Especiales | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un numero

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí

Cuide su salud mental durante la cuarentena


Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp


Las epidemias producen un impacto mental en las poblaciones afectadas, Los continuos mensajes relacionados con el riesgo generan preocupación y estrés.

Ante la aparición de un brote epidémico de una enfermedad infecciosa como el COVID-19, las autoridades sanitarias y gubernamentales deben tomar medidas que limiten al máximo la propagación de la enfermedad y preocuparse por todos los aspectos derivados de esta epidemia que puede afectar distintas áreas de la salud.

La Sociedad Española de Psiquiatría nos brinda esta información acerca de cómo nos puede afectar en nuestra salud mental el miedo al contagio a otros, el distanciamiento social, la cuarentena y el aislamiento que eventualmente podemos vivir tanto nosotros como nuestros familiares durante estos días.

Intentan describir sentimientos y pensamientos que pueden aparecer en las situaciones referidas, así como hacer sugerencias para tener una conducta saludable mientras vivamos estas medidas de salud pública.

Reacciones

Aunque cada uno reacciona de manera distinta a situaciones estresantes, una epidemia infecciosa como la que padecemos implica el distanciamiento social, la cuarentena y el aislamiento por lo que las personas pueden experimentar ansiedad, preocupación o miedo en relación a :

• Su propio estado de salud.

• El estado de la salud de otros a los que usted haya podido contagiar.

 • La preocupación de que sus familiares y amigos tengan que hacer cuarentena como consecuencia de haber estado en contacto con usted.

• La experiencia de estar en autoobservación u observado por otros por síntomas y signos de haber contraído la infección.

• El tiempo que está restando a su trabajo por este proceso, con la consecuente pérdida de ingresos y de seguridad en el puesto de trabajo.

 • La necesidad de tener que prever el abastecimiento de alimentos y cuidados médicos.

• La exigencia de atender a sus menores y familiares a cargo.

• La incertidumbre o frustración sobre cuánto tiempo durará esta situación.

• La soledad asociada con el sentimiento de haber sido excluido del mundo y de sus seres queridos.

• El malestar o rabia si piensa que ha sido contagiado por la negligencia de “otros”.

• La preocupación de ser posible vector y contagiar a otros, incluyendo a personas cercanas.

• El aburrimiento y frustración de no estar conectado a la rutina habitual de su vida.

• El mayor deseo de beber alcohol o consumir sustancias de abuso para afrontar esta situación.

• La aparición de síntomas depresivos como desesperanza, irritabilidad, cambios en el apetito o alteraciones del sueño. Si usted o alguien cercano ha experimentado alguna de las reacciones enunciadas durante más de quince días, llame a su centro de salud para valorar si precisa una atención especializada. En circunstancias como esta se está ofertando conductas telefónicas que no precisan que usted abandone su domicilio si no es estrictamente necesario

Consejos para afrontar el distanciamiento social, la cuarentena y el aislamiento

Ser consciente del riesgo que correrías si no lo hiciera

Debe tener siempre presente el riesgo que puede causar a si mismo o a los demás en su entorno si no sigue el aislamiento indicado. La percepción pública (en la calle) del riesgo de una pandemia de este tipo es muchas veces difusa y poco clara.

Afrontar las principales preocupaciones

Indague en su Centro de Salud u otro proveedor de salud sobre la cobertura de las medicaciones que podría necesitar durante el proceso y asegure su provisión.

Organizar una rutina en domicilio para uno mismo y su familia

Realizar un tiempo de ejercicio es fundamental, de hecho, está funcionando bien con los niños y los jóvenes, que están muy energéticos y les cuesta mucho estar sedentarios. De la misma forma puede ayudar a las personas con ansiedad, inquietas, con estrés.

Mantenerse conectado socialmente

Estar en contacto con las personas en las que uno confía es la mejor forma de reducir la ansiedad, la depresión, la soledad y el aburrimiento durante un aislamiento social por cuarentena.