Últimas noticias

Embarcación fondeada en uno de los muelles de la zona portuaria de Barranquilla.
00:45

El gremio realizó un convenio con Cormagdalena para...

Momento en el que Yenis Pacheco y Daniela Ramírez dialogan con Luis Alberto García.
00:35

Yenis Pacheco y Daniela Ramírez, tía y prima del joven...

La animalista Leidy Iregui asistió a la actividad con su gata Negrita. Al fondo se aprecia la patrulla animal.
00:30

El Distrito puso al servicio de la comunidad las unidades...

Una caja de luz permite la captura precisa de la imagen para ser subida a la base de datos web del Herbario UNO, en la Universidad del Norte.
00:30

Varias carpetas del Herbario UNO, de la Universidad del...

El político y militar Benito Mussolini, durante el acontecimiento conocido como ‘Marcha sobre Roma’, que lo llevó al poder en 1922.
00:30

Hace cien años, Benito Mussolini creaba las primeras...

Las objeciones a la Ley Estatutaria de la JEP deberán ser estudiadas en el Congreso de la República.
00:30

Constitucionalistas analizan lo bueno y lo malo de la...

Jon Bilbao, actual gerente de Monómeros.
00:30

Participará en la reconstrucción de la empresa petrolera,...

El ejemplar conserva su agilidad a la hora de correr con la dirección del patrullero Eduardo Rebollo.
00:30

Los días de patrullaje del ejemplar equino cesaron en el...

Presentación de Alondra De la Parra en México.
00:30

La experiencia humana ayudó en el proceso creativo.

El ciclista barranquillero Nelson Soto, de 24 años, es uno de los mejores esprínter del Caja Rural.
00:30

El ciclista barranquillero, de 24 años, integra la nómina...

El titulo es:Einstein por siempre

Einstein por siempre

Hoy se cumplen 140 años del natalicio de este célebre físico que revolucionó la comprensión del universo  Un acercamiento a su legado desde nuestra cotidianidad.

Por: Ivonne Arroyo @ivonnearroyom

Temas tratados

Hoy se cumplen 140 años del natalicio de este célebre físico que revolucionó la comprensión del universo  Un acercamiento a su legado desde nuestra cotidianidad.

“Acabo de terminar uno de los trabajos más espléndidos de mi vida; cuando seas grande te hablaré de él”, le escribió Albert Einstein a su hijo de 11 años, Hans Albert, en los albores de noviembre de 1915. En aquel entonces, Einstein se acercaba a las ecuaciones que revolucionarían la historia de la física para siempre, que hundirían el imperio de Newton y que más de un siglo después seguirían siendo ‘madres’ de los más sorprendentes descubrimientos.

Einstein se refería a la Teoría de la Relatividad General, que da cuenta que la gravedad no es otra cosa que el efecto de la curvatura del espacio y tiempo. Nos hace entender, por ejemplo, que el tiempo no transcurre al mismo ritmo en todos los lados. La velocidad de un carro no se percibe igual desde una bicicleta en movimiento que desde el suelo, mientras que la velocidad del destello de luz de un relámpago será exactamente igual desde un auto o desde un andén. 

En ese entonces, Einstein era un joven que apenas ganaba terreno entre académicos tan ambiciosos como él, pero cuyas ideas resultaban particular y demencialmente brillantes. Tanto así, que en un lapso de seis meses logró publicar cuatro trabajos sobresalientes relacionados con la naturaleza de la luz, las moléculas, la masa y la esencia del espacio-tiempo. Por uno de ellos, el que explica el efecto fotoeléctrico, se hizo merecedor del Premio Nobel de Física en 1921.

“A diferencia de otros campos, como la sociología o la política, la física tienen ecuaciones universales y sus fundamentos nunca van a cambiar. Einstein trasciende más allá del tiempo porque habla de cómo funciona el universo”, destaca el doctor en Física y profesor de la Universidad del Norte, Rafael González, fascinado por cómo los nuevos descubrimientos del mundo atómico y sus aplicaciones en el desarrollo de nuevos materiales son también gracias al aporte de este genio, considerado el personaje del siglo XX .

