Entretenimiento | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Peregrinaje a los lugares del festival de Woodstock, este fin de semana.
AFP

Los hippies regresan a Woodstock tras 50 años

Las celebraciones por el 50 aniversario del festival se extendieron hasta el fin semana. “Aquí es donde comenzó la vida”, dicen.

Hace exactamente 50 años, Les Poinelli se dirigía en autostop al festival de Woodstock, del que había escuchado hablar en la radio y donde conocería a la mujer de su vida.

Este fin de semana decidió regresar a Bethel, el pequeño pueblo rural al noroeste de Nueva York que marcó tanto su existencia, como cientos de hippies viejos que visten camisetas desteñidas, coronas de flores y chaquetas con flecos de cuero, emblemáticas de la era del “peace and love”.

“No podías no sentirte embargado por la multitud, por la generosidad de las personas”, recuerda Poinelli, que tenía entonces 19 años, desde el mítico escenario donde actuaron leyendas del rock como Jimi Hendrix, Janis Joplin y Santana frente a casi medio millón de personas.

Este hombre recuerda que después de pasar todo el festival con su nueva novia, Gail, se fueron detrás del escenario, donde Joe Cocker acababa de empezar a tocar, para despedirse.

“Le di un beso en la mejilla, y esa fue nuestra única aventura sexual del fin de semana”, cuenta sonriendo, mientras muestra, enmarcados, los tickets del festival.

Dos años después de haber bailado juntos al ritmo de bandas como Creedence Clearwater Revival y Canned Heat, Gail y Les contrajeron matrimonio. Tuvieron cinco hijos y 12 nietos.

Besar a Janis Joplin

Un evento de culto para toda una generación, Woodstock vio llegar entre el 15 y el 18 de agosto de 1969 a cerca de 500.000 personas a los campos de alfalfa de la pintoresca región de Catskills.

Las torrenciales lluvias no impidieron que celebraran, consumieran drogas e hicieran el amor en medio de una inusual atmósfera de libertad y anarquía.

Pese al barro, la escasez de alimentos o el uso de sustancias, el festival se convirtió en un símbolo de esperanza que cerró una década marcada por asesinatos y disturbios, en el contexto de la guerra de Vietnam.

El lugar es ahora gestionado por la asociación Bethel Woods Center for the Arts, que organiza con frecuencia conciertos y maneja un museo en memoria del festival.

RJ Pinto peregrina en su moto casi todos los años a Bethel para percibir la atmósfera de hace 50 años.

“La paz, la música y el amor realmente están ahí”, afirma emocionado. “Fue un fenómeno mundial”.

Pinto afirma haber visto de todo en el caos generalizado que dominó el masivo encuentro. Pero lo que más recuerda es el beso que le dio a Janis Joplin.

“Ella me tocó en lo más profundo”, dice, sentado en su moto. 

⚡ Vive la experiencia de una Feria Virtual 🏠 ¡Desde la comodidad de tu casa! 👉 VISITANOS 🚀

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más noticias de:

  • festival
  • Música
  • Nueva York
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web