El 10% del agua potable en Barranquilla no se paga

Últimas noticias

Desde este martes los docentes de Maicao protestan por las contrataciones.
10:46

El motivo de la suspensión de labores de sede es para...

 Los alumnos de la Escuela de Periodismo Olga Emiliani posando con el diploma.
10:27

Este martes se llevó a cabo la ceremonia de gradación en...

10:14

Durabre el año pasado un total de 508.362 nuevos...

10:12

“Si defender y reclamar los derechos de la gente me...

Yeison Alberto Alvarado Medina.
10:08

Los hechos ocurrieron a las 4:30 de la tarde cuando hombres...

10:02

Warner Bros sorprendió a sus seguidores con las imágenes...

09:30

Gas Natural Fenosa señala en el documento que declaraciones...

El jugador Lionel Messi durante su encuentro con el árbitro número 1 del partido ante Chile.
09:24

La multa se luego que el jugador argentino al parecer...

09:22

A solo un día del lanzamiento oficial del Galaxy S8,...

08:38

La empresa, filial del grupo Inassa, asegura que tiene un...

El titulo es:El 10% del agua potable en Barranquilla no se paga

El 10% del agua potable en Barranquilla no se paga

Triple A reporta que con conexiones ilegales, que causan daños en las tuberías, hurtan un millón 800 mil m3 de agua al mes. El año pasado detectaron 3.252 fraudes.
Archivo
Archivo
Además de los casos de Barranquilla, en 2014 fueron detectadas 51 conexiones ilegales en el Acueducto Costero. Archivo

Temas tratados

Triple A reporta que con conexiones ilegales, que causan daños en las tuberías, hurtan un millón 800 mil m3 de agua al mes. El año pasado detectaron 3.252 fraudes.

En Barranquilla se “pierde”  un millón 800 mil de metros cúbicos (m3) de agua potable al mes, cantidad con la que, por ejemplo, podría abastecerse a la población de media Soledad durante ese mismo tiempo.

El cálculo es de la empresa de servicios públicos Triple A, que precisa que las pérdidas comerciales del líquido tratado equivalen al 10% del total que produce cada mes (18 millones de m3) para surtir a los 292.016 suscriptores que atiende en la capital del Atlántico. Lo anterior significa que, al año, de los 216 millones de m3 que purifica, 21 millones 600 mil metros cúbicos no son facturados.

La empresa informa que durante la distribución del preciado líquido, a través de los 1.740 kilómetros de tuberías que hay en la ciudad, el agua se “pierde” al ser desviada por medio de conexiones fraudulentas, las cuales, en algunos casos, ocasionan daños en la red de conducción.

“Estas anomalías (los fraudes) afectan la prestación del servicio, no solo por el agua que es sustraída del acueducto sino también por el deterioro que ocasionan a la infraestructura de las redes cuando, de manera clandestina y sin las condiciones técnicas y de calidad, las personas se conectan a las tuberías ocasionando fugas a corto y mediano plazo”, dice el gerente Comercial de Triple A, Carmelo Faillace Said.

Sin embargo, el nivel de pérdidas en Barranquilla, comparado con otras ciudades, es sustancialmente menor. Por ejemplo, en la capital del Valle del Cauca la empresa que presta este servicio (Emcali) reportó que del total del agua que produjo en 2013 solamente facturaron el 46%. El otro 54% que fue tratado se perdió, es decir, unos 145 millones de m3 de agua.

Faillace explica que la compañía también lleva registros de las pérdidas técnicas, ocasionadas por otro tipo de daño en las tuberías. “Estas son menores en cuento a la cantidad de metros cúbicos de agua, con respecto a las pérdidas comerciales (por conexiones ilegales)”, precisa.

Fraudes. Triple A reporta que durante 2014 detectaron 3.252 casos de irregularidades en Barranquilla, equivalentes a pérdidas por 270.000 m3/año. De acuerdo con estos registros, apenas en un 15% del volumen del agua captado de manera fraudulenta fueron “pillados” los autores de estos ilícitos.
Esta cantidad del líquido representó en dinero pérdidas por unos $443 millones. “Pero el problema es mucho más serio, teniendo en cuenta que en realidad se está perdiendo más del 10% del agua total suministrada”, destaca el gerente Comercial.

El 98% de tales irregularidades detectadas y desconectadas se concentraron en los estratos residenciales 1, 2 y 3 (ver gráficos), de acuerdo con lo informado por la empresa. También la empresa señala que los clientes no residenciales que más anomalías cometieron o que reincidieron son los moteles, residencias y lavaderos de vehículos.

“Con el fin de disminuir las irregularidades realizamos monitoreo constante de los comportamientos de consumo, revisión de las redes de distribución y visitas a diferentes sectores o barrios, para identificar los casos de conexiones no autorizadas y luego proceder con su anulación”, asegura Faillace.
En 2013 detectaron 5.329 fraudes en Barranquilla, equivalentes a 380.000 metros cúbicos de agua en el año, que representaron cerca de $700 millones.

Mantenimientos. Luis Narváez, presidente de la Sociedad de Ingenieros del Atlántico, expresa que las pérdidas por conexiones ilegales son “lamentables”, y dijo que en la empresa recae la responsabilidad del buen uso del agua y su aprovechamiento. “Ellos están obligados a hacer control de fugas para efectos de hacer el ahorro que requiere la naturaleza”, menciona.

El ingeniero señala que “siempre habrá pérdidas, porque es algo inevitable”, pero puntualiza que es necesario buscar alternativas para “reducirlas a su mínima expresión”. “Tampoco –agrega– pueden olvidar los planes de mantenimiento que necesita la ciudad”.

Límites legales. El director ejecutivo de la Comisión de Regulación de Agua Potable (CRA), Julio Cesar Aguilera, recuerda que la nueva reglamentación, contenida en la Resolución 688 del 2014, dice que a más tardar en cinco años estas compañías no podrán pasar de un “máximo” de pérdidas de 6 metros cúbicos de agua al mes por suscriptor.

Lo anterior quiere decir que, para el caso Triple A, el límite del Índice de Perdidas por Suscriptor Facturado (IPUF), incluyendo las estadísticas comerciales técnicas, sería de un millón 752 mil metros cúbicos de agua al mes.

Lo cierto es que sea por fraudes o daños en la tuberías el manejo del agua cobra cada día mayor importancia, más cuando zonas como la Región Caribe son afectadas cada año por intensas temporadas de sequía, como la que anuncia el Ideam para 2015.

Cobro por fraude

La Corte Constitucional eliminó la potestad a las empresas de servicios públicos de cobrar sanciones pecuniarias por fraude (Sentencia T 558 de 2006), así que actualmente no existen facultades para ello. Pero sí está permitido suspender el servicio, tal como lo establece el Art. 140 de la Ley 142 de 1994. Así mismo, por autorización de la Comisión Reguladora de Agua Potable, la empresa de servicios públicos podrá cobrar el agua no facturada hasta por un equivalente a cinco meses de consumo, tal como lo establece el Art. 150 de la Ley 142 de 1994. De acuerdo con las nuevas normas, que rigen desde el 17 de febrero de este año, “se presumirá que la duración de la anomalía es de cinco meses, salvo que la empresa o el suscriptor prueben que el tiempo fue inferior o superior”.

Temas tratados

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN Barranquilla
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
¡Hola!