Jhonny Olivares"El fuego consumió un 50% de la manzana. 50 policías acordonaron la zona, mientras 70 bomberos combatían las llamas.

Después de 16 horas de que empezara a arder, los bomberos reportaron ayer que consiguieron sofocar el incendio que redujo a cenizas parte del patrimonio arquitectónico de los barranquilleros: el edificio Muvdi, en la carrera 44 con calle 31 del Centro.
 

Aún no se han calculado con exactitud las pérdidas que sufrieron los más de 20 comerciantes que tenían sus locales allí, pero algunos advierten que la cifra supera los $5 mil millones, incluido el daño de la estructura. No hubo quemados.
 

“Así por encima, en mercancía tenía unos $150 millones”, dijo William Rojas, arrendatario de una bodega en el edificio, donde guardaba jabones. A medida que el fuego iba siendo controlado por secciones, algunos comerciantes ingresaron a rescatar dinero de sus cajas fuertes.
 

Ahora serán demolidos los restos incinerados que quedaron en pie, afirmó ayer Luis Tapia, secretario Distrital de Gobierno. El fuego convirtió en un peligro a ese edificio de arquitectura republicana, ubicado en la cuna de la urbe. Está en torno a la primera plaza que se construyó en Barranquilla, la 13 de Mayo. Con la demolición, se busca evitar que un pedazo de patrimonio carbonizado le caiga en la cabeza a alguien que vaya pasando.
 

Lentitud. El incendio comenzó a las 10 de la noche del lunes festivo. Y hasta las 12:30 del medio día de ayer, humo negro seguía emergiendo de los muros que se derrumbaban; anunciaba que, adentro, llamas todavía estaban chamuscando las telas, juguetes y jabones que eran almacenados.
 

Carlos Escobar, alcalde de la localidad Norte-Centro Histórico, explicó que cuando el fuego hizo colapsar el segundo piso, quedó aislado material que seguía ardiendo, inalcanzable para el agua de las mangueras.
 

“No hay suficiente fuerza bomberil. Hemos recibido apoyo de Electricaribe, y Triple A, pero no ha sido suficiente para sofocar las llamas”, advirtió Escobar, al pie del desastre. Ante la falta de equipos, se hizo necesario esperar que los derrumbes abrieran paso por sí solos.
 

Según Tapias, las razones de la demora fueron otras dos.
 

Primero: el material adentro era demasiado inflamable, incluso provocó una explosión que derribó muros. Segundo: los comerciantes habían blindado con rejas internas el edificio, que bloquearon el acceso de los bomberos. “Ya pudieron ingresar alrededor de 10 con mangueras. Está totalmente controlado”, dijo Tapia, en alusión a que se evitó que el fuego se propagara a los inmuebles contiguos. Un peligro latía a cada segundo: la posibilidad de que el desastre se extendiera a edificios residenciales vecinos.
 

Tapia sostiene que no faltó capacidad de reacción de los bomberos. “Tanto es que hubo 2 incendios más en la ciudad (simultaneos) y los controlamos”. Uno en el Centro Comercial Panorama, y otro de un vehículo en la calle 96 con 61.
 

Reconoció, sin embargo, la necesidad de más equipamiento. “En 2 meses vamos a tener 5 nuevas máquinas y una escalera”. Jaime Pérez, comandante del Cuerpo de Bomberos de Barranquilla, admitió que el colapso evitó que el agua llegara a zonas encerradas, pero dijo que alrededor de las 2 p.m. el fuego fue controlado. Las labores se concentraron en remover escombros. Aunque todavía saliera humo.

Algo de historia

Las autoridades creen que el incendio se produjo por un cortocircuito en las conexiones fraudulentas a las redes de energía eléctrica. Pero el edificio Muvdi, construido a finales del siglo XIX, ya había sido víctima del fuego una vez, por allá en el 9 de abril de 1948, según recuerda Helkin Alberto Núñez Cabarcas. Fue presa además de saqueos, en los disturbios que ocurrieron en esa fecha. Patrimonio de don Elías Muvdi, de una familia inmigrante árabe que aportó al nacimiento del sector empresarial de Barranquilla. En ese entonces funcionaban allí: la gran fábrica de camisas y ropa interior La Perla, Salim Giha; la casa de la Sociedad Comercial Jorge Yaar & Compañía, y empresas de la firma Juan Carlos María & Compañía.

Por Iván Bernal Marín

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.