Últimas noticias

08:12

El cadáver fue sepultado en las últimas horas en el...

07:39

El número creciente de parques eólicos y de turistas que...

07:30

La vicepresidenta señaló que Colombia está promoviendo una...

Imagen de referencia.
07:10

En el país, según las estadísticas del Instituto Nacional...

07:02

Ante miles de personas, entre ellas la primera ministra...

07:00

El onceno tricolor consiguió su primera victoria en la era...

06:57

La Organización de la Cooperación Islámica (OCI) considera...

06:55

Este tipo de pez se distingue por su gran tamaño y por su...

06:43

El príncipe y su esposa Camila llegarán a La Habana como...

El titulo es:Adiós a uno de los pioneros de la psiquiatría en Barranquilla

Adiós a uno de los pioneros de la psiquiatría en Barranquilla

Armando De Hart falleció esta semana en la ciudad.

Armando De Hart, médico y psiquiatra barranquillero.

Temas tratados

Armando De Hart falleció esta semana en la ciudad.

“Eran tantas las anécdotas que tendrían que darme una página entera del periódico”, así describe el pediatra Libardo Diago al psiquiatra Armando De Hart, fallecido esta semana en Barranquilla. 

De Hart, cuenta el psiquiatra Fernando Cortissoz “fue de las primeras personas que trajo las teorías psicoanalíticas a Barranquilla a mediados de los años 60. Cuando vino a ejercer después de haberse graduado en España”. 

Cortissoz recuerda que su amistad se dio en 1977. “Desde esa época con un grupo de colegas fundamos la Asociación de Psquiatría del Atlántico, de la cual él fue presidente, después fue presidente de la Asociación Colombia de Psiquiatría. Además, con él organizamos el Congreso Nacional de Psiquiatría de 1985 y 1995”, relata. 

Por su parte, Diago afirma que era un psiquiatra de mucha experiencia. “Sus actividades estaban precisas en la ética y en la moral”.

“Fue uno de los más brillantes psiquiatras que comenzaron  a trabajar por Barranquilla”, afirma Cortissoz. 

La característica más llamativa de De Hart era su excelente sentido del humor, coinciden. “Una cosa excepcional”.

“No sabías si te estaba hablando en serio o en chiste. Tenía unas salidas y  unos apuntes extraordinarios”, dice Cortissoz. 

Además, cuenta que un grupo de cinco colegas iniciaron unas tertulias. “Nos reuníamos los martes cada 15 días, estaba prohibido hablar de psiquiatría. Invitábamos personas a que nos hablaran de muchísimos temas y cuando no teníamos, entonces veíamos una película y hablábamos”. 

 

 

Temas tratados

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN Entretenimie...
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
¡Hola!
Ya soy suscriptor web