Últimas noticias

Laura Moreno y Luis Andrés Colmenares durante la fiesta de Halloween el 31 de octubre del 2010.
14:39

Lo que comenzó con una celebración entre compañeros de...

Luis Alonso Colmenares a la salida de la lectura del fallo absolutorio cumplida este lunes en Bogotá.
13:54

“Ya uno ni se sorprende, en un país donde los corruptos son...

13:42

Los cadáveres estaban envueltos en alfombras y amarrados de...

13:27

El Rey Momo, Germán Álvarez, desfilará entre las leyendas...

13:23

“De vez en cuando hay que darles pildoritas de alegr...

De izquierda a derecha: Horacio Brieva, Héctor Carbonell y Orlando Jiménez.
13:12

Dirigentes de Undeco y Fenalco aseguran que sus afiliados...

James Rodríguez le entrega la camiseta a Johan Alexis Ramírez, llamado “el ángel del Chapecoense”.
13:00

Johan Alexis Ramírez, que fue clave para guiar a los...

Policías concentrados en el barrio la Macarena junto a la Plaza de Toros de la Santamaría tras la explosión de un petardo este domingo.
12:49

En su cuenta de Twitter, el ELN respondió que ninguno de...

El decreto beneficia a vías de las 50 poblaciones más afectadas por el conflicto armado.
12:27

Lo anterior, con base a facultades extraordinarias que le...

El gobernador del Atlántico, Eduardo Verano; el director de la CRA, Alberto Escolar, y el director del ICA, Luis Humberto Martínez.
12:14

En una rueda de prensa realizada la mañana de este lunes,...

El titulo es:Conmovedora despedida al rapero Felo Santana

Conmovedora despedida al rapero Felo Santana

Vanexa RomeroCuando el ataúd se acercaba a su destino final fue uno de los momentos más emotivos.

Fue tanto tiempo conviviendo, con mi mani Felo, en la lucha siempre, escribiendo y redactando la verdad... (Rompiendo el Silencio)

El velorio

En la terraza de la casa del difunto Andrés Felipe Santana, un grupo de familiares, vecinos y conocidos, conversaban sobre lo sucedido, la sombra de la tragedia era un animal vivo que se sentía en las vibraciones del ambiente.

En frente, un grupo de siete u ocho seguidores de hip hop con sus gorras de béisbol, sus pantalones anchos y su visaje urbano, conversaban sobre lo mismo, en medio de uno que otro cigarrillo compartido y unos rostros ensombrecidos por la tristeza. La misma pregunta que aún quedaba sin esclarecer del todo, caminaba por el barrio Las Nieves y por toda la escena hip hop barranquillera ¿Qué fue lo que pasó exactamente? ¿Cómo fue que Fat One, Johnny Giraldo, el protector, el amigo, el vale del alma, le disparó a Felipe de esa forma tan irracional y absurda? ¿Cómo se dio este estúpido accidente?

“Fat era el que más lo cuidaba, el que más lo quería, el que estaba más pendiente de él y fue precisamente a él, al que se le salió el tiro, al propio Fat”, aseguró Carlos Marenco un amigo cercano de Felo y de Fat.

Allí en medio del reposo y la consternación, irrumpió el Pipa, uno de sus sagrados hermanos de calle, y con la voz quebrada por el llanto, comenzó a frasear improvisando su propio homenaje sentido a el amigo del alma que se fue, gesticulando con sus manos, llevando la cadencia con sus piernas, dejó escapar los fraseos de un rap dolido, ese que nunca quiso componerle a su a su valecita. “Flaco Santana, el que todo el mundo aclama, esto no es un juego de Play Station, Felito, mi hermanito, vale mía”. El Pipa se detuvo unos segundos atragantado por el llanto, hasta que desconcentrado por el dolor, alcanzó a repetir un pregón lastimero que conmovió a todos los presentes: “Felito vale mía, yo no te quiero dejá i’, vamos vale mía, vamos pa’ la casa a come’, vamos pa’ la casa, yo no te quiero deja’ i’ vale mía”.

El sepelio

Una multitud acompañó el ataúd desde su salida en la Iglesia Nuestra Señora de Las Nieves, en la carrera 14 con calle 24. Entre palmas, pregones, rapeos y comentarios de último momento como: “no parece que le hubiera pasado eso al vale”. Entre motos, bicitaxis, carros, y la escena hip hop barranquillera en pleno acompañando al Flaco Santana, entre tragos de aguardiente y cigarrillos y pitillos de marihuana aderezados con el flow de las canciones y los pregones de su gente.

“Yo creo que la persona menos indicada para que le pasara esto era el Felo, un man que no le gustaban las armas ni nada de eso”, apuntó Wilson Batalla, un compañero del hip hop y amigo desde hace mucho, mientras el cortejo fúnebre atravesaba el puente de Rebolo.

La entrada al cementerio Calancala la hizo en medio de una lluvia de aplausos y los pregones que bamboleaban al mismo ritmo y cadencia que el cajón, a esa hora sacudido por sus compañeros de escena y lucha urbana, sin más armas que sus letras y sus micrófonos. “Porque esto no para, no para, falta otro en el barrio, falta Felo en el barrio, esto no para, no para la plena que el hip hop no para”.

Entre llantos y gritos que lo llamaban a todo pulmón, “¡Felo, en la buena mi vale!” Canciones que sonaban por doquier, una madre destrozada y confundida, un par de coronas y una multitud que lloraba, en el bloque C, en el cilindro 683- 2, descansan Felo y sus ilusiones.

Por Carlos Polo

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN Judicial
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
¡Hola!