El Heraldo
Editorial

La prevención es la clave

En lo que va de este año se han reportado 496 casos de dengue en el departamento, 175 más que los confirmados entre enero y marzo de 2018. Una cifra preocupante para el sector salud del Atlántico.

Están encendidas las alertas en el Atlántico a raíz del aumento del número de casos de dengue en lo corrido de 2019.

En efecto, según cifras suministradas por la Secretaría de Salud del departamento, desde el pasado enero hasta lo que va de marzo se han registrado 496 casos –seis de ellos mortales–, 175 más que los ocurridos en el mismo período de 2018, cuando se reportaron 321 contagiados. Los municipios más afectados han sido Baranoa, Soledad, Ponedera y Malambo.

Esta enfermedad tropical, que amenaza la salud de la mitad de la población del planeta, ha experimentado un incremento sustancial de enfermos con diagnóstico confirmado en los últimos cinco años, un motivo de preocupación para autoridades sanitarias y gobiernos nacionales y locales.

El virus del dengue se transmite por la picadura del mosquito aedes aegypti, el cual se reproduce cerca a depósitos de agua. Es por eso que la administración departamental ha emprendido una campaña de prevención para concientizar a la ciudadanía acerca de la necesidad de darle un buen manejo al tratamiento de las aguas almacenadas en las casas. Más aún en la época del fenómeno de El Niño, que es cuando los hogares acostumbran a tener depósitos de agua para mitigar los efectos de la sequía.

La iniciativa, llamada ‘Métele un golazo el dengue’, se centra en recomendarles a los habitantes del departamento, con énfasis en los lugares en los cuales no se han presentado casos –como Candelaria, Piojó, Repelón, Santa Lucía y Santo Tomás– mantener cubiertas las albercas y los tanques de almacenamiento de agua, cambiar el agua limpia al menos cada cinco días y acudir de inmediato a un centro asistencial en caso de presentar síntomas como dolor de cabeza o abdominal, escalofríos, fatiga, pérdida de apetito o sangrados, entre otros.

Adicionalmente, ha sido de gran ayuda el apoyo de la Cruz Roja, que, mediante una intervención directa en las comunidades en mayor riesgo, desarrolla actividades pedagógicas para eliminar criaderos del mosquito y jornadas masivas de limpieza.

Estas acciones institucionales no serán eficientes si los ciudadanos no atienden las recomendaciones, si no sirven de replicadores de la información en sus barrios, si no hacen conciencia del peligro que corren si no aprenden a manejar el riesgo con responsabilidad.

Hay que tenerle miedo al dengue, pero también es preciso unir esfuerzos entre autoridades y ciudadanos para minimizar la vulnerabilidad de la población y prevenir –esa es la palabra clave– su propagación por nuestro departamento.

Ahora disponible en: Spotify
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Editoriales

El Heraldo
Editorial

PAE a cuentagotas

Justo cuando comienza el cuarto mes del año en curso y dos meses después del inicio del calendario académico, de los siete departamentos de la región Caribe tres no han comenzado aún a ejecutar el Programa de Alimentación Escolar al que est

Leer
El Heraldo
Editorial

Inflación sin control

La decisión de la Junta Directiva del Banco de la República de subir las tasas de interés al 5 %, en un nuevo intento para contener la galopante inflación en el país, podría quedarse corta o ser insuficiente ante el alza de los precios que,

Leer
Ver más Editoriales
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.