Blogs

ENTRE LA DIPIRONA Y EL TRAMAL, CUAL PEOR ELECCIÓN

Últimamente en las ocasiones que me ha tocado visitar las salas de urgencias de cualquier EPS Contributiva o Subsidiada de esta bella “Locombia” (Colombia), he descubierto que existe un Protocolo de Manejo para el Dolor y la Hipertermia (Fiebre), tan peligroso como las patologías mismas.

Mis queridos lectores, les cuento que un Protocolo según los criterios médicos es un documento que describe la secuencia del proceso de atención de un paciente en relación  a una enfermedad o estado de salud.  Es el producto de una validación técnica que puede realizarse por consenso o por juicio de expertos. En otras palabras el protocolo describe el proceso en la atención de una enfermedad para mejorar la rapidez en el diagnóstico, efectivizar el tratamiento, y hacer menos costoso el proceso de atención, tanto para el paciente como para la entidad prestadora del servicio de salud.

Partiendo de ello, se supone que las drogas o medicamentos a utilizar deben cumplir con una serie de condiciones óptimas para mejorar la enfermedad y no para agravarla, como está sucediendo con el mal uso de Antipiréticos y Analgésicos letales para la población expuesta al riesgo, es decir para el “pobrecito” que recurre a una Urgencia a mejorar su estado de salud…

En el caso de la Dipirona, se utiliza en Urgencias para quitar la fiebre, los cólicos y los dolores, utilizándose sin tener en cuenta edad, estado del paciente y sus condiciones de tolerancia o rechazo al medicamento mismo, lo que ha producido en muchos casos hasta la muerte. Habiendo una cantidad de antipiréticos, antiespasmódicos y analgésicos de mejor presentación y mayor seguridad en su uso, propendiendo por la seguridad del paciente y evitando un evento adverso prevenible.

Quiero presentarles lo que dice el Señor Google sobre este delicado medicamento, en la última entrevista que le hice, él contestó:” El Metamizol, también conocido como Dipirona, es un fármaco perteneciente a la familia de las pirazolonas.  Es utilizado en muchos países como un potente analgésico, antipirético y espasmolítico.

El principio activo Metamizol puede presentarse en forma de Metamizol sódico o Metamizol magnésico. El metamizol actúa sobre el dolor y la fiebre reduciendo la síntesis de prostaglandinas (proinflamatorias). Se administra por vía oral e intravenosa. Se elimina preferentemente por vía urinaria y es capaz de atravesar la barrera hematoencefálica y la barrera hematoplacentaria. Tiene una analgesia mayor que el ácido acetilsalicílico y sin riesgo de lesiones digestivas ya que tiene una buena tolerancia gástrica.

Pero, la administración de este fármaco puede provocar reacciones anafilácticas que pueden aparecer en cualquier momento una vez se ha iniciado el tratamiento. Aunque no se han observado disminuciones en el número de plaquetas en sangre, si hay casos de hipersensibilidad en la piel y en las membranas mucosas. Provoca proteinuria y disminución en el volumen de orina, sobre todo en pacientes con insuficiencia renal previa o en casos de sobremedicación. También puede producir coloración roja en la orina cuando se inicia el tratamiento que desaparece una vez finaliza.
Puede provocar agranulocitosis y anemia aplásica. Hay antecedentes de pacientes que sufren reacciones adversas graves ante la administración de Dipirona: edema de glotis, shock anafiláctico y hasta la muerte.

Por eso el manejo de esta Droga debería ser muy restringido, agotando otros medicamentos con iguales condiciones terapéuticas que ella, con menos efectos colaterales nocivos para la salud del paciente.”

Por otra parte es asombroso el complemento que usan para la droga mencionada, se trata de un Analgésico de Acción Central que te quita el dolor actuando directamente sobre los componentes del sistema nervioso central, lo que enmascara cualquier patología aguda, lo que también es mortal a la hora de resolver episodios cortos como una apendicitis , por ejemplo. Se trata del Tramal.

