El Heraldo
123RF
Judicial

¿Por qué cuesta entender que el contrabando es un crimen?

Para la DIAN, el contrabando es una de las principales amenazas al crecimiento económico del país.

Si usted cree que su proveedor de confianza o “tienda” de Instagram favorita le vende más baratos los tenis de marca porque no tiene que pagar alquiler ni trabajadores como en las tiendas físicas, está equivocado.

Por estos días en los que lo más “fácil y (bio) seguro” es comprar en línea, cientos de delincuentes se han aprovechado para crear fortunas con productos ilegales y, de paso, robarle a los compradores. Si, esa cuenta a la que siempre pide ropa o cosméticos le podría estar robando al venderle un producto falsificado (como las populares réplicas ‘Triple A’) o bien entregándole mercancía que no cuenta con los requisitos legales para ingreso al país (entre ellos el pago de impuestos que tanto le resta a la ciudadanía).

De eso se trata el contrabando, según lo explicó a EL HERALDO Luis Carlos Quevedo Cerpa, director de Gestión de Fiscalización de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN).

“El ingreso irregular e ilícito de mercancías, infortunadamente, es un fenómeno de raíces delictivas que permea la economía y le causa un gran daño a todos los sectores económicos”, definió Quevedo.

Esto, en cifras, se ve en el hecho de que, en lo que va de 2020, la Policía Fiscal y Aduanera (Polfa) ha incautado más de 66 millones de unidades de mercancía de contrabando en todo el país, las cuales fueron avaluadas por la DIAN en $111.000 millones, pero que en realidad tendrían un precio en el mercado que lo triplica: $333.000 millones. De este dinero, como es producto de una transacción ilegal, muy poco le queda al país.

De hecho, tan solo la semana pasada la Polfa halló 265.491 pares de zapatos  de contrabando en una bodega en el corregimiento La Playa, de Barranquilla,  avaluados por la DIAN en $3.077 millones y con un valor comercial mayor a los $12.000 millones.

Como contrabandista y propietario de esta mercancía la Fiscalía señala al ciudadano taiwanés Tu Ming Chuan, o mejor “El Zar de Contrabando de Zapatos”, a quien capturaron  el domingo pasado cuando se movilizaba en un vehículo de alta gama por el barrio Ciudad Jardín.

Según Quevedo, esto es muestra de que “estamos en presencia de un fenómeno completamente perverso para la economía de la sociedad”.

La mecánica

Si bien al hablar de contrabando muchos tienen la única imagen cinematográfica de un contenedor en un puerto lleno de juguetes ‘Made in China’ de color rosa chillón, lo cierto es que esta es solo una de las formas de ingresar contrabando a un territorio estatal. 

En el país existen dos grandes modalidades de ingreso ilícito e irregular de mercancías: contrabando abierto y contrabando técnico o por subfacturación.

El contrabando abierto es el más referenciado en la cultura pop, sea en el cine o la televisión. Se trata de la evasión de controles aduaneros y el ingreso de bienes al país sin ningún tipo de soporte documental. 

Por otro lado, se presenta el contrabando técnico “en el cual formalmente podemos encontrar algún tipo de documentación de ingreso de eso bienes al territorio, pero que no coinciden con la verdadera naturaleza de lo que se está importando”.

Según la DIAN, en Colombia los productos que con mayor frecuencia y tradicionalmente son contrabandeados son el cigarrillo, los licores, combustibles, calzado y textiles.

De acuerdo con una fuente no oficial de la Polfa, actualmente el ‘boom’ es el contrabando de zapatos. En diálogo con EL HERALDO, la fuente aseguró que un contrabandista puede comprar un par de zapatos a $500 en China y venderlos a $80.000 en Colombia, un precio que terminaría por ser mucho menor al valor real del calzado que se está imitando y por el cual se engaña al cliente.

Una cadena logística

En el contrabando, explicó Quevedo, intervienen delitos mucho más delicados como lo es el lavado de divisas y el tráfico; sin embargo, esta actividad ilícita nace en la simple “intención en el exterior, de ingresar mercancías al territorio nacional, incumpliendo los requisitos legales y haciendo su indebida distribución y venta en sectores comerciales específicos que se crean o se prestan para esta conducta”.

Todo este proceso comercial fraudulento se realiza a través de una cadena logística igual de ilegítima.

El número de personas y el porcentaje de participación que estas tengan en el contrabando depende de la modalidad en la que se presente. Eso sí, siempre será necesario un proveedor en el exterior, un vehículo de ingreso al territorio nacional, personas dentro del territorio que se encarguen del almacenamiento y distribución de las mercancías ilegales, un grupo de vendedores y, por supuesto, el comprador ingenuo que adquiere el producto sin reparar en su procedencia, o el que conoce que hace parte de un sólido engranaje delictivo y no le importa.

Detrás de la compra de un bolso “de marca”, pero fabricado en China y distribuido en alguna red social a un costo dos o tres veces menor al de las tiendas reconocidas; “hay una gran cantidad de personas intervinientes con el objeto de defraudar el legítimo ejercicio comercial en el país”.

Además, hoy les juega a favor a los delincuentes la facilidad de comercializar a través de las redes sociales, por lo que la Polfa ha tenido que implementar un sistema de ciber.patrullaje, sobre todo en Instagram.

“Es una competencia  abiertamente ilegal en contra del que cumple y hace un esfuerzo por tener empresa, por empujar la economía del país hacia su mejor crecimiento”, destacó. Es por eso que todos y cada uno de los miembros de la cadena logística del contrabando están incurriendo en un delito.

“Es necesario que los ciudadanos entiendan que el contrabando es un crimen, es un delito. El contrabando no es una oportunidad o la posibilidad de acceder a unos bienes supuestamente bajo condiciones favorables de precio. El contrabando es un ataque directo a la formalización de la economía y al crecimiento del Estado, retrasando el desarrollo empresarial y la legítima práctica comercial”, concluyó Quevedo.

El taiwanés que le debería al país $14.000 millones por contrabando

Hace ocho días capturaron en Ciudad Jardín a un taiwanés. La Policía, la DIAN y la Fiscalía lo señalaran como el mayor distribuidor de calzado ilícito en la Costa Atlántica. A Tu Ming Chuan le llaman ‘El Zar de Contrabando de Zapatos’. De acuerdo con las autoridades, Ming Chuan habría logrado contrabandear millones de zapatos al país desde hace 12 años, presuntamente efectuando actividades de comercio ilegal con empresas ficticias.

Según informó la DIAN, los investigadores identificaron que desde el año 2015 hasta la fecha, el ‘Zar’ presuntamente realizó 1.240 importaciones fraudulentas. Por estas transacciones Ming Chuan tendría que haberle pagado al país casi $14.000 millones.

Al margen de la captura de Tu Ming Chuan, la DIAN, junto con la Policía Fiscal y Aduanera, adelantaron una operación judicial en la que encontraron 256.000 pares de zapatos sin verificación de procedencia, en una bodega en el corregimiento La Playa de Barranquilla.

Con base en ello, la Fiscalía imputó al extranjero los delitos de facilitación y favorecimiento al contrabando y usurpación de derechos de propiedad industrial; sin embargo, el juez decidió no enviar a Ming Chuan a la cárcel, sino que impuso una medida de aseguramiento no privativa de la libertad consistente en el compromiso de comparecer ante las autoridades competentes cuando la justicia lo consideren necesario.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.