Descripcion de la foto
Por: Francisco De la Hoz

En video | Traficantes de gasolina prenden fuego a camión para evitar su decomiso en Riohacha

El hecho, registrado en el barrio Luis Eduardo Cuéllar de Riohacha, generó pánico entre la ciudadanía. Una persona fue capturada.

Traficantes de gasolina de contrabando prendieron fuego la mañana de este lunes a las pipetas  que la Policía Fiscal Aduanera les decomisó en el barrio Luis Eduardo Cuéllar de Riohacha.

Según información de las autoridades, el hecho ocurrió alrededor de las 8:10 de la mañana en la carrera 8 entre calles 21 y 22.

Uno de los testigos explicó que los uniformados estaban cumpliendo con el procedimiento de aprehensión cuando los conductores del vehículo se retiraron y regresaron con agresividad a vaciar algunas pimpinas y prenderles fuego.

Al parecer, también fueron rociados con el combustible algunos policías que se alejaron del lugar para evitar ser prendidos vivos.

El incendio tomó fuerza de manera inmediata y las llamas se podían ver desde varias cuadras. El humo era visible en toda la ciudad de Riohacha.

“Esto era pavoroso, pensamos que el fuego se iba a meter a las casas y no había nada que hacer. Los hombres que trabajan en un taller de enfrente también debieron correr y los ocupantes del segundo piso de la casa que estaba al lado del fuego no pudieron escapar y se refugiaron al fondo del apartamento”, narró Nélida Gómez, una de las vecinas del sitio.

Un detenido por los hechos

Los policías revelaron que tras el atentado contra ellos lograron detener un hombre joven del que investigan si es o no menor de edad.

De los miembros restantes del grupo solo se pudo conocer que hay uno, al parecer dueño del combustible, quien respondería al nombre de Jair.

Pérdidas millonarias y pánico en la zona

A las personas que participaron de este hecho criminal les espera un proceso en el que seguramente les imputarán más de un delito. Además del pánico que generaron en una amplia zona, se produjeron daños en la estructura física de las viviendas y destrucción total de los cables que conducen la energía eléctrica y señales de televisión y telefonía.