Judicial

En video | Indignación y dolor en sepelio de la pequeña María José

Asistentes a las honras fúnebres de la pequeña María José Ortega Ballestas expresaron su dolor y pidieron protección para sus hijos y justicia para este crimen.

Una caravana multitudinaria integrada por familiares, vecinos y amigos de la pequeña María José Ortega Ballestas, asesinada el pasado sábado, salió a pie desde la calle 99D con carrera 11, casa de su familia paterna, con rumbo al cementerio Calancala, para darle el último adiós a la niña de 6 años.

En medio del recorrido, los asistentes no dejaron de exigir que se haga justicia por el homicidio de la niña, cuyo cuerpo fue hallado al mediodía del domingo en un sector enmontado junto a la canalización de un arroyo, en la urbanización Caribe Verde.

Con pancartas y con gritos de “Justicia, Justicia por María José” y que “El estado no abandone a nuestros niños”, sus compañeritos de cuadra y de su colegio la I.E.D Los Rosales acompañaron el recorrido a pie por las calles del barrio 7 de agosto, que continuó  por la carrera 14 y alrededor  de las 5:30 de la tarde llegó a su destino, el cementerio Calancala, donde descansaron los restos mortales de la menor.

En el campo santo las emociones no pudieron ser contenidas por los asistentes que preguntaban el porqué de la muerte de la niña. Por momentos hubo discusiones entre los asistentes, hasta que finalmente fue abierta la tapa del ataúd para despedir a la menor.

En medio de las honras fúnebres, Katerine, tía de la víctima intentó atender a los medios de comunicación, pero su dolor solo le permitió expresar: “Queremos justicia, esto es lo peor que le puede pasar a una familia”, y no pudo contener su llanto para proseguir la charla.

Con un vestido blanco, Leida Marcela Ballestas Rondón, madre de la niña María José y que se encuentra en estado de embarazo, era sostenida de ambos brazos por sus familiares, que en medio de lágrimas reflejaba su dolor en sus pasos cansinos y que la tenían a punto de desmayarse justo antes de despedir a su pequeña hija.

Las dolorosas imágenes que deja el último adiós a María José Ortega

Una caravana multitudinaria integrada por familiares, vecinos y amigos salieron a pie desde la calle 99D con carrera 11 para despedir a la pequeña María José, asesinada por un menor de 16 años el pasado domingo.

Hansel Vásquez
Hansel Vásquez
Hansel Vásquez
Hansel Vásquez
Hansel Vásquez
Hansel Vásquez
Hansel Vásquez
Hansel Vásquez
Hansel Vásquez
Hansel Vásquez
Hansel Vásquez
- Que se sepa la verdad -

A las 10 de la mañana de ayer, horas antes del sepelio de María José, Heriberto Fonseca Mercado, 53 años, tío paterno de ‘Majo’, como le decían de cariño a la niña, recordó ayer que su hermano, Guillermo Antonio Ortega Fonseca, asesinado el 8 de agosto de 2015, siempre le pedía que si él llegaba a faltar cuidara a sus dos hijos: María José y su hermana mayor, de 8 años. 

“Ese joven es un desalmado, queremos que no lo suelten, que se sepa toda la verdad, que pague por lo que le hizo a mi angelito, a mi sobrina, que no le hacía mal a nadie, era una niña, que culpa iba a tener ella de nada”, clamaba ayer sollozando Heriberto, el único miembro de la familia paterna de María José que tuvo fuerza para hablar brevemente con EL HERALDO.

Al hablar del ‘joven’, Heriberto se refería al adolescente de 16 años conocido como Randy, quien confesó ser el autor material del homicidio de la menor.

 El tío recordó a ‘Majo’ como una niña muy alegre, que le encantaba jugar y estudiar, que siempre le hacía bromas y era muy apegada a él y siempre le pedía que le comprara cosas en la tienda. Por eso ayer se sentía inconsolable y lloraba delante del pequeño féretro, situado en la mitad de la sala de los familiares paternos de la niña en el barrio Siete de Agosto, en Barranquilla.

La menor había perdido a su papá. Guillermo Antonio Ortega Fonseca, papá de María José Ortega Ballestas, fue asesinado el 8 de agosto de 2015. La noticia judicial de la época precisa que el atentado ocurrió en la calle 98 con carrera 9J, a las 11:00 de la noche.

Una hora antes la víctima había departido con unos amigos en frente de su casa, en la calle 99D No. 11 - 04, barrio Siete de Agosto.

- Aún no se define situación judicial de presunto determinador-

Mientras se desarrollaban las honras fúnebres de la pequeña ‘Majo’, en el Centro de Servicios Judiciales de Barranquilla, continuaban las audiencias preliminares concentradas contra Gimmy José Chapman Peñaloza, hombre señalado por la Fiscalía 25 seccional de alertas tempranas de homicidios de ordenarle a su sobrino de 16 años asesinar a la menor por el no pago de una deuda de $120 mil pesos por parte de la abuela de la menor.

En la diligencia, el fiscal Adolfo Niebles sustentó ante la juez sexta penal municipal con funciones de control de garantías, Carmen Cecilia Blanco Venecia, las razones por las cuales Chapman Peñaloza debía ser recluido en un centro carcelario mientras se define su situación judicial. “Su señoría, este despacho fiscal cree que de acuerdo con la investigación de policía judicial y la confesión del menor que le cegó la vida a la pequeña María José se cumplen los fines constitucionales para solicitar una medida de aseguramiento intramuros contra el hoy imputado”, explicó en audiencia pública el delegado del ente acusador.

Luego de la intervención del fiscal, fue el turno del defensor del capturado, que señaló que el menor vinculado a la investigación al parecer miente sobre la participación de Chapman Peñaloza en el crimen. “Su señoría, la familia de la menor fallecida ha señalado en varios medios de comunicación que mi protegido no tiene nada que ver en la organización de este crimen, el menor siempre fue muy renuente a las órdenes de su tío, incluso este siempre le reclamó por los hurtos que él cometía hasta tal punto de quitarle los objetos hurtados como ocurrió en una ocasión, cuando el menor apuñaló en dos oportunidades a una mujer en una tienda para poder robar sus pertenencias”, explicó el abogado sobre la relación que tenía el menor y su tío momentos previos al crimen.

La diligencia fue suspendida para el día de hoy a las 2:00 de la tarde, está previsto que la juez se pronuncie acerca de  la medida de aseguramiento solicitada por la Fiscalía. En la diligencia trascendió que el procesado ha sufrido atropellos por parte de otros reclusos de paso en la URI de la Fiscalía, “A mi protegido lo cogieron por el cuello y robaron su comida”, expresó el abogado.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.