El titulo es:Un alivio para el río

Últimas noticias

18:20

Uno fue absuelto por falta de pruebas. Se les judicializó...

Un perito de la Policía toma evidencias en la zona del estallido.
18:14

La institución reportó un total de 26 heridos, dos civiles...

18:13

El teléfono de Hitler, encontrado en su búnker tras la...

Los dos candidatos, Lenin Moreno y Guillermo Lasso, en una publicación del periódico El Universo de Ecuador.
18:06

Moreno alcanzó 39,4 % de los votos en Ecuador y opositor...

17:55

Daniel Moreno aprovechó el desorden de la defensa local...

El general Jorge Nieto, director de la Policía Nacional, habla con uno de los policías heridos.
17:44

El general Nieto, director de la Policía, indicó que por...

17:26

Cambio en el equipo barranquillero, sale Félix...

En este estacionamiento a cielo abierto, a un lado de la carrera 51B, fueron atracados los seis estudiantes.
16:52

El robo se registró la tarde de este sábado. Dos...

Jann Gutiérrez, Carlos Beltrán y Álvaro Pájaro.
16:40

En diferentes operativos, las autoridades capturaron a tres...

Uniformados de la Policía hablan con las víctimas del robo de este domingo en Puerto Velero.
16:30

La Policía del Atlántico se encuentra en la zona indagando...

Editoriales
07 Enero 2017

Un alivio para el río

Que la Fiscalía General haya descartado la posibilidad de corrupción en la adjudicación de la APP del río reviste gran importancia, pero persisten inquietudes sobre el impacto de la continuidad de Odebrecht en el proyecto.

La navegabilidad del Magdalena es un propósito que se mantiene firme y vigente, a pesar de las dificultades que han puesto en juego su ejecución. La Costa ha permanecido en vilo ya por más de un año, expectante frente al futuro de una inversión de trascendental impacto para el desarrollo económico regional, por cuenta de los problemas del grupo contratista -Navelena- para acreditar el cierre financiero.

Luego, una de las firmas accionistas en el consorcio, la brasileña Odebrecht, se vio envuelta en un escándalo trasnacional de pago de sobornos que amenazó con salpicar sus proyectos en Colombia y enlodar así, de paso, las esperanzas de una intervención estructural de fondo en el río, como la vienen reclamando desde hace décadas los sectores productivos de la Región.

No tardaron los líderes empresariales y políticos en urgir una investigación en el plano local, para asegurarse de que la APP del río, un proyecto que contempla inversiones por $2,5 billones, no estaba comprometido en la saga de corrupción orquestada por los brasileños.

Llega ahora una noticia crucial para despejar un panorama que ya era suficientemente turbulento por los líos financieros. La Fiscalía “descartó la posibilidad de corrupción en la adjudicación de las obras del río Magdalena”, luego de revisiones de contratos y entrevistas con los involucrados. Su concepto responde de forma contundente a una gran preocupación regional, y representa un alivio para los sectores que temían que el contrato estuviera envuelto en manejos ilegales y, en consecuencia, se cayera su ejecución.

La declaración de la Fiscalía es una buena noticia, tratándose de una inversión tan importante para la Costa y Barranquilla. Y porque un barranquillero estaba al frente de Cormagdalena cuando se adjudicó el contrato.

La Fiscalía ha anunciado que continúa con la revisión de otros contratos y procesos en los que participó Odebrecht en el país, puesto que esta confesó haber pagado, supuestamente, 11 millones de dólares para resultar favorecida en selecciones. 

Para el caso de Odebrecht y su participación en el proyecto de navegabilidad, sin duda es indispensable la claridad jurídica y legal, esa certeza de que el proceso no está en tela de juicio, para que la ejecución finalmente se pueda poner en marcha sin más dilaciones. Sin embargo, no se despeja aún la inquietud sobre el impacto que puede llegar a tener la continuidad de Odebrecht en la APP, con sus consabidos problemas de reputación. 

¿Qué va a pasar? ¿Aparecerá quien le compre su parte, como se dijo que haría el magnate mexicano Slim? Que Odebrecht, metido hasta el cuello en el escándalo de corrupción más grave, según EEUU, siga como accionista mayoritario de Navelena crea una situación nada tranquilizante, por decir lo menos.

Imagen de estefaniafajardo