Últimas noticias

Levantarse y poder ver la inmensidad del mar es una de las razones que llevó a Sasha Ferrer a comprar su vivienda en esta zona.
00:00

La Influencer Sasha Ferrer narra los beneficios que tiene...

01:00

Junior, subcampeón de la Copa Sudamericana, buscará su...

La mañana de este sábado, Luz Divina Cabarcas visitó la tumba de su hija Gabriela en el cementerio Universal.
00:45

Lebith Aldemar Rúa completó 365 días tras las rejas. Los...

Yeseni Morales Macdaniel,(der.), ex jefe de crédito y cartera de la Uniautónoma.
00:45

En audiencia, la Fiscalía reveló dos audios de...

Integrantes de la barra Frente Rojiblanco Sur posan con sus trapos en una de las calles del barrio Rebolo, suroriente de Barranquilla.
00:45

Integrantes de la barra Frente Rojiblanco Sur, ‘BloKe...

00:40

La nueva ponencia del proyecto será sometida a segundo...

00:37

Álvarez entra a la galería de los siete pugilistas...

Walter Ribonetto, Oswaldo Mackenzie y Miguel Ángel López en Barranquilla.
00:35

En 2004, Junior estuvo cerca de perder el título, luego de...

Sede de la Universidad del Atlántico, ubicada en el llamado Corredor Universitario.
00:35

El rector de la institución, Carlos Prasca, informó que...

El gobernador Verano acompañado de varios miembros de la Bancada Caribe, tras la aprobación del proyecto.
00:30

El proyecto aprobado define cuáles son las funciones de las...

El titulo es:“Circunspecto” no existe para el ojo curioso

“Circunspecto” no existe para el ojo curioso

El edificio Salomón Ganem, adyacente al antiguo claustro San Agustín en Cartagena, es un gran exponente del lo que fue el Modernismo en la Costa y el estilo de Manuel Carrerá.
En fachada ya se ve el juego entre los ornamentos tradicionales en madera y los vanos simétricos por separado y compositivamente, además del material más clásico como la madera y el cristal como uno de los predilectos del movimiento moderno.

Temas tratados

El edificio Salomón Ganem, adyacente al antiguo claustro San Agustín en Cartagena, es un gran exponente del lo que fue el Modernismo en la Costa y el estilo de Manuel Carrerá.

Es curioso como en el ajetreo cotidiano se dejan escapar detalles evidentes, incluso en algo tan simple como mirar hacia arriba y ver de lo que normalmente nos perdemos.  Pasa en el centro amurallado de Cartagena, quizá por la escala general de las edificaciones y que en algunos casos se cae en la falacia de solo esperar encontrar la construcción colonial de pocos pisos mirando a una plaza. O quizá por el ritmo al que se mueve el sector, lo que más destaca en altura son las cúpulas y los campanarios de iglesias y claustros, sin notar que algunos colindan con otros patrimonios de distintas épocas.

De la mano con la zona en que en que se encuentra, la congestión vehicular y peatonal propia a los alrededores de una universidad; el edificio Salomón Ganem, adyacente al antiguo claustro San Agustín que hoy hace de instalaciones académicas puede ser un común “¿y ese cual es?”, no ser de las edificaciones con mayor trascendencia de la ciudad o de Manuel Carrerá, pero es un gran exponente del lo que fue el Modernismo en la costa y el estilo del habanero.

Sin embargo el edificio no es una ventana abierta, pues lo que puede apreciar quien lo ve desde la calle Sargento Mayor es solo una cata ya que el factor sorpresa de la estructura es para quienes se adentran y le recorren dado que la fachada no expresa todo el interior del edificio como los dos módulos por los que está compuesto, el microclima interior, la coexistencia entre lo tradicional y moderno, además de los claroscuros y el patio interior a descubrir.

Así mismo, la geometrización de las formas y la simetría de los espacios que en este caso se disponen alrededor de un vacío como eje compositivo y elemento funcional del  llamado estilo Art Deco Tropical “en que Carrerá se preocupa por conseguir una arquitectura climáticamente adecuada” (Ángel, O. & Llanos, R. 2016)

A la par que escaleras como elemento a resaltar en los diseños del arquitecto cubano en la mitad de la construcción por las que se ilumina el interior mientras se deja ver el skyline del centro amurallado durante un descansado recorrido por el interior del inmueble en el que se buscó plasmar la plasticidad del tiempo sobre los muros, pisos , puertas y barandas de madera, encontrando un vehículo en la deformación de la luz filtrada a través de sus ventanas enmarcadas por el sol de la tarde, permitiendo dejar jugar la luz acompañada de su sombra. Además, cuyos mosaicos, sin ser azar cambian de piso en función de que tanto el usuario como los visitantes del edifico tengan la experiencia de observar una composición diferente en cada una de sus plantas. Ejemplo de esto es el cuarto piso; configurado por un mosaico ajedrezado en colores blanco y negro en donde la intención del arquitecto al utilizar este patrón cuadriculado es conformar un portal tridimensional entre los pisos bajos con los más altos. Esta representación puede ser apreciada por el gran vacío interno con el que cuenta el edificio permitiendo una distribución de transición espacial concentrando la ventilación interna que sirve como pulmón del edificio y la iluminación natural bañando las paredes de los pasillos, una luz que parece derretirse sobre los muros interiores, exponiendo el sol cartagenero como si fuera un óleo sobre un lienzo blanco.

En opinión de algunos esta obra puede estar descuidada y “no favorecerle el hecho que la fachada no está muy decorada”, pero esto es no hacerle mérito al valor en un contexto histórico distinto donde la estética es diferente, ya que el edificio sí responde a arquitectura del siglo XX adaptada al la región caribe. Además,  conserva elementos de la ornamentación cartagenera tradicional como son, por excelencia, las balaustradas, tanto en fachada como en los corredores interiores donde los mosaicos cambian de piso a piso. Por lo que, junto a lo anterior dicho, el edificio, más que un conjunto de apartamentos y oficinas puede resultar en una experiencia más allá de la simple contemplación, a la vez que hace de ejemplo de los puntos interesantes que tiene una ciudad para el ojo curioso, solo hay que detenerse a buscar, o simplemente mirar hacia arriba pues este es un objeto arquitectónico viviente, y son los visitantes y usuarios los que le brindan vida al ser testigos del momento cuando empieza a bajar el sol de la tarde y le permite al usuario despedirse del día y darle la bienvenida a la noche.

Temas tratados

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN Barranquilla
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
¡Hola!

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales:

Inicia Sesión
Regístrate
¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
sssssss
La sesión ha sido cerrada con exito
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
#Rusia2018 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí
¿Quieres asistir a la inauguración? Compra tus entradas aquí
¡Estamos listos! marcadores en cero, inicia la segunda fase. Haz tus predicciones AQUÍ
Continuar al sitio
Noticias más leídas del 2017 1
Aumenta tus posibilidades de ganar, suscríbete a EL HERALDO desde $30.000
Cocina sin aceite, ¡Compra Air Fryer digital a precio de locura, solo con EL HERALDO!
Dale color a tu cocina, COMPRA YA set de cuchillos con cubierta antibacteriana + pelador de ceramica