que es de allá y vivir en carne propia lo que ellos están sintiendo es muy complicado.

J.C ¿Tú crees que hubo imprevisión, falta de políticas para que esa situación no se presentara?

D.P Yo sí creo que hubo, yo creo que esto se pudo haber evitado, pero bueno contra la naturaleza no se puede, esperemos que se aprenda de los errores y ahora a tratar de luchar para que esa gente vuelva nuevamente a su pueblo. Sé que lo que viene ahora va ser muy complicado porque va a generarse mucha pobreza, la gente vive del campo y es difícil que el campo se recupere ahora.

J.C Se está hablando que por favor se condonen los créditos que tienen los campesinos porque ¿de dónde van a pagar los créditos?, tú que eres una persona conocida y popular ¿qué le dices al Gobierno Nacional?

D.P Más que todo a nuestro Gobernador, quien debe hacer el esfuerzo por tratar de darle la ayuda necesaria a los campesinos ,en lo  posible tratar de ubicarlos, de que tengan un trabajo, porque ahora lo que viene es difícil y el Gobierno sabe que lo que se está viviendo por acá es algo que nunca se había visto y personalmente ojalá que el Gobierno piense y actúe por ellos.

J.C Se ha visto mucha gente aprovechándose de la situación de los campesinos, por ejemplo vimos el caso de una señora que vendió ocho reses por 600 mil pesos, ¿tú crees que eso es justo?

D.P Eso no es justo, esa es la gente aprovechada, yo lo viví con una paisano mío, me estaba vendiendo una vaca y yo le dije: no mijo.

J.C ¿En cuánto te la estaba vendiendo?  

D.P En 600, le costó un millón quinientos, una vaca parida, y yo le dije: no, ojalá tuviera una finca para meter todo ese ganado allí, pero la gente llega y se aprovecha de la necesidad de estas personas en este momento.

J.C Amigos tuyos, gente que conociste, perdieron mucho ganado, perdieron tierras, perdieron cosechas, ¿cómo has vivido eso, qué te han contado de lo que perdieron?

D.P Familiares y amigos, uno se sienta hablar con ellos y empieza a llorar porque perdieron todo su patrimonio, su ganado y las tierras, es difícil que se recuperen ahora y espero que el Gobierno analice bien esta situación y sepa lo que va hacer con estos damnificados.

J.C ¿Qué tipo de cosechas quedaron bajo el agua en ese momento?

D.P Todo, allí no queda nada, cultivo de yuca, de maíz, las reses, los cerdos, las gallinas, todo, todo es que no hay nada, no hay nada, es muy difícil.

J.C ¿Cómo nació la idea de montar el estadero allí?

D.P Con mi hermano, él es un apoyo importante, el siempre le gustó estar metido en la cocina, tuvo un negocio allí y era rentable y se me dio la idea de comprar ese terreno, de una vez montamos el estadero y estamos haciendo un hotelito, habitaciones para cuando la gente venga, más que todo los muleros.

J.C ¿Y va bien el negocio?

D.P Va bien, gracias a Dios  esperemos que mejore.

J.C ¿Y cómo está Víctor Pacheco, sigues activo en el fútbol, qué planes tienes para el futuro?

D.P Activo si estoy, con ganas todavía y tengo fe que ahora sí, para el otro año va a existir la posibilidad de encontrar un equipo, está la posibilidad de la Autónoma y vamos a analizar  bien.

J.C ¿Y ya estás en conversaciones con la Universidad?

G.P Sí, estamos en conversación, ya charlé con el técnico, con uno de los directivos, lo que falta es sentarme y mirar haber qué se puede arreglar.

J.C Si estuviera el presidente Santos delante de ti, ¿qué le dirías?

G.P Ya el fue y conoció el pueblo, estuvo por allá y le diría que pensara en esa gente sobre qué vamos hacer con ellos, porque de verdad es algo que uno no se explica. Es el Presidente nuestro, él debe saber qué hacer con todos esos damnificados.

J.C Cuando tú subes al muro de contención que hay en Suan y miras ese río Magdalena al que todos los días hay que ponerle más sacos para que no se inunde tu pueblo, ¿qué piensas?

G.P Es un desespero y afortunadamente la gente del pueblo está luchando, el Alcalde está haciendo el máximo esfuerzo por mantenerlo seco, poniéndole muros de contención, eso es todo el día y la noche pendiente que no entre agua y uno se sienta ahí y mira, a uno se les salen las lágrimas de  ver el pueblo cómo está y los pueblos vecinos.

J.C Allí ordenaron evacuar y la gente dijo “se van los niños y se van las mujeres pero nosotros nos quedamos a proteger el pueblo”. Hay mucho valor, ¿no te parece?.

G.P Y eso es lo que estamos haciendo, eso nos ha permitido tenerlo así, el pueblo seco, luchando  y sé que con el favor de Dios no va pasar nada, porque esa es gente que quiere al pueblo. El alcalde está haciendo el esfuerzo por mantenerlo así, yo sé que hay mucha gente que quiere que el pueblo se inunde, pero bueno solamente hay un Dios.

J.C ¿Ha rezado mucho en estos momentos de tristeza?

G.P Siempre le pido a Dios por mi gente, por mi pueblo, por lo que está pasando y tengo la fe de que esto va a solucionarse muy pronto.
 

Por: Jorge Cura Amar
Especial para El Heraldo

 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.