El Heraldo
Todos los miembros de la banda que han sido liberados por vencimiento de términos.
Judicial

Otorgan libertad a otros tres de ‘Los 40 Negritos’

Con esta nueva orden ya son 8 los miembros de la banda los que hoy están en la calle. Del listado falta Zully Soñeth, pareja del líder.

Otros tres nombres se sumaron a la lista de miembros de la banda delincuencial ‘Los 40 Negritos’ que recobraron la libertad por vencimiento de términos en las últimas horas. 

Según conoció EL HERALDO se trata de Ángel Custodio Chamorro Bobadillo, Yender David Ortiz Oñate y Tony Antonio Gutiérrez Rodríguez, quienes permanecían recluidos en la Cárcel Modelo, en el corredor industrial de la Vía 40. 

La solicitud realizada por el defensor de los tres procesados se llevó a cabo el pasado lunes 17 de septiembre, en diligencia que se llevó a cabo en la sala 4 de Centro de Servicios Judiciales de Barranquilla ante el Juzgado Segundo Penal Municipal con Función de Control de Garantías. 

En el procedimiento, según consta en el acta del juzgado, el abogado de la defensa hizo la solicitud al togado debido a que ya transcurrieron los 120 días legales luego del escrito de acusación y, hasta ahora, no se ha hecho la instalación del juicio oral. Esto está basado en el artículo 317 del Código de Procedimiento Penal, en el que se habla de las causales para la libertad de un procesado.

En ese sentido, registra el acta, “el juzgado accede a lo solicitado por el abogado defensor, hace una serie de consideraciones legales que quedan consignadas en audio y video”. 

Con estos tres individuos ya son entonces ocho los integrantes de la banda delincuencial que obtienen su ‘tiquete’ de libertad a través de esta vía jurídica. 

Los liberados hace un mes fueron Yair Alfonso Soñeth Barrios, alias Yayo; Luis Eduardo Gómez Castillo, alias Hacho; Donaldo José Palmera Camacho, alias Palmerita; Joseba Andony Aranguena Martínez, alias Yoseba, y  Dany William Frías Castillo, alias la Gárgola, quien es hermano del líder de esta estructura, Dionisio Frías Castillo, alias Gordo 40, recluido en la cárcel de máxima seguridad en Cómbita, Boyacá.

¿Y La Patrona?

 En septiembre del año anterior, cuando las autoridades informaron con bombos y platillos sobre la captura de nueve miembros de la banda, se dijo que entre estos estaba Zully Soñeth Barrios, apodada ‘La Patrona’ y pareja de Dionisio Frías Castillo, alias Gordo 40. 

‘Gordo 40’ fue capturado en noviembre de 2015 por la Sijín en el barrio El Ferry, fortín de la banda. 

Hoy esta mujer también estaría a las puertas de recibir la libertad —si es que ya no lo obtuvo— para que se cayera por completo la investigación realizada por la Unidad de Crimen Organizado de la Fiscalía desde 2017. 

‘Modus operandi’

 En el dossier de ‘Los 40 Negritos’, la Fiscalía y los detectives de la Sijín plasmaron que sus integrantes tenían como fachada desde 2010 una supuesta empresa de seguridad, con la que llegaban directamente a las casas y comercios con el pretexto de brindar sus servicios.

“Lo que hacían era intimidar a sus víctimas para que accedieran a sus pretensiones económicas que son cobros de cuotas periódicas o extorsiones”, registra el documento.

Otro de los aspectos “fundamentales” de la banda era la de estar dispuestos a atentar contra las personas que se negaran a realizar los pagos extorsivos o a las que sirvieran de informantes a las autoridades.

Además de los cobros extorsivos o ‘vacunas’ y homicidios selectivos, ‘los 40 Negritos’ se dedicaban a comercializar sustancias alucinógenas en los barrios referidos y prestan sus servicios a otras organizaciones más grandes como ‘los Costeños’, según las investigaciones realizadas por Policía Judicial.

A comienzos de 2012 la familia de ‘los 40 Negritos’ se amplió. Dionisio Frías formalizó su relación con Zully Paola Soñeth Barrios, nacida el 7 de junio de 1983 en Pivijay (Magdalena).
Zully, madre de cuatro hijos menores de edad (los dos últimos con Dionisio), vinculó a su hermano, Jair Alfonso Soñeth Barrios, y con ellos la banda creció.

“No es posible que esos criminales estén hoy en libertad”: Botero

El comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla, general Mariano Botero Coy, reprochó ayer en medio de rueda de prensa la actuación judicial que dejó en libertad a ocho señalados integrantes de la banda ‘Los 40 Negritos’. 

“Esos son eventos lamentables. Pero es claro y hay que decirle a la comunidad que la Policía Metropolitana seguirá capturando a esos delincuentes cuantas veces sea necesario”. 

Sin embargo, este luego dijo ante los medios que “no se justifica que tengamos que pasar nuevamente por una nueva investigación a pesar de que estos delincuentes fueron capturados en flagrancia por delitos fuertes, delitos de alto impacto, y hoy estén saliendo por vencimiento de términos”. 

El año anterior, cuando se conoció de las capturas de los sujetos que hoy han recobrado la libertad por vencimiento de términos, el coronel Jesús De los Reyes, en ese momento comandante operativo de la Policía Metropolitana de Barranquilla, aseguró que los detectives de la institución que investigan de cerca los movimientos de Los 40 Negritos están enfocados ahora en la ubicación de cinco o seis de sus miembros para la “desarticulación total de la banda”. 

Frente a esto, De los Reyes señaló que fueron “ubicados” unos puntos en los barrios El Ferry y el sector de ‘Las Placas’, así como Primero de Mayo y Las Ferias, en Soledad, donde acostumbraban a operar los integrantes.  

 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.