Día Internacional de la Solidaridad: “Juntos somos más”

Hoy se conmemora el Día Internacional de la Solidaridad Humana, que celebra la unidad en la diversidad. Cuatro historias reflejan este sentimiento de amor y servicio hacia los demás.

Cortesía
William Carreño en una de sus visitas a los habitantes de la calle en el parque Suri Salcedo. Cortesía
Más contenidos
Por: Ivonne Arroyo @ivonnearroyom

Hoy se conmemora el Día Internacional de la Solidaridad Humana, que celebra la unidad en la diversidad. Cuatro historias reflejan este sentimiento de amor y servicio hacia los demás.

William, Andrea, María Camila y Ornella son ciudadanos comunes, como usted o como yo, pero con un sentido de las cosas que los lleva a servir y ayudar a los demás. No donan altas sumas de dinero para grandes causas, no combaten la pobreza y el hambre a nivel mundial. No, ellos solo dan de lo que tienen y pueden: de su tiempo, conocimientos, apoyo y amor. Y eso es la solidaridad, que hoy celebra su día internacional, declarado por las Naciones Unidas. Aquí, cuatro historias de personas que, en medio de la cotidianidad, celebran la unidad en la diversidad.

Hogares en la calle

William Carreño confiesa que sintió “desprecio” por los habitantes de la calle durante muchos años, pero hoy este joven de 40 años dedica gran parte de su tiempo a ellos. Cada miércoles, William, en compañía de amigos, lleva más de 50 meriendas a quienes no tienen hogar. La cena es compartida en el parque Suri Salcedo, donde hablan juntos del amor de Dios. Esa labor social, que incluye partidos de fútbol y proyecciones de películas, cumple ya siete años, de los nueve que este bumangués lleva en Barranquilla. “He conocido gente que nadie daba un peso por ellos y ahora muchos trabajan vendiendo en la calle”, cuenta William. El 24 y el 31 diciembre también lo celebrarán entre comida y regalos.  

Hogar para animales 

¿A donde van a parar los animales decomisados por las autoridades? El tráfico ilegal de especies es tan alto en el departamento del Atlántico, que encontrar un hogar y garantizar el bienestar de aquellos animales que el ser humano ha apartado de su hábitat natural no resulta nada fácil. Ornella Bayona es una barranquillera entrenadora de animales exóticos, graduada del Moorpark College en California, que forma parte de la Red Amigos de la Fauna, autorizada para acoger a animales silvestres que hayan sido abandonados o decomisados por la Policía Ambiental. Es, sin embargo, una labor de voluntarios, conocedores y amantes de los animales, pues hacerse cargo de dos tigrillos, dos monos aulladores, dos titíes cabeciblanco, tres monos nocturnos, dos ardillas, un mapache, un hurón, dos erizos, dos gallinas, cuatro ratas, dos hámsteres, dos mini pig, entre otros animales, no es tarea para todos. “A muchas personas les parece bonito tener un mini pig o un mono en su casa, pero después de un tiempo se dan cuenta que no pueden cuidarlos. Muchos aman a los animales, pero no saben el daño que les hacen cuando los separan de sus familias”, explica Bayona. Así que los animales que ya no puedan regresar a su lugar natural porque no sabrían vivir sin el hombre, encuentran todos los cuidados con Ornella, en Salgar. 

Ornella Bayona en compañía de la cerdita Peggy.
Ornella Bayona en compañía de la cerdita Peggy.

Fiestas de cumpleaños con sentido social

Andrea Martínez, de 33 años, trabaja como planificadora de bodas desde hace 12, pero hace cuatro le dio un giro a lo que hacía. Además de su oficio, Andrea organiza fiestas con sentido social. Esto es: celebra cumpleaños, quinceañeros, navidades sin cobrar por eso, sin pensar en clientes ni ganar dinero, sino con la sencilla intención de regalar un momento especial a alguien que no podría darse ese lujo. Todo comenzó, cuenta, cuando conoció la historia de Saray, una pequeña de 14 años que padecía epidermólisis bullosa, más conocida como la enfermedad de la piel de cristal. Y su sueño, como el de muchas niñas, era tener un quinceañero con un vestido rojo y lindo, orquesta, música y demás. Andrea, gracias a los aportes de distintos proveedores, le cumplió ese sueño. Saray murió meses después de esta fiesta y Andrea no ha dejado, desde entonces, de regalar eventos con sentido a los demás. 

Puertas de emergencia

Visitar las salas de emergencia del Hospital Niño Jesús en Barranquilla, cuya cobertura no da abasto, se ha convertido en una “labor maravillosa” para María Camila Jiménez y su novio Jorge Puche, que cada semana arriban a este centro de salud, sin ningún tipo de compensación o remuneración, para compartir meriendas con los pacientes y sus familiares, generalmente personas de escasos recursos. Son sus propios amigos, ya sean del colegio, universidad o vecinos de barrio, los que se suman a la misión maratónica de preparar alimento para 300 personas. Los jóvenes, de 24 y 29 años respectivamente, sirven sándwich, avena, agua panela o leche a quienes más lo necesitan.  “Es muy hermoso. La primera vez que lo hicimos dimensionamos cuánta necesidad había en estos lugares. Lo primero que nos dicen es que no tienen plata para pagarnos y les cuesta creer que solo sea un compartir. Realmente lo hacemos porque nos nace”, relata Jiménez, quien trabaja como psicóloga en un colegio de la ciudad. Cada lunes, cerca de diez personas se asoman a este recinto, a partir de las 7 p.m. para “ser hermanos”. “Sentimos que es una forma de dar esperanza. Ellos muchas veces dicen que nos ven como unos ángeles”, dice Jiménez. Este viernes, por motivos de Navidad, llevarán además algunos regalos para los niños del hospital, desde los dos meses hasta los 12 años. Reciben además pañitos húmedos y crema N°4.

Jóvenes voluntarios en el Hospital Niño Jesús.
Jóvenes voluntarios en el Hospital Niño Jesús.

Has disfrutado de todos los contenidos gratuitos del mes que ofrecemos a nuestros visitantes

Te invitamos a registrarte en EL HERALDO

¿Ya tienes una cuenta?

Disfruta de los siguientes beneficios:

Acceso ilimitado
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un dígito

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web