“Nos maravilla también su obsesión por hacer teorías simples que tengan un gran grado de imaginación y que a la vez deben ser comprobadas experimentalmente. Muchas personas tienen esa vaga idea de que Einstein era solo un teórico y en realidad era un científico muy integral porque buscaba que su teoría no se quedara sobre el papel”, resaltó Diego Torres, profesor del Departamento de Física de la Universidad Nacional de Colombia. 

En el libro Einstein para perplejos, (Debate, Random House Grupo Editorial), los doctores en Física Teórica José Edelstein y Andrés Gomberoff abordan este vasto legado, que ellos describen como “modelo universal de inteligencia, humanidad e imaginación”. Lo hacen, además, a partir de los “momentos estelares” y del contexto histórico e intelectual en que se originaron las ideas de este científico apasionado por la navegación y el violín.   

“Somos parte de una generación que aún percibe a Einstein como un faro que guía nuestra forma de mirar la ciencia y transmitirla (...) Einstein forjó una buena parte de las ideas más radicales de la física del siglo XX: la misteriosa relatividad del tiempo, la enigmática dualidad onda–partícula que exhiben  la luz y el resto de las partículas elementales, la curvatura del espacio–tiempo, la equivalencia entre la masa y la energía, y un larguísimo etcétera”, defienden Edelstein y Gomberoff.

Es que el aporte de Einstein está incrustado, como ambos precisan, en “los entresijos más insospechados de nuestra realidad cotidiana”. Aquí algunos ejemplos. 

Sistema de Posicionamiento Global (GPS)

Poder determinar nuestra ubicación o la posición de cualquier persona, lugar o cosa en toda la tierra es posible gracias a Einstein. El GPS (las siglas en inglés para hablar del Sistema de Posicionamiento Global) es uno de los desarrollos tecnológicos más importantes de los noventas y tiene un sinnúmero de aplicaciones entre civiles y militares, cuya fuente de poder son las ecuaciones del campo gravitacional presentadas hace más de cien años por Einstein ¿La explicación? Los relojes en los satélites necesitan estar sincronizados con los situados en tierra, es decir, la Teoría de la Relatividad General. “Con esta teoría se logra hacer correcciones a la manera cómo los relojes se comportan cuando se mueven a determinadas velocidades y cuando se encuentran cerca de grandes masas”, precisa Diego Torres, profesor del Departamento de Física de la Universidad Nacional de Colombia. 

Páneles solares

Captar la energía de la radiación solar y generar electricidad, esa ‘magia’ que hacen los páneles solares, tiene origen en las explicaciones del efecto fotoeléctrico de Einstein, un trabajo escrito en 1905 y con bases en la hipótesis de Planck. Este consiste en la generación de corriente eléctrica gracias a la incidencia de la luz sobre un metal, sugiriendo la existencia de partículas de luz (fotones), elemento fundamental de la física cuántica. Una de las aplicaciones del efecto fotoeléctrico es el denominado efecto fotovoltaico, que genera corriente eléctrica como consecuencia de esos electrones libres liberados mediante el proceso fotoeléctrico.

Rayos láseres

Desde que se crearon en la década de los sesentas, el láser (amplificación de luz por emisión estimulada de radiación, por sus siglas en inglés) se ha expandido y convertido en una de las mayores industrias del mundo. Están en la electrónica del consumo, la investigación científica, la tecnología de la información, la medicina y el mundo militar. Pues bien, este dispositivo, que provoca un haz de luz coherente espacial y temporalmente, existe por sugerencia de la teoría de la emisión estimulada de Einstein, en la que este científico prevee que bajo circunstancias adecuadas, los atómos podrían convertir su exceso de energía en luz . Y esto es justo cómo funcionan los láseres, pues su luz se amplifica por emisión estimulada. 

Temas tratados

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN Entretenimie...
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
¡Hola!
Ya soy suscriptor web