El Heraldo
Judicial

Baleado en La Esmeralda era un adolescente de 15 años

La madre y la abuela de la víctima se enfrentaron en Medicina Legal por la decisión de dónde se velaría el cuerpo.

La muerte de un adolescente de 15 años fue como una gota de limón en las antiguas heridas se su madre, Adelaida, y su abuela, Sol María. El dolor del pasado estaba más vivo que nunca, por eso, ninguna quería permitirle a la otra quedarse con el cadáver del menor.

Este lunes, con 20 minutos de diferencia, ambas mujeres llegaron a Medicina Legal en Barranquilla para reclamar su derecho de llorar al adolescente que en la madrugada del domingo recibió un disparo en el rostro, estando en la diagonal 74 con carrera 13, en el barrio La Esmeralda.

“Ahí donde la abuela de él antes entraba mucho coleto. Yo le decía: pendiente, cuídame a mi hijo, tú me respondes por lo que le pase a mi hijo. Tengo a mi mamá de testigo de que a mi hijo nunca le faltó nada, sino que allá veía el malandrerio. Yo le decía que se cuidara, que así no iba a conocer su cédula, y mira”, decía Adelaida, con la voz opacada por el tapabocas, cuando llegaba su ex suegra.

Lloraba. Decía que no esperaba perder a su “pelao” tan pronto,  que lamentaba los problemas a los que el joven se había enfrentado desde que quedó a cargo del papá, de quien asegura debe contar su versión de qué fue lo que pasó en el momento en que asesinaron al adolescente.

A la abuela, también dolida por la muerte, no le agradaron las acusaciones de Ofelia y contraatacó asegurando que personas cercanas a la madre del hoy fallecido le habían enseñado a robar, lo cual habría sido el principio de su fin.

Para intentar aclarar las cosas, un primo del menor asesinado, que se identificó simplemente como Jeovanys Daniel, dijo que el día de su muerte el adolescente había discutido con la abuela por $20.000 que habían desaparecido, pero que no había pasado a mayores.

Contó que esa noche estaba con el menor y otros amigos departiendo cuando, en la madrugada del domingo, algunos salieron en busca de licor. En el camino, el hoy fallecido se encontró con otro joven que le pidió un cigarrillo como excusa para acercarse a él y dispararle.

“A él lo vendieron por $200.000, yo sé que si. Ese pelao será que quería plata para tomar o fumar, por eso lo mató. Lo agarró del cuello y le pegó el tiro desde el mentón. Hasta allá escuchamos el disparo”, relató el joven.

Tras el ataque, uno de los amigos del adolescente lo trasladó al Camino del barrio la Manga, pero no dio información sobre él, por lo que inicialmente la Policía informó del fallecido como no identificado.

Este lunes, Medicina Legal los ánimos se caldearon a tal punto que la Policía tuvo que intervenir para evitar agresiones físicas entre la madre y abuela de la víctima, quienes finalmente llegaron a un acuerdo sobre la disposición del cadáver del menor. Entretanto, las autoridades informaron que adelantan investigaciones para dar con el responsable del crimen.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.