El Heraldo
Kelly Beltrán Preciado, Brenda Pájaro Bruno y Sandra Quintero Yepes Archivo
Judicial

Los rostros del feminicidio en 2018

Hasta la fecha, las autoridades contabilizaron cinco asesinatos por violencia de género. Esta es la cifra más baja en la capital del Atlántico desde la creación de la Ley Rosa Elvira Cely en 2015.

Sandra Milena Quintero Yepes, Yeris Saudith Soto Cantillo, Nydia Sofía Cardozo Arrieta, Brenda Inés Pájaro Bruno y Kelly Beltrán Preciado son las víctimas mortales deja la violencia de género en 2018 en Barranquilla.

De todos estos casos, la Policía y la Fiscalía han logrado resolver cuatro. La excepción es la muerte de Brenda Pájaro que, de acuerdo con investigadores judiciales, “está muy cerca de resolverse”.

En 2018, 19 mujeres fueron asesinadas en la ciudad de Barranquilla. De estas muertes, solo cinco fueron catalogadas como feminicidio, cifra que, comparada con las 14 muertes por violencia de género en 2017, muestra una reducción del 64,29% del delito.

Esta cifra de asesinatos también muestra una reducción si se compara con las estadísticas de años anteriores: 9 casos registrados en 2016 y 12 en 2015, año en que se creó la ley contra el feminicidio, también llamada Rosa Elvira Cely, en honor a una mujer bogotana asesinada en 2012 en el Parque Nacional de Bogotá por un compañero de estudios.

En riesgo de muerte

EL HERALDO consultó al secretario de seguridad Yesid Turbay, quien señaló que detrás de esta reducción de crímenes contra la mujer hay una estrategia articulada entre Medicina Legal, Policía Nacional y Fiscalía General de la Nación.

“A través de Medicina Legal, toda mujer que llega a ser examinada por violencia intrafamiliar es sometida a varios exámenes y se le aplica una encuesta que permite identificar qué mujeres tienen riesgo potencial de muerte fatal”, dijo.

Explicó el funcionario que por este método han logrado identificar alrededor de 300 mujeres en toda la ciudad. De ella, a la fecha se ha establecido que hay 140 en riesgo inminente de muerte.

“Inmediatamente, con Policía Judicial y Secretaría de la Mujer se ubica a la mujer y se inicia un acompañamiento no solo para ella, sino para sus hijos y para el mismo atacante en el caso que pertenezca al núcleo familiar. Lo que se quiere es sensibilizar ese hogar sobre el riesgo”, manifestó el funcionario.

El Bosque es punto crítico

De acuerdo con el seguimiento a los caos denunciados, las autoridades han logrado identificar que la mayoría de los casos se presentan en el barrio El Bosque. 

“No queremos estigmatizar el barrio, pero en esta zona se focalizaron más mujeres con pedido de riesgo inminente de muerte, por lo que se hizo una priorización del sector y se llevó una feria de servicios, se buscó casa por casa a las posibles víctimas y se inició un plan de sensibilización al hogar”, puntualizó Turbay.

“Tome vieja, le maté a su hija”

El 21 de enero se registró el primero de los cinco casos del año. Bárbara Yepes recuerda los detalles de la muerte de su hija Sandra Milena Quintero Yepes, de 38 años, asesinada de un tiro en la cabeza por su esposo, Iván Alberto Barrios de la Hoz, de 35 años, con quien convivía desde hace 9 años en la calle 41B con carrera 1C del barrio Bellarena.

“Ellos estaban en su casa y yo en la mía, yo tengo una venta de gaseosas y en frente había un bingo. Ella me estaba ayudando, salió a llevar al niño, pero nunca volvió (…) Yo veo a mi yerno, a los 20 minutos veo que salió en la camioneta y volvió. Cuando regresó me dice: Vieja tome, le acabo de matar a su hija. Me entrega las llaves de la camioneta y me dice: Usted verá qué hace conmigo...”

Yepes afirmó a EL HERALDO que inmediatamente mandó a otros familiares a verificar si era cierto lo que el hombre había dicho. “Cuando llegamos a la casa, mi hija estaba muerta. Yo me desmayé”, agregó la mujer. 

También dijo que el agresor supuestamente había botado  en un arroyo el arma con la que le disparó a la víctima, pero las autoridades no la encontraron.

Según dio a conocer la Fiscalía en audiencias de legalización de captura de Barrios de la Hoz, este le disparó a Quintero Yepes porque ella le habría reclamado por un beso que el hombre se habría dado minutos antes con una vecina. 

El proceso por el delito de feminicidio contra Barrios de la Hoz se encuentra en etapa de juicio oral en el Juzgado Cuarto Penal del Circuito con función de conocimiento. 

A golpes

El pasado 16 de abril Nydia Sofía Cardozo Arrieta, de 40 años, fue asesinada de varios golpes contundentes a manos de su pareja, identificado como Pedro Manuel Mosquera Almanza alias ‘El hombre caño’, quien se dedicaba a rescatar cuerpos en descomposición de las aguas residuales.

El crimen ocurrió en un cambuche situado en la calle 10 No. 50B – 51, barrio Barlovento.