¿Qué dice Míster Google al respecto? ¿What do you think about Mr. Google?

Él contestó:
---- “También conocido como Tramadol clorhidrato. Es un analgésico cuyo efecto se basa en la acción del fármaco en el sistema nervioso central (encéfalo y médula espinal) sobre los receptores específicos del sistema de percepción del dolor.

El TRAMAL® no debe emplearse en intoxicaciones agudas por alcohol, analgésicos y otros psicofármacos, cuando se consume simultáneamente un antidepresivo del tipo inhibidor de la MAO (monoaminooxidasa) o cuando se han consumido estos dentro de un período de 14 días antes de iniciar la administración de Tramal.
Tramadol, por su alta concentración no es recomendable para niños menores de 16 años
Una evaluación riesgo/beneficio deberá ser considerado en los siguientes problemas médicos:
Insuficiencia hepática, el metabolismo de Tramadol y de su metabolito M1 está reducido en pacientes con cirrosis hepática, lo que resulta en una prolongación de la vida media. En esta situación se recomienda reducir la dosis.

Incremento de la presión intracraneal o trauma craneal, Tramadol produce miosis (contracción de la pupila), lo que enmascara la existencia, extensión y el curso o evolución de la patología craneana.
Insuficiencia renal, la tasa y extensión de la excreción de Tramadol y su metabolito M1 disminuye, por lo que se recomienda la reducción de la dosis en pacientes con depuración de creatinina menor de 30 ml/minuto, el retraso en la excreción puede resultar en la prolongación de la vida media de Tramadol.
Riesgo de depresión respiratoria, Tramadol disminuye la expansión respiratoria y aumenta la resistencia de la vía aérea.
Convulsiones, Tramadol puede incrementar el riesgo de convulsiones en pacientes que toman neurolépticos y otras drogas que reducen el umbral convulsivo.
De acuerdo con las recomendaciones generales de hoy en día, durante el embarazo y la lactancia este medicamento deberá administrarse sólo luego de un riguroso balance riesgo/beneficio por indicación y vigilancia médica.

Una vez diagnosticado el embarazo, y de requerirse tratamiento con opioides, este deberá limitarse a un período corto. Así mismo deberá evitarse la administración prolongada, durante el embarazo ya que TRAMAL® atraviesa la placenta y puede producir síndrome de abstinencia en el recién nacido, debido a que el niño se ha acostumbrado a Tramadol.
El tratamiento prolongado con TRAMAL® puede conducir a una dependencia física y psíquica. En estos casos puede también reducirse el efecto de TRAMAL® de modo que tendrían que consumirse cantidades mayores del medicamento. En pacientes que tienden al abuso del medicamento, la duración del tratamiento con TRAMAL® deberá ser determinado por el médico y realizado bajo estrictos controles médicos posteriores.
Este medicamento puede modificar la capacidad de reacción (reflejos), de tal modo que, no se podría reaccionar lo suficientemente rápido y acertadamente ante acontecimientos inesperados y repentinos. En esta situación no se recomienda manejar vehículos, ni utilizar herramientas y otras maquinarias. El consumo de alcohol y otros medicamentos que actúan en el sistema nervioso; afectan aún más su capacidad de movimiento y estado de alerta.”

Sin desmeritar la capacidad científica de muchos galenos, a quienes respeto y admiro, hay otra cantidad de ellos que ni siquiera hacen una buena anamnesis (interrogación) a su paciente de urgencia y acuden al protocolo de manejo, sin mirar la nocividad de estos dos medicamentos descritos, lo que potencializa más la vulnerabilidad de los pacientes que acuden a urgencias sin saber el riesgo que corren con este binomio: Dipirona – Tramal, donde muchas veces la cura es peor que la enfermedad.

Así que usuarios de los servicios de salud pregunten sobre el medicamento que le van a colocar y si en lista está uno de estos, pídale al Médico de turno que lo cambie por otro menos nocivo.
 

X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un dígito

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web