Especiales | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un numero

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí

Una estrategia de reactivación y valor compartido para la pospandemia




Es clave promover la resiliencia económica para los Negocios de Acumulación Media, que son más del 90% del tejido empresarial.

El fuerte impacto que ha tenido la pandemia Covid-19 en las empresas hace que sea difícil mantener los negocios y los empleos.

Esta crisis ha evidenciado que, más allá de la financiación, los negocios requieren conectarse con estrategias integrales que les permitan reactivarse económicamente.

Para recuperarse, necesitan de la alineación de los actores de los ecosistemas regionales y, así, minimizar el riesgo de contagios y las pérdidas económicas.

Por esto, la Fundación Santo Domingo redireccionó su estrategia de impulso al desarrollo empresarial para una nueva realidad. De acuerdo con José Francisco Aguirre, director ejecutivo de la Fundación, es clave promover la “resiliencia económica para los Negocios de Acumulación Media, que son más del 90% del tejido empresarial; la protección del empleo y la competitividad regional; la dinamización de la demanda; los entornos de autocuidado, y la creación de valor compartido”.

Con esta hoja de ruta, la Fundación trabajará para apoyar y fomentar la generación de ingresos de los Negocios de Acumulación Media (NAM), que están concentrados, principalmente, en las actividades de servicios de alimentación, belleza, comercio al por menor y servicios turísticos. Todo esto sin descuidar a aquellas actividades económicas como el taxismo.

Así, la organización acompañará a los NAM en la optimización del flujo de caja, que incluye la refinanciación de deudas y la facilitación de acceso a convocatorias y beneficios del gobierno nacional y regional.

También, guiará a estos negocios en la creación de estrategias, el establecimiento de múltiples horarios para atender más

personas (evitando la alta ocupación), el ahorro, incremento de los servicios a domicilio para maximizar las ventas, al igual que la generación de productos complementarios para los hogares. De igual forma, los acompañará para que sean bioseguros y establezcan protocolos de desinfección y evitar el contagio.

Reactivar la economía en un mundo con coronavirus y sin cuarentena, obliga a hacer del autocuidado y la generación de productos que faciliten la prevención del contagio, un tema necesario en los negocios.

Además, la Fundación apoyará la implementación de nuevas líneas de negocio. “El Covid-19 ha sido un acelerador de la transformación digital.

Hoy, tenemos frente a nosotros la posibilidad de dinamizar y virtualizar procesos que no creíamos posibles, y abrir nuevas unidades de negocio.