De acuerdo con los testimonios brindados por los familiares de la víctima a las autoridades, Mosquera Almanza habría inducido a Nydia al consumo de drogas, y según ellos el hombre asesinó a su mujer, estando bajo los efectos de alucinógenos.

Mosquera Almanza fue capturado minutos después del crimen y fue judicializado por el delito de feminicidio agravado.

“Germán fue quien me atacó”

Pasadas las 8:00 de la noche del lunes 30 de julio de 2018 falleció en el Paso La Alboraya, Kelly del Carmen Beltrán Preciado.

Hasta ese centro asistencial de primer nivel había sido llevada la víctima luego de ser agredida en medio de una discusión en una vivienda de la carrera 1A con calle 48, en el barrio Ciudadela 20 de Julio. Allí, según testigos, venía quedándose el agresor y en la tarde del lunes citó a Kelly del Carmen, aparentemente, para dialogar sobre la hija de ambos, de seis años.

La mujer, al parecer, acudió a la cita a eso de las 6:00 de la tarde en compañía de la pequeña y después de un tímido saludo accedió a ingresar al domicilio.

Antes de las 8:00, de acuerdo con lo manifestado por vecinos del sector, se empezaron a escuchar gritos de auxilio, por lo que la comunidad reaccionó y llegó hasta el domicilio.

En el lugar se toparon con la cruel escena: Kelly del Carmen, bañada en sangre; su hija de seis años dando gritos y llorando, y por otro lado, Germán David Santos Orjuela con la camisa desencajada y sosteniendo un cuchillo en la mano.

El presunto homicida intentó huir del lugar, pero una patrulla del cuadrante que atendió el caso logró capturarlo. Los uniformados lo trasladaron al Hospital Barranquilla, ya que presentaba una herida leve en una de las orejas.

Momentos antes de fallecer, Kelly Beltrán habría alcanzado a revelar a policías el nombre de su agresor. Al parecer, quien le propinó tres heridas, el pasado lunes en la Ciudadela 20 de Julio, fue su pareja sentimental. Luego de audiencias preliminares Santos Orjuela fue asegurado en Centro Carcelario por el delito de feminicidio agravado.

La degolló su pareja

Tres días después, el 24 de enero, otro feminicidio estremeció la ciudad. Una mujer, identificada como Yeris Saudith Soto Cantillo, de 24 años, fue asesinada por su pareja sentimental, de nombre Erick Manuel Simanca Álvarez, en el barrio San Roque cuando, al parecer, la pareja compartía en la plaza de la iglesia de ese barrio.

Los hechos se habrían presentado aproximadamente a las 5:00 de la tarde cuando la pareja se encontraba sentada la plaza. El hombre la abrazó, sacó un arma blanca, la hirió y huyó del lugar.

Soto Cantillo fue trasladada al Hospital Barranquilla donde falleció mientras recibía atención médica.

Según vecinos del sector, el sujeto consumía sustancias alucinógenas y en varias ocasiones había tenido problemas con su pareja por dinero para adquirirlas.

“Él varias veces la había amenazado, le decía: Te mato a ti y mato a tu mamá”, aseguró un vecino de la víctima, quien agregó que varias ocasiones el hombre habría agredido a la joven de 24 años.

Yeris Saudith Soto Cantillo se dedicaba a las ventas ambulantes de agua y tinto.

Simanca Álvarez fue capturado el 26 de julio en el barrio Olaya Herrera de la ciudad de Cartagena y luego de ser judicializado por un fiscal ante un juez de control de garantías por el delito de feminicidio agravado, fue trasladado hasta la cárcel de San Sebastián de Ternera de la capital de Bolívar.

 

Brenda Pájaro, único caso sin resolver

Uno de los casos más sonados durante 2018 y que aún no se resuelve es la muerte de la ama de casa Brenda Inés Pájaro Bruno, quien se encontraba desaparecida desde el 25 de julio y cuyo cuerpo fue encontrado el 27 de agosto en una zona enmontada del sector de Miramar.

Brenda salió de su casa, en Soledad, para acompañar a su hija discapacitada al centro de estimulación, rehabilitación y aprendizaje ‘Sonrisa de esperanza’, situado en la Carrera 42F n°. 82-27, en el barrio Ciudad Jardín. 

En este lugar dejó a su hija y pidió el favor de que se la cuidaran mientras salía a hacer una diligencia. A partir de este momento el paradero de la mujer resultó incierto hasta un mes después cuando su cuerpo fue hallado por vigilantes del sector en el sector de Miramar. 

En el lugar fueron encontradas prendas de vestir que fueron identificadas por sus familiares como ropas usadas por Pájaro Bruno. Días más tarde Medicina Legal confirmó su identidad luego de realizar la inspección al cadáver y cotejar la carta dental de la víctima con sus familiares.

“Estamos ad portas de esclarecer el hecho, vamos descartando uno a uno los sospechosos”, señaló a EL HERALDO uno de los investigadores judiciales asignados al caso que actualmente sigue en recolección de elementos materiales probatorios contra los sospechosos de la muerte de la ama de casa.

 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.