Descripcion de la foto
Por: Redacción ELHERALDO.CO

La carta que exbarrista que arrancó cuero cabelludo a su expareja envió desde la cárcel

“Las drogas no son la mejor opción”, dice Armando José Castro Maldonado a través de un mensaje publicado en las redes sociales por la banda de Los Kuervos.

Armando José Castro Maldonado, el barrista que bajo los efectos del alcohol y las drogas le arrancó el cuero cabelludo a su expareja en medio de una pelea intrafamiliar emitió una carta desde la cárcel El Bosque donde asegura que las drogas no lo han llevado a ningún lugar bueno.

Así lo compartió la Banda de Los Kuervos, donde era miembro Castro Maldonado.  “Nos envían desde lo más profundo de la oscuridad tras las rejas donde podemos evidenciar lo que producen las drogas en las personas. Esta carta es publicada con el fin de que tomemos conciencia que las drogas no son la mejor opción. No a las drogas, no al maltrato a la mujer”, dicen Los Kuervos en sus redes sociales.

*“Hola, soy Armando Castro. En estos momentos estoy preso en la cárcel del Bosque a la espera de mi condena y esta es mi historia.

Quería empezar este relato buscando alguna justificación para lo que me sucedió a mi y a mi exesposa, pero no encuentro una justificación para lo que le hice a ella pasar, pero sí puedo describir los motivos que me generaron cometer tal error. Tal vez empezarán a pensar que voy a echarle la culpa a ella o que voy a empezar a decir que la víctima soy yo, pero no es el caso. Hoy les vengo a decir que los motivos por los cuales cometí ese gran error fue el consumo de drogas con mezcla de alcohol.

No soy un santo y muchas veces consumí todo tipo de drogas que al final era un vacile, una alegría, me alejaba de mis problemas. Sí, lo acepto, soy drogadicto.

Estando acá en este calabozo ya se piensa mejor, ya veo que nada bueno trae consumir drogas con alcohol y a eso le añadimos rabia; pensaba que consumiendo era el rey, me ponía de lo mejor con mis amigos, me creía el más machito, lo hacía para dizque sentirme bien conmigo mismo y estar a la par del resto de mis amigos consumidores.

No soy víctima de nada y hoy las estoy pagando en una cárcel, las drogas solo me causaron tristeza, me alejaron de mi familia, de mis hijos, de mis amigos; las drogas solo generaron en mí una persona mala como la prensa y muchas personas me tratan. Como lo diré siempre, nada justifica lo que hice, tal vez les pido que se coloquen en mis zapatos por una sola vez y traten de entender que en el estado en el que me encontraba no era el mejor y hoy me arrepiento de todo.

Pedirle perdón a Kendy, a su familia, a mis hijos y a Dios principalmente. Son actos de alguien que en realidad está arrepentido, con esto no quiero que me vean como la víctima, quiero que empiecen a pensar que el consumo de drogas y alcohol lo que hace es alejarnos de los seres queridos.

Acá encerrado pasaré mucho tiempo o menos y tengo dos opciones en mi vida: la primera es seguir consumiendo drogas que acá lo es más fácil de conseguir y seguir creyéndome la persona que no soy, y la segunda es empezar a cambiar mi vida para ayudar a los demás consumidores de drogas, muchos de ellos mis amigos, mis conocidos.

Creo que soy la persona indicada para esto porque viví en carne propia lo que produce un estado de drogas y alcohol. Cuando vuelva a salir de la cárcel estoy seguro que quiero recuperar a mis hijos, pero puedo ayudar a más personas a que no cometan este tipo de errores, porque le doy gracias a Dios que Kendy está viva y que sé que le dañé su proseguir, pero al menos puede estar al lado de mis hijos y criarlos como debe ser. Peor hubiese sido que se muriera y tal vez yo no me estuviera arrepintiendo de todo, pero está viva y el tiempo sanará sus heridas físicas y mentales.

Yo hoy les diré a mis amigos y conocidos y todo aquel que consume drogas que ese no es el camino, que es hora de detenernos a pensar en qué nos ha llevado este consumo y qué hemos perdido gracias a esa mezcla. Así que los invito a que se desintoxiquen, que no les llegue a pasar como yo, soy el ejemplo claro que las drogas no llevan a nada productivo.

A los integrantes de la banda de Los Kuervos les pido perdón las veces que a su lado consumí drogas. Y, muchachos, es el momento de hacer un alto en el camino y volvernos unas personas de bien.

Agradecido con los que están conmigo a pesar de este error, a los que me dicen cosas de verdad y no por fanatismo, agradecido con José Ángel que le comenté lo que sentía y fue quien plasmó mi vida en estas palabras y me ayudó a redactar lo que quería decirles; a todos, a Óscar Zayas, Breiner y el viejo Julio por estar allí, a mi familia que nunca me abandonó, en especial a Shirly, la hermana del ‘Kapo Morbo’, que ha estado allí aconsejándome.

Termino diciendo: las drogas son lo peor que existe, soy el ejemplo que por culpa de ellas perdí todo en mi vida y espero que ustedes tomen conciencia y paren para que no les pase lo mismo que a mí”.