El Heraldo
En 1987, Adolfo Echeverría junto a sus hijos María José y Adolfito lograría su último Congo de Oro.
Entretenimiento

Adolfo Echeverría vuelve a ser protagonista del Festival de Orquestas

El fallecido Maestro será homenajeado en las Bodas de Oro del concurso.  

Con su prolífica obra musical el cantautor Adolfo Echeverría Comas fue protagonista permanente y de primera línea de las fiestas de Carnaval. Desde diciembre, con su inmortal tema Las cuatro fiestas, anunció todo el goce que se vive en Barranquilla desde el Día de Velitas, siguiendo con Navidad, Año Nuevo, hasta el gran remate de Carnaval.

Su faceta de carnavalero la reforzó con la creación de éxitos indiscutidos como Puya y hunde, La gota gorda, Gloria Peña, El guayabo, Julio Calderón, solo por mencionar cinco.

Con este extenso repertorio se convirtió en protagonista del Festival de Orquestas, en el que comenzó a salir triunfante desde 1977 con su súper éxito Amaneciendo, cumbia que había creado un año antes. Este sería el primero de cinco Congos de Oro que alcanzó en esta maratón musical. Por sus aportes a nuestra máxima fiesta cultural este músico de ascendencia galocubana, fallecido el pasado 20 de diciembre, recibirá homenaje póstumo hoy en el marco de los 50 años del Festiorquestas.

El pianista Hugo Molinares quien puso las notas del piano en Amaneciendo, en dialogo con AL DÍA recordó detalles de esa primera hazaña en el Coliseo Cubierto, donde se impusieron en la categoría Mejor Orquesta a grupos de renombre como Fruko y sus Tesos y Nelson Henríquez.

“Ellos venían con un amplio dominio en el Festival, pero para ese año nosotros veníamos arrasando con Amaneciendo, y solo con el anuncio que nos hicieron el público se estremeció. Se sentía en el ambiente el gran momento que vivíamos, al punto que el trombonista Alberto Barros, que apenas comenzaba con Fruko, se me acercó y me dijo al oído: ‘Socio no hay nada que hacer, ese Congo se queda en casa este año’. Y así fue, nuestros cantantes Alberto Puello, El Halcón de Colombia; y Freddy Cruz, El Vikingo; se lucieron con Esta risa no es de loco, de Héctor Lavoe, La Niña Triste, y cerramos con Amaneciendo. El público obligó al jurado a que nos permitieran repetir Amaneciendo y lo hicimos, nos sacaron pañuelos, es algo que me eriza la piel al recordarlo de nuevo”.

Molinares contó también que la preparación para presentarse al Festival de Orquestas era muy intensa. “Adolfo era una un director muy serio, dedicaba mucho tiempo a los ensayos, allí radicó su éxito. Siempre tenía esa ambición de presentarse al Festival y dar la lucha por el Congo. Recuerdo que ensayábamos en la casa de su mamá en Olaya, allí eran los laboratorios que nos permitieron convertimos en favoritos de la gente”.

Su compañera sentimental durante los últimos 50 años, Anastasia Arrieta, encargada de la logística de la agrupación, también recordó anécdotas alrededor del Festival. “Hubo un Congo que fue muy especial para él, y fue el que le ganó en 1987 a Pacho Galán y los Hermanos Martelo. Esa vez contó con la actuación de sus hijos María José que tenía 8 años, ella cantó Volvió Juanita, y Adolfito, que tenía solo 3 años tocó el saxofón. El público del Romelio Martínez enloqueció con esa actuación, que sería la última en este concurso, después de eso comenzó a enfermarse”.

Arrieta también hizo referencia al Congo que le arrebató el venezolano Pastor López en la categoría Conjunto, en 1979.

“Pastor López se presentó con La Inmaculada, un tema de la autoría de Adolfo, que en esa época muchos creían pertenecía a Pastor, y por eso se quedó con el Congo. En ese Festival nuestro grupo también cantó ese tema, sin embargo el premio fue para ese señor. Eso lo dejó muy dolido y como gesto de gratitud Pastor lo invitó a que levantaran juntos el trofeo”.

Anastasia relata también que la orquesta de Adolfo Echeverría era la única que en la primera década del Festival contaba con amplificación propia, lo que les permitía tener el mejor sonido en el Coliseo Cubierto, donde la acústica no era la mejor. Igualmente explicó que los músicos iban uniformados hasta con los mismos relojes y cadenas.

Sobre lo que representaba este certamen para el maestro, Anastasia Arrieta lo resume de la siguiente manera: “Más que competir, era el espacio ideal en que se entregaba al público. Había muchos artistas que se disputaban por el mejor horario para salir en televisión, pero a él lo que le importaba era compartir con los que habían ido a verlo, y por eso en muchas ocasiones abrió el evento. Contrataba el bus para sus músicos con sus ahorros, les daba refrigerios, nunca pidió un solo peso a los organizadores porque su presentación en el Festival era un regalo para la gente”.

Así será el homenaje

En el Festival, que se cumplirá hoy en la Plaza de La Paz a partir de las 2 de la tarde solo participarán algunos de los artistas más ganadores del Congo de Oro en las diferentes categorías. En este espacio habrá un homenaje póstumo al maestro Adolfo Echeverría. AL DÍA conoció que alrededor de las 10:00 p.m. la orquesta Jacaranda Show, dirigida por Donnys Peña, quien fue pupilo de Echeverría, hará un mosaico de los clásicos que inmortalizó esta figura surgida del popular barrio San Roque. El maestro Julio Ernesto Estrada, Fruko, estará con su bajo acompañándolos, y el frente musical será comanda do por Charlie Gómez y Ana Sofía Echeverría, hija de Adolfo, que interpretará Amaneciendo y Gloria Peña.

El museo ‘siempre ahí’

En la vivienda que el 22 de marzo de 2014 le entregó el entonces gobernador del Atlántico José Antonio Segebre, situada en la tercera etapa del barrio los Almendros; el cuarto del Maestro fue convertido por sus familiares en un minimuseo denominado ‘Adolfo Echeverría, siempre ahí’, tal como lo decía en sus canciones. Cientos de fotografías que muestran la época gloriosa de este orgullo currambero son exhibidas a manera de rombo en una pared. También recortes de prensa que registraron homenajes y notas sobre sus canciones, hacen parte de la galería.

“La cama especial que tenía y todos los equipos médicos los donamos. Remodelamos este espacio para hacerlo mucho más agradable, ustedes son los primeros en conocerlo, la idea es incluirle otras cosas como los Congos que se ganó y otros reconocimientos, estamos recopilando todo para que quienes quieran conocer su obra musical nos visiten”, sostuvo Anastasia Arrieta.

Una vez concluyan las carnestolendas la viuda trabajará de lleno en la conformación de la orquesta en la que Ana Sofía Echeverría será la encargada de interpretar algunos éxitos de su padre, y otras canciones de las 2.800 que permanecen inéditas. La primera producción que grabarán se denominará Lo mejor del maestro Adolfo, que incluye Son caliente, un Son Cubano inédito, y Cumbia en España.

“Debutaré como cantante, esos temas los vi nacer, mi marido los escribió mientras conversamos una tarde en el mar y ahora quiero cantarlos, yo estaré solo en los estudios de grabación, pero Ana será la que seguirá con el proyecto en firme. Junto a la producción musical también será lanzado el libro Cómo nacen las canciones y cómo mueren los compositores”, terminó diciendo Anastasia.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.