El Heraldo
Judicial

Feminicidios, un flagelo que requiere de prevención temprana

Las políticas de prevención deben incluir a los hombres. Expertos critican las investigaciones de los casos. 

Los homicidios contra las mujeres en el Atlántico encendieron las alarmas. A 15 días de finalizar el primer semestre la cifra casi se duplica, pasando de 16 asesinatos en el mismo periodo de 2021 a 25 en lo que va de 2022. El dato más preocupante es que de los casos 10 son feminicidios.

Precisamente esas cifras (que encierran una gran cantidad de información), para algunos expertos, pueden ser el punto de partida para entender la razón del porqué se han incrementado los casos y así poder desarrollar políticas enfocadas en la prevención y atención dirigidas no solo a las mujeres, sino también a los hombres. 

Dichos datos dan cuenta de que en promedio, en lo que va de año, cada 5 días se presenta el asesinato de una mujer en el departamento.

Fuentes judiciales le dijeron a EL HERALDO que dos de los casos de feminicidios “pudieron ser evitados”, pues las víctimas habían alertado a las autoridades de los riesgos que se presentaban en el interior de sus hogares.

“Analizando varios de los casos —no solo judicialmente sino psicológicamente—  encontramos que algunos de los victimarios poseían una gran dificultad de integración social, es decir, no departían ni se relacionaban con sus vecinos, entonces cuando observaban que las parejas eran más sociables se desestabilizaban emocionalmente y caían en episodios de ira que no podían controlar”, dijo el investigador”.  

Sin embargo, Dayana De la Rosa Carbonell, feminista, investigadora y miembro del grupo de investigación Mujer, Género y Cultura de la Universidad del Atlántico, señaló que quedarse con una explicación psicológica de los casos “resulta insuficiente”, debido a que ese factor “les quita la responsabilidad” a esos hombres señalados de cometer el feminicidio.

“Hay unas explicaciones que son de carácter simbólico en las que se puede decir que hay unos imaginarios basados en un valor moral en el que se considera que la vida y los cuerpos de las mujeres les pertenecen a las parejas, y pueden hacer lo que quieran con ellas; eso hace parte de una tradición patriarcal”, dijo  De la Rosa Carbonell.

La experta también criticó las investigaciones, pues estas muchas veces no parten de la tipificación del feminicidio. “Las autoridades muchas veces no comprenden la ley y terminan tipificando el caso como homicidio agravado y cuando se hacen las investigaciones estas terminan perdiendo el enfoque y  truncado así una justicia efectiva”. 

La académica pide a las autoridades que las medidas preventivas también vayan enfocadas a los hombres, pues ellos también hacen parte de la situación. 

Causas recurrentes

Prince Torres Salazar, investigadora en temas de género de la Universidad Simón Bolívar —amparándose en estudios de Medicina Legal—, explicó que las conductas machistas suelen ser el principal detonante de los recientes casos de feminicidios en el Atlántico, argumentando que de estas se desprenden “comportamientos autoritarios, trastornos como los celos patológicos y el consumo de alcohol y drogas”. 

Estos factores, de acuerdo con la investigadora, podrían asociarse con bajos niveles de autoconcepto en mujeres, que da lugar a la justificación de diferentes tipos de violencia por parte de su agresor, aumentando las probabilidades de que un caso termine en feminicidio. 

Torres Salazar detalló que las mujeres que residen en estratos socioeconómicos asociados a la pobreza extrema estarían siendo la población más vulnerable. Además, enfatizó que las mujeres migrantes venezolanas se han convertido en los últimos años en “un grupo susceptible” a este tipo de desenlaces fatales. 

“Las migrantes venezolanas no están teniendo herramientas para afrontar este tipo de situaciones y también suelen desconocer la ruta de atención a los casos de violencia basada en género”, dijo la investigadora, y enfatizó que en la mayoría de los casos de violencia de género denunciados suelen presentarse “retrasos en los procesos de atención”. 

El factor de impunidad, según la investigadora, también estaría asociado a la ocurrencia de feminicidios, reiterando que el factor de dilación se asocia con las “conductas machistas estructurales en las instituciones”.

 “El machismo, además de estar en quienes cometen el crimen, se puede encontrar en instituciones que, si no ven algo grave o extremo en las denuncias por parte de mujeres, no se les da la importancia que ameritan”, concluyó.

Un mensaje

Por otro lado, la violencia en razón de género en contra de mujeres y niñas en Barranquilla y su área metropolitana fue advertida por la Defensoría del Pueblo en su alerta temprana emitida en agosto de 2020, en la cual se expuso que los grupos armados “cometen delitos sexuales para enviar mensajes de poder y dominio sobre las áreas de la ciudad bajo su control”. 

“A través del cuerpo de las mujeres se aterroriza y se genera zozobra para hacer que las comunidades se sometan a la imposición de normas sociales o de convivencia”, dice el documento.

Precisamente, cinco de los casos de homicidios a mujeres en lo que va de 2022 se investigan bajo la categoría de “intolerancia social” y otros 12 “por ajuste de cuentas”. 

“Esto nos lleva claramente a intuir que en varios de esos casos se ejerció la violencia para enviar un mensaje a la comunidad. Puntualmente, en dos casos que investigamos creemos que se dio con ese fin”, dijo la fuente judicial a este medio. 

Frente a esos episodios, el defensor regional del Atlántico, Miguel Linero de Cambil, indicó que la situación de los últimos meses con las mujeres “es preocupante”, por lo que la entidad ha liderado los oficios correspondientes a fin de que se investiguen a fondo todos los casos. 

“Todo esto nos ha llevado a establecer reuniones con todas las autoridades para analizar lo que estaba ocurriendo. La Fiscalía, la Policía y Medicina Legal nos dieron el diagnóstico de uno de los casos y comenzamos a hacer el análisis de la ruta para estos casos”, explicó Linero de Cambil, quien destacó que lo más importante es poder generar “acciones preventivas” de forma mancomunada.

Un cartel en rechazo a la violencia contra la mujer.
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.