Miguel Barrios

Un menor de cinco años murió ahogado, mientras que su primo de seis se debate entre la vida y la muerte en una clínica local, luego de que cayeran accidentalmente en una piscina.
Orlando José Mejía Antelis, de cinco años, murió cuando recibía atención médica en la clínica Laura Daniela. Juan Sebastián Molina Mejía, de seis, permanece con pronóstico reservado en la unidad de cuidados intensivos pediátrica del mismo centro asistencial.

El incidente se registro ayer, a las 4 de la tarde, en la casa campo Belencito, al interior del conjunto residencial Bosque del Ranchomío, ubicada en la salida que de Valledupar que conduce a La Paz.

“Todo ocurrió en cuestión de segundos. Ellos estaban jugando con una manguera al lado de la piscina y de repente escuchamos los gritos de un primo que los sacó”, expresó un allegado a la familia.

Aunque los menores recibieron los primeros auxilios en la casa campo, se produjo el fatal desenlace. Al parecer estuvieron varios minutos sumergidos en la piscina, por lo que sus pulmones se llenaron de agua.

El menor fallecido era hijo Yulieth Antelis y Orlando José Mejía Ceballos, reconocido ganadero de la región.

Valledupar

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.