El Heraldo
Judicial

Balacera en Villa Carolina: el atentado del que se salvó ‘JJ’

El exparamilitar habría manifestado en entrevista con el CTI que el 15 de marzo ese tiroteo era contra él.

Fue la mañana del pasado lunes 15 de marzo cuando las ráfagas de pistolas automáticas causaron pánico en el barrio Villa Carolina. Un grupo de sicarios arremetió violentamente contra una camioneta blanca cuyo conductor, por fortuna, logró escapar a toda velocidad y refugiarse en un CAI cercano. Dos meses después de ese atentado, EL HERALDO conoció que el objetivo de los delincuentes sería Javier Insignares Toro, alias JJ, pero se equivocaron y le dispararon al vehículo equivocado.

Eran las ocho cuando el grupo de asesinos llegó hasta la carrera 74 con calle 91 en dos carros y una moto. Uno de los vehículos se posó delante de la camioneta blanca mientras que otro quedó en la parte trasera. Los de la moto se acercaron a las ventanas de la camioneta y comenzaron a disparar.

El blindaje del lujoso automotor evitó la tragedia, pero los sicarios de los otros dos carros, al ver que sus compañeros no habían podido terminar la ‘misión’, también atacaron. Según las autoridades, por lo menos 24 balas fueron disparadas y por fortuna no afectaron la vida de nadie.

Tras el atentado no hubo capturas, pero un grupo de las Seccionales de Inteligencia y de Investigación Judicial de la Policía Metropolitana de Barranquilla comenzó indagar. Sin embargo, a pesar de que las autoridades informaron insistentemente en que los delincuentes se habían equivocado de objetivo, nunca comunicaron quién era la persona por quien se organizó tan elaborado plan sicarial.

En una entrevista con el CTI a la que este medio tuvo acceso, Javier Insignares Toro, alias JJ, J o el Gordo, quien fue miembro del Bloque Norte de las Autodefensas Unidas de Colombia, de ‘los Rastrojos’ y hombre de confianza de Rodrigo Tovar Pupo, alias Jorge 40, habría denunciado que ese atentado iba dirigido contra él.

En diálogo con un miembro del Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía en el marco de la 

investigación por el homicidio del abogado Oscar Santodomingo Payares, y que se llevó a cabo -según consta en el documento que recibió EL HERALDO- el pasado siete de mayo en las instalaciones de la URI de la Fiscalía en Barranquilla, Insignares Toro se pronunció sobre ese homicidio y aprovechó para “dejar constancia” de lo ocurrido el 15 de marzo.

“Quiero aprovechar esta declaración para dejar constancia que el 15 de marzo de 2021 fui objeto de un atentado frustrado, ya que se equivocaron, en la puerta del conjunto donde yo resido”, se lee en el documento.

Además, ‘JJ’ -quien fue acribillado de 12 balazos este martes al mediodía en el sector de El Amparo, de Cartagena,  por sicarios que, de acuerdo con la Policía, habían llegado de Medellín y Montería para cometer el asesinato- hizo una advertencia frente a quienes serían los autores del atentado.

“Si a mí o a cualquier miembro de mi familia o de la familia de mi mujer, que son personas sanas y sin problemas llegan a ser objeto de cualquier tipo de amenaza, atentado u homicidio, responsabilizo a los señores alias Kike, Vikingo o Pecoso, Ray, Beto, Mao o Salazar, el Mono y el Mono Paisa”.

Este medio extrajo de la declaración de Insignares Toro varios nombres por seguridad de su familia y porque algunos de los mencionados como supuestos responsables no tienen investigaciones en su contra.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.