El Heraldo
Leonardo Haberkorn
Alejandro Rosales
Entretenimiento

Leo Haberkorn: el periodista profesor que volvió a dar clase

Entre otros temas, habló de docencia y periodismo en tiempos de google.

Ante todo, Leonardo Haberkorn es periodista. La profesión y el afecto que tiene por esta lo llevó accidentalmente a la docencia y, quizás, eso fue lo que lo hizo renunciar también de manera accidentada a las aulas de clases con una carta que se hizo viral en todo el planeta.

Con mi música y la Fallaci a otra parte..., es el título que Haberkorn le dio al artículo que publicó a finales de 2015 en su blog El Informante, “de manera intencional, no se filtró” como piensan muchos, y en el que manifestó el agotamiento que le representaba “pelear contra los celulares, contra WhatsApp y Facebook” que preferían sus alumnos. “Me ganaron. Me rindo. Tiro la toalla”, escribió en ese momento.

En diálogo con Farouk Caballero, profesor de la Universidad del Norte, el periodista uruguayo le ‘madrugó’ ayer al Carnaval de las Artes en La Cueva.

“Yo lo escribí como una catarsis en un momento en el que sentí bronca, dije basta y me senté en una computadora y lo solté, nunca pensé que iba a estar acá o que iba a salir en vivo en la televisión de Bulgaria (...) y ahora soy famoso allá, es algo que me desconcierta”.

Más adelante, Haberkorn  explicó que su generación, que creció durante la dictadura en el país charrúa (de 1973 a 1985) valora el ejercicio de la política, su derecho a ejercerla y manifestarse libremente; mientras que la actual, “que nació en democracia”, no la valora porque no conoce –por fortuna– la experiencia traumática de vivir sin ella. Esta particular forma de ver el mundo, sumado al facilismo que ofrece google para encontrar datos, tutoriales de cómo escribir una crónica sin vivir realmente la profesión, por ejemplo, y de creer que el mundo es solo lo que ellos conocen de él contribuye a que algunos de los estudiantes de ahora prefieran meterse en Facebook a prestarle atención a las enseñanzas que un profesor comparta en un salón de clases.

“He vuelto a dar talleres organizados por mí, no en la Universidad”, dijo Haberkorn al final del evento, curiosamente a empresas, como una “que fabrica televisores”. 

“El público al que le daba clases eran cajeras, vendedores, técnicos que reparan televisores y fue increíblemente gratificante, porque era gente que sentía que se le estaba dando la oportunidad de ser mejor en algo, que captaba, a veces intuitivamente, que escribir bien les iba a redundar en un mejor futuro para el mundo laboral, donde fuera que estuvieran. Era gente agradecida. No les tenía que decir que apagaran el teléfono”.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • Carnaval de Artes
  • Carnaval de las Artes
  • La Cueva
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.